[spa] Karima Delli : « Europa ya no es querida »

Artículo publicado el 4 de Marzo de 2017
Artículo publicado el 4 de Marzo de 2017

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Tras haber perdido las primarias de los ecologistas en Francia, Karima Delli ha digerido rápido su derrota marchándose a emprender otro combate en Bruselas: Europa. Eurodiputada desde 2009, la joven representante de 37 años tiene efectivamente un plan para salvar al Viejo Continente. Un plan que nos cuenta. Entrevista

cafébabel : ¿Cual es el principal problema de Europa? 

Karima Delli : Europa ya no es querida. Porque frente a los grandes desafíos, tenemos a jefes de estado que no han estado a la altura. En la crisis de los refugiados, para una vez que Europa ha propuesto un gran plan de reparto, estábamos ante jefes de estado que, entre Orban y el resto, han impedido todo. Además, Europa ya no es ejemplar. Barroso (antiguo presidente de la Comisión Europea, nda) se ha ido a Goldman Sachs. Tenemos a una antigua comisaría (Neelie Kroes, nda) que ha dirigido una sociedad offshore. ¡Fuera! ¡Ya basta! Hay que dejar de mentir. En mi programa, quiero que se acabe con el doble discurso entre Paris y Bruselas. Hay demasiados políticos que critican a Europa mientras que se benefician de ella. Sin embargo, los ciudadanos europeos, están ahí. Y cuando se les consulta, están preparados. 

cafébabel : ¿No habrá también un problema de relato europeo? A menudo se dice que todo va mal…

Karima Delli : Hay que tener cuidado. Somos la generación que debe relanzar el sueño europeo. Todo el mundo dice que es complicado. Pero, ¿usted cree que fue fácil conseguir la semana de vacaciones pagadas en los años 30? Aquellos que abogaban por el fin de la esclavitud, ¿piensa que no sufrieron? Tenemos que ser de nuevo utópicos. Hay que luchar por conseguirlo.

Sobretodo hay que dejar los viejos modelos de partidos. Para ello, lo primero que hay que hacer, es dejar de hablar de nuevos tratados y lanzar un proceso constituyente. Dicho de otro modo, hay que hablar con la gente y preguntarles si tienen ideas que deseen aportar al debate. Un proceso constituyente es, entre todos, redactar un nuevo tratado.¿Cómo hacerlo? Tenemos todas las herramientas para ello, las redes sociales en primer lugar. Incluso se puede hacer entre los 28. Se han lanzado iniciativas ciudadanas con peticiones on line, se puede comenzar a federar con nuevas ideas.  

cafébabel : ¿Por donde empezar? 

Karima Delli : Es necesario que Europa se ocupe de los verdaderos problemas. No es normal que todavía estemos ahí con el tema de los paraísos fiscales. No es normal que aún no hayamos podido introducir la tasa sobre las transacciones financieras. En realidad, hay dos problemas en Europa. Por un lado, es demasiado tecnócrata. Y por otro, falta armonización tanto social como fiscal. Trabajo mucho en el dumping social. Lucho por un salario mínimo europeo. Pero realmente es una gran batalla. 

cafébabel : ¿Cómo conseguir que los jóvenes se interesen por Europa?

Karima Delli : Haciendo que la descubran. Aunque no es suficiente. Personalmente, no he podido hacer un Erasmus. ¿Por qué? porque no tenía medios. El Erasmus es siempre para los mismos, es decir, nunca es para aquellos provenientes de las clases populares. Por lo tanto, lo primero: inventaría el servicio cívico europeo, ¡enseguida! 

cafébabel : Pero ya existe el SVE…

Karima Delli : (da golpecitos sobre la mesa) No es lo mismo, y de todos modos ¿quién lo conoce? Yo quiero hacerlo obligatorio. Durante la etapa estudiantil, coges seis meses para conocer lo que sucede en otros sitios. Yo manejo esta cifra: todos los años enviamos a un millón de jóvenes a Europa. Para que hablen entre ellos, para que trabajen el tema de la cohesión, para que se conviertan en las mentes brillantes del futuro. Para que reduzcamos la cuestión de las diferencias. Para evitar los viejos debates franceses podridos: la identidad nacional, la inmigración… Eliminemos todas esas cuestiones y quedémonos solamente con una de ellas, la de cómo crear una identidad europea.

En el Parlamento Europeo, hemos luchado como nunca por los jóvenes. Hemos puesto en marcha enseguida la garantía juventud. Es decir, un dispositivo que permite a todos los jóvenes que no tienen trabajo, acceder a becas, formación o a un puesto de trabajo de calidad. Hemos desbloqueado seis mil millones de euros para ello. 

cafébabel : Le devuelvo la pregunta: ¿quién lo sabe?

Karima Delli : Vale, pero funciona. Si observa los países que la han puesto en marcha, funciona: en Finlandia, en Dinamarca, en Alemania, en Italia…el problema en Francia, es que no hay comunicación al respecto. E incluso le pregunto ¿conoce usted la postura de Francia sobre Europa? No hay debate europeo en Francia. No tenemos ministerio, ni consejeros. En Francia cuando se llama a alguien para negociar sobre Europa, ¿a quién se llama? Sólo tenemos una Secretaría de Estado. Pero, en serio ¿qué hace? Nunca impone el debate europeo. Merkel, por ejemplo, ¿qué hace antes de ir al Consejo de Europa? Va al Bundestag (Parlamento Alemán, nda) a hablar de Europa y todas las televisiones están ahí. Incluso en el equivalente “Café du Commerce” en Alemania, en ese momento, se habla de Europa. 

cafébabel : ¿Cómo se lo explica?

Karima Delli : Los medios no hablan lo bastante de Europa. Me apena y también me enfado mucho cuando me dicen que no se conoce a nuestros diputados europeos. Cuando hay un debate sobre Europa ¿a quién se invita? ¿a los diputados nacionales que no saben absolutamente nada, a los jefes de partido que son verdaderamente inútiles? Los diplomáticos alemanes, todos se pelean por ir a Europa. Nosotros, enviamos a los segundos espadas, o a gente de dudoso pasado politico. Europa no es un lugar para jubilarse, es demasiado importante para eso. Son los que han hecho un Erasmus los que tienen que ser los embajadores de Europa. Hace falta un relevo. No entiendo cómo no se ha pensado antes en ello. Cada vez que voy al Parlamento, me repiten que Francia es genial, que lo que hacemos con las viviendas sociales está muy bien, que nuestra protección social es ejemplar, etc… Pero todo esto que hacemos bien, ¿quién lo cuenta? Nadie.