[spa] Post-it poets: jessica Johannesson Gaitán

Artículo publicado el 17 de Noviembre de 2013
Artículo publicado el 17 de Noviembre de 2013

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Post-it poets is back! We’re relaunching with Jessica Johannesson Gaitán, who’ll be one half of our upcoming column on poetry in translation. Jessica grew up in Stockholm with interludes in Colombia. We met her in Edinburgh where she writes, hits a tom drum and works at the Scottish Poetry Library. She co-runs therookeryinthebookery.org which reviews gems in translation

ca­fe­ba­bel.​com:​ ¿Qué poema te lle­va­rías a una isla de­sier­ta?

Jes­si­ca: ¿Ahora? Pues me lle­va­ría 'Bes­tiary' de Kay Ryan. Trata de cómo ser bueno ha pa­sa­do de moda. Siem­pre se trata de ser "mejor". Sería fácil ser el mejor en una isla de­sier­ta, así que qui­zás "bueno" sea un ob­je­ti­vo mucho mejor.

ca­fe­ba­bel.​com:​ ¿Cuál es nues­tra arma para de­rro­tar a los mons­truos?

Jes­si­ca: Danza in­ter­pre­ta­ti­va. Cuan­to más in­ter­pre­ta­ti­va más te­mi­da será para mons­truos y mor­ta­les.

ca­fe­ba­bel.​com:​ ¿Cuál es tu libro pre­fe­ri­do para leer bajo la luz de una an­tor­cha en un fes­tín de me­dia­no­che?

Jes­si­ca: Estoy le­yen­do La feria de las ti­nie­blas de Ray Brad­bury en voz alta con mi com­pa­ñe­ro, y es muy en­ri­que­ce­dor, te lleva aquí y allí con sus fra­ses (y no fra­ses) lar­gas como ser­pien­tes, así que ne­ce­si­tas algo entre tus manos para man­te­ner el equi­li­bro. A veces una ga­lle­ta o una bo­te­lla de una cer­ve­za negra ca­se­ra.

ca­fe­ba­bel.​com:​ ¿Cuál es tu plato favorito para comer con un libro bajo la luz de una antorcha? 

Jes­si­ca: Sería la decandencia arriba mencionada.

ca­fe­ba­bel.​com:​ ¿Cual fué el mejor certamen de poesía que no ganaste?

Jes­si­ca: Nunca he participado en uno, lo que facilita mucho el no ganarlo. El más memorable en el que he estado fue en Malmo, Suecia, hace unos ocho años. Lo recuerdo porque fui a apoyar a una buena amiga a quien admiro mucho como intérprete. Hace poco me di cuenta de que lo que hizo fue inmensamente diferente de lo que una norma se convierte en los escenarios de los certámenes de poesia. Se trataba sólo del texto, por lo que se requería algo de decoro.

ca­fe­ba­bel.​com:​ Dinos una pregunta para la próxima vez.

Jes­si­ca: ¿Cómo recopilas tanto tu poesía como las de los demás?