[spa] Mondial 2014 : ¿DEMASIADOS MILLONES?

Artículo publicado el 18 de Junio de 2014
Artículo publicado el 18 de Junio de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La Coupe du Monde de Football fait partie des événements les plus connus et les plus appréciés sur la planète. Derrière les matchs, il n’y a pas seulement des joueurs et un arbitre, mais tout un système d’acteurs. Le Mondial 2014 a plusieurs impacts économiques comportant des aspects positifs et négatifs. De multiples conclusions contradictoires ont été établies au sujet de ces conséquences.

La Copa del Mundo ha sin duda sumado su parte de problemas a la economía de Brasil, pero también podemos señalar algunos puntos positivos. Esta Copa ha sido una de las más lucrativas: la FIFA ha registrado 4 200 millones de dólares (2 500 millones de derechos de retransmisión y 1 700 millones de sponsoring). Y, lo que es más importante, el torneo ha atraído a más de 3,7 millones de turistas, lo que conduce a una suma de 9 200 millones en ingresos turísticos. (Alrededor de 2 500 euros por turista a lo largo de su estancia). Además, ha creado 3,63 millones de empleos, lo que ha hecho descender la tasa de paro de Brasil. Durante las obras, Brasil ha aprovechado para modernizar sus equipamientos e invertir en la construcción de nuevos estadios. Sin embargo, estos proyectos de modernización han causado varios inconvenientes importantes.

La construcción de los estadios sufrieron retrasos importantes, superando el presupuesto básico de Brasil (en un 12,6%).  La estimación inicial ascendía a 3 100 millones de dólares mientras que el gasto total alcanzó los 3 680 millones. Se trata de un  rebasamiento del presupuesto enorme.  El estadio más caro, por ejemplo, ha costado 444 millones de euros y el más barato 103 millones.  Varios proyectos fueron abandonados al dispararse los gastos, es el caso de un techo retractable y otras estrafalarias ideas que nunca vieron la luz. A causa de los retrasos acumulados en los estadios Cuiabá y Manaus, el estado brasileño superó por lo tanto su  presupuesto provisional.

Durante la contrucción de estos estados, varias ciudades consideraron descolgarse del proyecto. Fue el caso, por ejemplo, de la ciudad de Porto Alegre amenazó con su retirada si el precio de las tasas no disminuía.  Efectivamente, la ciudad pasó por graves problemas financieros.

La FIFA y el gobierno brasileño tuvieron que hacer entonces frente a estos importantes problemas. Varias reuniones se llevaron a cabo en Rio para decidir un plan B que paliara los retrasos en las obras, pero ninguna dio suficientes resultados.  Casi todos los estadios construidos para esta Copa del Mundo excedieron su presupuesto inicial.

Podemos por lo tanto constatar que los resultados esperados por los organizadores del torneo se perdieron por el camino, entre presupuestos sobrepasados y retrasos en las obras… Las pérdidas han sido masivas lo que nos lleva a otro debate: ¿Debería Brasil haber empleado el dinero de forma más interesante?