[spa] EU Presidency: Six Months on the Green!

Artículo publicado el 30 de Enero de 2014
Artículo publicado el 30 de Enero de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Por An­toi­ne Patoz; Traducido por Da­ni­ca Jor­den En un mes, Irlanda habrá entregado las llaves de la Unión Europea a Lituania. Todos los Jefes de Estado se reúnen hoy en Bruselas para una conferencia europea, con la oportunidad de convertirse en el centro de atención en la presidencia irlandesa. Tras un año de una recuperación Europea agobiada por la crisis económica, Eu­ro­pa necesitaba acrua.

La presidencia Irlandesa hizo campaña por una recuperación “centrada en las personas y sostenible”, invirtiendo en un “crecimiento favorable para el empleo y en recursos europeos.” Se dio prioridad a consolidar la unión banquera para garantizar la estabilidad. Invertir en empleo vendría de consolidar el futuro mercado único, y todo vendría apoyado por un presupuesto “fundamental” que “basaría la recuperación de la economía europea en el crecimiento.”

¿De la forma irlandesa?

Hasta el 2000, Irlanda era considerada como un modelo en el panorama político europeo. En 1999, registró un crecimiento del 11,1 %. El apoyo europeo tuvo mucho que ver en ello y demostró así su eficiencia. Pero Irlanda también decidió reducir su tasa de impuesto con el fin de atraer a numerosas compañías extranjeras. El déficit finalmente explotó y en el 2010 el milagro se había convertido en un espejismo.

El pasado febrero, el presidente de la República de Irlanda Michael D. Higgins declaró que “El crecimiento está de nuevo presente. Después de dos años, estamos saliendo de la crisis”, antes de añadir: “Hemos pagado el precio.” En efecto, al llegar a este punto, los drásticos recortes de presupuesto y las reducciones masivas de salario se hicieron necesarias. Y todavía no ha acabado, ya que el desempleo supera el 15% y los ingresos en los hogares han disminuido un 25%.

Resultados cualificados

Por consiguiente, Irlanda esperaba tiempos mejores cuando asumió la presidencia. De hecho, su programa rezaba, “el año 2013 marca el comienzo de una nueva fase apara la recuperación de la economía europea.” Desafortunadamente, este no fue el caso. El desempleo se encuentra en su nivel  más alto desde hacía 15 años y 10 países europeos se enfrentan a la recesión.

El viceprimer ministro de Irlanda ha declarado recientemente que “todavía no se ha firmado el presupuesto”, “Estoy convencido de que seremos capaces de llegar a un acuerdo con la MFP antes de llegar a finales de junio. Pero para hacerlo necesitaremos la plena cooperación del Parlamento.” Solo cabe esperar que estén tan convencidos como nosotros.

El caso de Apple ha hecho que el senado americano considere que Irlanda se encuentra en un paraíso fiscal. Esto es una vergüenza, estando en vísperas de una cumbre dedicada a la lucha en contra del blanqueo de dinero. Pero hay que reconocer ante todo que la cumbre de hoy puede ver el nacimiento de una unión bancaria europea, gracias en gran parte a Irlanda.