[spa] Immigration, Huntington and the EU

Artículo publicado el 11 de Junio de 2015
Artículo publicado el 11 de Junio de 2015

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Un grave debate sobre inmigración aún continua en Europa después de los ultimos trágicos eventos en el Mediterraneo. ¿Cómo debería Europa actuar ante la inmigración? La historia de Europa ha sido creada por la migración, es por ello que debe aprender del pasado para ganar los desafíos del futuro.

Salir o morir

Vuelta al siglo XIX, entre 1845 y 1852, la Gran Hambruna ocurría en Irlanda, llevando a la muerte alrededor de 1 millón de irlandeses que de repente estaban privados de comida, exactamente de patatas, las cuales, por ese entonces, representaban el 80% de su suministro de comida, especialmente para el segmento de la población más pobre. Una de las consecuencias sociales más grandes de este desastre fue, naturalmente, la inmigración.

La primera ola de inmigración masiva a los Estados Unidos define este periodo en la Historia, cuando cerca de un millón de inmigrantes irlandeses hambrientos buscaban esperanza, llevándose con ellos tradiciones y religiones. Cincuenta años después, por 1900, Estados Unidos era la casa de 8.8 millones de personas que habían llegado poco a poco de todas partes del mundo, creciendo la población total cada año. Por 1970, los inmigrantes representaban el 4.7 por ciento de la población de USA y creció el 6.2 por ciento en 1980. A partir del 2010, el 25% de la población de USA por debajo de los 18 años era la primera o segunda generación de inmigrantes. El ocho por ciento de todos los bebés nacidos en E.E.U.U. eran en el 2008 de padres inmigrantes ilegales, de acuerdo con los datos del análisis del Instituto Nacional de Estadísticas de los Estados Unidos en el Centro Hispánico Pew.

La Inmigración todavía ocurre

Este complejo fenómeno demográfico continua creciendo y los inmigrantes contemporáneos, actualmente, cuentan con, alrededor de un 44% de toda la población de los Estados Unidos. En el siglo XIX, la gente llegaba principalmente de Europa, pero cuando los Estados Unidos admitieron más inmigrantes legales fue entre el año 1991 y 2000, que hubo un repentino movimiento de gente que venía  de México, China, India, Filipinas, República Dominicana y otros países. Además,  una encuesta del Instituto Nacional de Estadísticas muestra que en el 2050, un distrito de la población americana será de ascendencia hispánica. También,  la misma investigación estima que  la población de USA será alrededor de 319.000.000. Estados Unidos es la tercera nación más poblada en el mundo, después de China y la India, y la más grande en economía nacional alimentada por su alta productividad.

¿A dónde nos conduce todo esto?  Si pensamos en la inmigración como un motor de desarrollo más que como un ataque colosal contra nuestros principios y tradiciones, veríamos la otra cara de la moneda y dejaríamos de hacernos tantos problemas sobre ello.

La inmigración todavía ocurre

Un problema de cultura

cuando Samuel Huntington defendió inteligentemente en su trabajo, The Clash of Civilizations,1992, que  la época de la ideología terminaría y el mundo solo volvería a un estado normal de asuntos caracterizados por el conflicto de cultura. En su tesis antropológica y social, él argumenta que el eje principal del conflicto iría en el futuro sobre líneas culturales y religiosas.

El multiculturismo es bueno para el desarrollo de la sociedad y también para el progreso humano. Lo que está ocurriendo actualmente sobre la Unión Europea es simplemente inaceptable. Primero y ante todo, porque hablamos de personas necesitadas: emigrantes que intentar alcanzar nuestro continente, huyendo de guerras, pobreza y enfermedades. El circo mediático en Inglaterra y también en Francia, Hungría y muchos otros países, se centran en políticas internas de miedo, y segundo, no son reales. Las pruebas demuestran que los inmigrantes en Gran Bretaña crearon riquezas en Reino Unido contribuyendo con £20 billones en las finanzas públicas de Reino Unido entre el 2000 y el 2001, de acuerdo con la investigación llevada a cabo por dos economista de migración en la Universidad de College. Lo más indignante de toda esta sentencia es el hecho de que los inmigrantes pagan muchos más impuestos que beneficios reciben. Agradezcamos, por una vez, la posición de Merkel con respecto a la de Mr. Cameron, sobre su intento del libre movimiento de la gente en Reino Unido. ¿Por qué prohibir a la gente que cruce un territorio pero aún dejar vía libre para sus productos nacionales? ¿Deberían los líderes europeos prohibir la entrada del café que viene de África o Brasil, del buen chocolate o la cerveza de Bélgica, o de los buenos vinos que vienen de Portugal, España, Francia e Italia? ¿Deberían?

Si la Historia nos enseña algo, es que podemos mirar atrás y ver los retrocesos y progresos del pasado y aprender de ellos. En un rápido resumen sobre el siglo pasado, vemos que la inmigración ha hecho que el mundo se mueva hacia adelante, así como esos inmigrantes del ayer hicieron el mundo en el que hoy vivimos. Desgraciadamente, vivimos en una era donde la búsqueda de poder es la norma y el respeto por el ser humano como persona parece desaparecer.