[spa] Elecciones en Bélgica: tres de sopetón

Artículo publicado el 23 de Julio de 2014
Artículo publicado el 23 de Julio de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Los bel­gas han acu­di­do a las urnas para ele­gir a sus re­pre­sen­tan­tes en los tres ni­ve­les. La N-VA, el par­ti­do na­cio­na­lis­ta fla­men­co, con­fir­ma su es­ca­la­da. La ex­tre­ma de­re­cha desaparece prác­ti­ca­men­te y el par­ti­do de ex­tre­ma iz­quier­da ra­di­cal con­si­gue es­ca­ños en el Par­la­men­to.

El 25 de mayo de 2014, Bél­gi­ca ha vi­vi­do un mo­men­to único a nivel elec­to­ral: los bel­gas iban a votar para las eu­ro­peas, las fe­de­ra­les y las re­gio­na­les. Estas elec­cio­nes mar­ca­rán el pai­sa­je po­lí­ti­co du­ran­te los pró­xi­mos años...

La N-VA con­si­gue los votos del Vlaams Be­lang

Como pre­de­cían los son­deos, la N-VA, el par­ti­do se­pa­ra­tista fla­menco, es el gran ven­ce­dor de estas elec­cio­nes. En Flan­des, el par­ti­do de Bart De Wever su­pera el 30 % de los votos. A ni­vel na­cio­nal, acu­mu­la el 20,3 % de los votos, le si­guen a gran dis­tan­cia el Par­ti­do So­cia­lis­ta fran­có­fono (PS) y el Par­ti­do Cris­tiano neer­lan­dó­fono (CD&V) con el 11,7 y el 11,6 % de los votos, res­pec­ti­va­men­te. La N-VA se ha be­ne­fi­cia­do de la caída del Vlaams Be­lang, par­ti­do de ex­tre­ma de­re­cha an­ti-UE, que ha pa­sa­do del 7,8 al 3,7 % en las fe­de­ra­les.

Por su parte, el par­ti­do eco­lo­gis­ta fla­men­co Groen ha ga­na­do casi un 2 % en las elec­cio­nes fla­men­cas. Su ho­mó­ni­mo fran­có­fono no puede decir lo mismo: Ecolo ha su­fri­do un ba­ta­ca­zo hu­mi­llan­te, vi­si­ble sobre todo a nivel re­gio­nal: el par­ti­do verde ha pa­sa­do de 14 a 4 es­ca­ños en el Par­la­men­to valón. La in­te­rrup­ción del re­em­bol­so de los cer­ti­fi­ca­dos ver­des para fo­men­tar la pro­duc­ción de ener­gía re­no­va­ble está de­trás del ba­ta­ca­zo. Pa­re­cía tam­bién que el PTB, par­ti­do de iz­quier­da ra­di­cal, po­dría be­ne­fi­ciar­se de los votos de Ecolo. Dos miem­bros del par­ti­do han con­se­gui­do un es­ca­ño en el Par­la­men­to fe­de­ral.

La ma­yo­ría frena el es­tro­pi­cio

A pesar de la cri­sis y los re­cor­tes pre­su­pues­ta­rios del go­bierno de Di Rupo (PS), los par­ti­dos de la an­ti­gua coa­li­ción han con­se­gui­do fre­nar la san­gría de votos. El PS es el pri­me­ro en Va­lo­nia y en Bru­se­las, pero ha per­di­do un 2 % en las fe­de­ra­les. Los otros par­ti­dos de la an­ti­gua coa­li­ción se han es­ta­bi­li­za­do.

En 2010, la po­lí­ti­ca fe­de­ral mar­cha­ba al ra­len­tí de­bi­do a las lar­gas ne­go­cia­cio­nes que se en­ta­bla­ron para for­mar go­bierno. En efec­to, fue ne­ce­sa­rio es­pe­rar  541 días para que so­cia­lis­tas, li­be­ra­les y de­mo­cris­tia­nos for­ma­sen go­bierno, lo que cons­ti­tu­yó un ré­cord mun­dial. Por ello, solo han dis­pues­to de dos años y medio para aco­me­ter la sexta re­for­ma del Es­ta­do, con el apoyo de los ver­des.

En resumen, el gobierno podría hacerse de un segundo mandato, lo que implicaría que el gran vencedor de las elecciones, la N-VA, quedara fuera del gobierno federal. Ahora bien, el rey Phi­lippe ha dado a Bart De Wever la iniciativa para que entable negociaciones en vistas de constituir un gobierno.

DERECHO DE VOTO: LA EXCEPCIÓN BELGA

Bélgica es uno de los cuatro Estados miembros en los que es obligatorio votar. Chipre, Gracia y Luxemburgo completan la lista. Al igual que sus vecinos luxemburgueses, Bél­gica registra una tasa de participación cercana al 90 %. Por el contrario, los habitantes que acuden a votar en los otros dos países no son tan numerosos: el 58,2 % de los electores chipriotas y el 44 % de los griegos han acudido a las urnas.

En el conjunto de la UE, el 43,1 % de los electores han ido a votar, lo que estabiliza las cifras de 2009. Los dirigentes europeos se alegran de que la tasa de participación no ha descendido, por primera vez desde la instauración de las elecciones europeas.

Bél­gica para torpes

¿No sabéis como funciona el sistema político belga? En el siguiente vídeo humorístico en inglés descubriréis por qué Bélgica es única: