[spa] ¿Qué futuro hay para la Unión Europea?

Artículo publicado el 27 de Enero de 2016
Artículo publicado el 27 de Enero de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Después de casi seis años de guerra subsidiaria en Siria y de la intensificación del grupo terrorista ISIS, se ha provocado una crisis aún mayor en la Unión Europea. Los refugiados, los controles fronterizos y la separación se sitúan en el centro de mesa de la Unión. ¿Será Europa capaz de sostener sus valores morales y sociales?

La guerra de Siria y la continua violencia en Yemen y a lo largo de Oriente Medio han estado presionando a la Unión Europea en cuanto a principios como la solidaridad y la unanimidad. Ambas Guerras Mundiales y después las guerras de Yugoslavia han desplazado innumerables personas, desatando un flujo masivo de migración hacia Europa. No ha habido una ola de inmigración tan grande como la que estamos presenciando hoy en día en el viejo continente.

De acuerdo con la Comisión Europea, 147.000 migrantes llegaron a la UE durante el primer semestre de 2015 y otros 890.000 en el trascurso del segundo semestre, principalmente de Grecia e Italia. Durante este peligroso viaje, muchos han muerto en el mar mientras otros se exponen a redes criminales de traficantes en el Mar Mediterráneo. Desde comienzos del 2016, registros de la Organización Internacional para las Migraciones(OIM) estiman que 31.244 migrantes y refugiados han llegado a Grecia por el mar. Martin Shulz, el Presidente alemán del Parlamento Europeo reconoció que la amenaza del terrorismo y la presente crisis de refugiados está evaluando la elasticidad de la EU en cuanto a solidez y estabilidad. Además, el Sr. Schulz admitió: "Nadie sabe a lo que nos vamos a enfrentar este año".

Schengen: ¿a punto de romperse?

A pesar de que Suecia, Noruega, Dinamarca, Alemania, Austria y Francia han reintroducido temporalmente controles fronterizos con el principal propósito de limitar el influjo de refugiados, solo Francia ha cerrado sus fronteras por razones de seguridad, mientras los otros países lo han hecho debido a las corrientes migratorias. Mientras tanto, el Comisionado de Migración Dimitris Avramopoulos caracterizó el desarrollo de la crisis de refugiados como aún peor. Están surgiendo sentimientos de xenofobia entre los países de la UE que pavimentan un peligroso camino hacia la desintegración - la cual ya ha sido materializada en forma de muros, vallas de alambre de púas y control en las fronteras.

La Comisión está trabajando en una serie de medidas para encargarse mejor de esta galopante crisis. Para empezar, el plan de reubicación será reconsiderado ya que muchos países - principalmente el grupo Visegrado - han expresado su desaprobación y carencia de buena voluntad a participar en el sistema citado. La Convención de Dublín, que establece que los migrantes tienen que solicitar asilo en el primer país de la UE al que llegan, está en la mesa para una revisión adicional, ya que la mayoría de los delegados de la UE han admitido finalmente el fracaso de la Convención. Además, se está elaborando una lista común de países seguros para determinar la prioridad de cada solicitud de asilo. También se ha configurado el establecimiento de puntos de acceso para ayudar a los países con mayor carga, como Italia y Grecia, a hacer frente al flujo diario de refugiados. Sin embargo, Laura Ferrara, miembro del Parlamento Europeo del Grupo Europa de la Libertad y Democracia Directa, acusa la falta de eficiencia de estos "puntos de ayuda": "En Italia los puntos de acceso no funcionan, el proceso de identificación es demasiado lento. Las personas cuyas solicitudes de asilo fueron rechazadas, no han sido ni ayudadas ni acompañadas de vuelta a la frontera" añadió.

Separación en la Unión

El alboroto está todavía vivito y coleando entre los Estados Miembro (y los miembros del Área Económica Europea) y, países como Dinamarca y Suiza(AEE) están provocando una reprobación internacional. Está en juego la confiscación de dinero y joyas de los refugiados por parte de las autoridades  en estos dos países. El 26 de Enero, el gobierno danés votará un proyecto de ley sobre este asunto, lo cual ha manifestado una popularidad interna tremenda entre los legisladores. En cuanto a Suiza, el dinero confiscado se usará para respaldar el coste de las solicitudes de asilo. De acuerdo con POLITICO, la autoridad migratoria suiza SEM ha explicado "Si alguien se va voluntariamente en los próximos siete meses, esta persona puede recuperar el dinero y llevárselo. De otro modo el dinero cubre los costes que genera."

No obstante, hay una propuesta legislativa bajo fase preparatoria en el Parlamento cuya resolución pretende "suspender las obligaciones de Suecia como Estado Miembro de reubicación durante el período de un año". La petición formal de Suecia se hizo a principios de Diciembre de 2015. Tanto Suecia como Alemania son los lugares preferidos por los refugiados, pero mientras las políticas de migración de Angela Merkel  han sido bastante acogedoras (al menos hasta los sucesos de Fin de Año en Colonia), Suecia, todavía obligada a reubicar unas 5.000 personas en su territorio, ha estado intentando reducir la llegada de refugiados al país. Aún siendo criticada Merkel en Alemania por ser muy tolerante, el Director de la Organización Internacional para las Migraciones(OIM) William Lacy Swing ha expresado su profunda admiración por Merkel, con saludos hacia su solidaridad y su postura compasiva hacia los refugiados.

En general, la UE ha estado enfrentándose a un reto existencial desde su fundación. Con la crisis de la inmigración en sus fronteras, el aumento de Euroescepticismo en países influyentes como el Reino Unido y Francia, y la tragedia griega amenazando con retirarse de la Unión, los líderes europeos tienen mucho de qué preocuparse. Todavía, ahora el asunto urgente es encargarse de los miles de refugiados que llaman a nuestras puertas y encontrar una forma suave de reubicarlos dentro de las condiciones apropiadas. Riñas y disputas han estado dividiendo la Unión e infravalorando su capacidad de acción; sin embargo, todos los Estados Miembro de la UE tienen el deber de mantener los valores y principios de Europa. Si no es Europa, ¿quién ayudará a los refugiados? Ya que los Estados del Golfo no están acogiendo refugiados, es decisión de Europa, en cooperación con partidos terceros, garantizar la dignidad y el bienestar de estos seres humanos que huyen de la guerra y del conflicto.