[spa] ¿El final de Europa? "El gran desastre europeo"

Artículo publicado el 16 de Enero de 2016
Artículo publicado el 16 de Enero de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Una tormenta se acerca. La Unión Europea colapsa. El nacionalismo se ha impuesto. La película de Annalisa Pirasa y el antiguo redactor económico Bill Emmott, "El gran desastre europeo", muestra una tenebrosa imagen del futuro, a la vez que analiza cómo podemos evitar tal catástrofe.

En "El gran desastre europeo" se escenifican dos planos, el presente y el futuro. Vemos un avión que atraviesa las oscuras nubes del futuro europeo.A bordo, un arqueólogo (Angus Deayton), conversa con su joven compañera de asiento (Flavia Piras Trow). Él la habla acerca de un artefacto histórico. ¿El artefacto? La Unión Europea. Nuestro arqueólogo narra melancólicamente lo que un día fue la Unión Europea, lo que representaba, y cómo contrarrestó su declive.

En ese futuro reina el nacionalismo, la UE se ha disuelto, Nigel Farage es primer ministro británico, Marine le Pen presidenta de Francia. Mientras ambos pasajeros conversan, el avión vuela sin rumbo. Alemania lidia con una crisis energética y, repentinamente, no acepta visitantes. El avión busca otros posibles países donde aterrizar, pero ninguno le acepta. Una situación similar a la Europa anterior al tratado de Schengen, en la que los viajeros debían cumplir unos estrictos requisitos para atravesar las fronteras.

"Queríamos representar una pesadilla del futuro, una pesadilla en la que el espectador encontrara referencias personales", explica la directora Annalisa Piras. "Hace 20 años disfrutamos en Europa de libertad de movilidad. Pero, ¿y si esta libertad se suprimiese de repente? Las jovenes generaciones están acostumbradas a poder moverse libremente, pero esto no es, ni mucho menos, la norma general. Corrientes anti-europeas insisten en lo bien que estaríamos fuera de la UE, pero ocultan todo lo que perderíamos. Nuestra idea era desarrollar y mostrar un escenario: Europa dentro de 20 años".

De vuelta al presente: Expertos y ciudadanos de toda Europa hablan de la actual crisis. La población de Barcelona sufre la austeridad económica y sus limitaciones. En Margarete (Kent), una pequeña ciudad costera británica, presenciamos la campaña electoral del partido United Kingdom Independence Party (UKIP).

Finalmente, un fotógrafo croata informa sobre el nacionalismo en su país y los efectos del conflicto de los Balcanes. Esto son pequeñas pero fascinantes piezas del rompecabezas del la actual crisis europea.

Más que simple ficción...

El documental no se libró de críticas por parte de los euroescépticos. Acusada por el UKIP de simple propaganda proeuropea, la película fue calificada de alarmista en el periódico Daily Telegraph. La película es crítica, defiende a la UE pero, al mismo tiempo, aboga por enormes reformas.

Expertos de dentro y fuera de la unión describen el tratamiento de la crisis financiera y critican que no se asuman responsabilidades, y la falta de transparencia. Un tema recurrente es además el creciente alejamiento entre Bruselas y el pueblo europeo. Por otro lado, la película rememora los logros y avances desde el período de posguerra y propone soluciones a la crisis. Datos y gráficos revelan un valioso trabajo de investigación. Así es documentado, por ejemplo, que los 2,3 millones de cuidadanos de Reino Unido aportan con sus impuestos cerca de 20 mil millones de libras más que lo que reciben en ayudas sociales.

La película "El gran desastre europeo" aparece en el momento perfecto. Partidos nacionalistas como el Podemos español o el griego Syriza han aumentado notablemente su poder. Desde hace tiempo,el futuro económico y político de Grecia pende de un hilo. Gran Bretaña, por su parte, votará en el año 2016 en un referéndum sobre su pertenencia a la UE.

Crear una conciencia común

La directora Piras espera, mediante un tour internacional y diversas proyecciones independientes organizadas en la página web oficial, impulsar un nuevo debate. "Como autores y periodistas tenemos la esperanza de que la película contribuya a formar una nueva conciencia europea. Los políticos no son capaces de ello. Nosotros debemos, entonces, tener bien claro lo que nos jugamos, y presionar a los políticos para hallar finalmente soluciones. Lo que necesitamos de manera urgente es un gran debate sobre cómo podemos reformar la UE para cambiar a mejor."

Dicho debate ya ha comenzado. El 9 de mayo, día oficial de Europa, Annalisa Piras fue como invitada al Young European Movement en el King´s College de Londres. Junto con Anuja Prashar, candidata de Liberal Democrats, y el ex-ministro de asuntos europeos, Denis MacShane, discutió sobre la película. Todos los participantes estuvieron de acuerdo en que antes de comenzar cualquier reforma es necesario un diálogo común y masivo.

El Brexit no es aún definitivo. Los resultados de las encuestas varían. Los más recientes datos de YouGov revelan un apoyo a la permanencia en la Unión del 45 % mientras que un 35 % está en contra - el mayor contraste desde el comienzo del sondeo en YouGov-. Annalisa Piras observa el desarrollo del debate con cautela:

"Gran Bretaña es muy importante para Europa, su papel es fundamental. En el pasado hubiera sido beneficioso para el pueblo británico obtener más información acerca de las ventajas e inconvenientes de la separación de Europa. Sin embargo, temo que ningún debate razonable con información válida vaya a tener lugar aún. Por consiguiente, existe el riesgo de que los británicos abandonen la Unión con ideas equivocadas. Este es un momento crucial. Todos los países europeos están atentos a la evolución del proceso. La película está destinada principalmente a público británico. La separación causaría un efecto bola de nieve en la UE, del que no habría vuelta atrás".

Mientras que el debate público está estancado en la simple cuestión dentro-o-fuera, "El gran desastre europeo" ofrece claramente diferentes perspectivas y hace hincapié en la urgencia de discutir este asunto. Además, muestra lo que perderíamos en caso de salir de la UE, así como lo que hemos conseguido hasta el momento.

También vemos reflejado cuán distinta es la visión de Europa desde el exterior y dentro de la misma. Los británicos votan su salida, mientras que miles de refugiados arriesgan su vida para venir a Europa. La directora Piras lo resume de forma certera: "Queremos romper con la ufanía de aquellos europeos que viven aquí y lo encuentran normal. Para otros,Europa es la tierra codiciada, y nosotros no lo reconocemos, no podemos siquiera comprenderlo".