[spa] Migration: can the EU put an end to this tragic situation?

Artículo publicado el 28 de Junio de 2017
Artículo publicado el 28 de Junio de 2017

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Antonio Tajani, presidente del Parlamento europeo, prometió este miércoles un cambio en inmigración antes de la cumbre del Consejo Europeo. No obstante, no se ha producido ninguna novedad durante estos dos días de negociaciones. Tusk, presidente del Consejo de la UE, declaró que “la situación sigue siendo crítica” y que la UE continuará esforzándose por contener el flujo de inmigrantes.

Esta edición del Consejo Europeo se ha congregado bajo la bandera de la unión de los estados miembros de la UE, con una firme voluntad de colaboración entre la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés, Emmanuel Macron. Aun así, sorprendentemente, no se ha anunciado ninguna novedad respecto a las cuestiones de inmigración. Macron mencionó que “no se trata de un problema de unos cuantos países, sino de un desafío para todos que exige una respuesta en común”.

Esto es exactamente lo que el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha pedido a los estados. Tras mencionar la desigualdad existente entre los compromisos y contribuciones nacionales al fondo fiduciario de África, ha instado a sus colegas a equilibrar la situación. Se han mantenido las sanciones contra Hungría, la República Checa y Polonia, que no están alcanzando los estándares impuestos por la UE. El fondo fiduciario de emergencia para África de la UE se lanzó en el 2015 durante la Cumbre de La Valeta sobre migración. La idea es abordar los asuntos de migración desde sus orígenes, promoviendo la economía y la igualdad de oportunidades.

Conclusión: La UE debe continuar colaborando con los países africanos de los que proceden los inmigrantes y formar a los guardacostas de Italia y el Líbano. Los estados miembros continuarán con su renovado Plan de Acción sobre Retornos, que consiste en decidir quién tiene derecho a quedarse y quién debe ser enviado de vuelta a casa.

p { margin-bottom: 0.1in; line-height: 120%; }a:link { }

Antes de la cumbre, se publicaron tanto una declaración firmada por 17 ONG como una carta abierta de los Socialistas y los Verdes. Ambos documentos critican, en esencia, las acciones actuales y le piden a la UE que ponga en marcha las acciones adecuadas. Las ONG proponen centrarse en planificar junto a otros países y no para ellos y que la estrategia esté “correctamente planificada, financiada consistentemente, liderada por los países, basada en evidencias, que sea completa y que se desarrolle en cooperación con todos los socios relevantes”. Mientras que los estados miembros de la UE se están centrando en poner fin a la inmigración que recurre a medios arriesgados para llegar a Europa, las ONG creen que deberían “expandir y mejorar los caminos seguros y habituales de alcanzar la UE”. Su recomendación se basa en la evidencia de que los inmigrantes seguirán encontrando maneras de llegar a la UE con la esperanza de un vida mejor. Las medidas que se han adoptado actualmente les obliga a escoger rutas cada vez más peligrosas y a tener que lidiar con contrabandistas. No es la primera vez que las ONG publican una declaración antes de una cumbre del Consejo para condenar las acciones y políticas adoptadas por los estados miembros, aunque estos casi siempre hagan oídos sordos.

p { margin-bottom: 0.1in; line-height: 120%; }a:link { }

Tras la cumbre, sigue sin quedar claro por qué Tajani nos ha prometido un punto de inflexión este miércoles. Incluso si Juncker presiona a sus colegas para contribuir más con el fondo, el resultado no ofrecerá ninguna novedad y las acciones seguirán siendo las mismas. También resulta confuso si las políticas de la UE marcarán alguna diferencia o si, por el contrario, tal y como plantean la declaración y la carta abierta, están fracasando. Hay una cosa que queda clara y es que los inmgritantes siguen arriesgando sus vidas para llegar a las fronteras europeas y, mientras lo hagan, los estados miembros de la UE necesitarán encontrar la manera de ayudarlos.