[spa] RACONTER LA VIE: RETRATO DE LA FRANCIA INVISIBLE

Artículo publicado el 2 de Marzo de 2014
Artículo publicado el 2 de Marzo de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Sociólogos y periodistas indagan en todos los rincones de la sociedad, pero muchos de sus protagonistas permanecen en el anonimato. Para dar voz a aquellos que permanecen en la sombra, un grupo de investigadores ha dado vida al proyecto Raconter une vie, que recopila historias inéditas de la mayoría silenciosa, con un leitmotiv sencillo: contar la vida.

Inaudible, invisible, incomprendido. Estas son algunas de las palabras que podemos ver en muchas pancartas en manifestaciones o en comentarios en foros online. El historiador y sociólogo francés Pierre Rosanvallon estudia este tipo de sentimientos desde hace muchos años. "Los franceses se sienten ignorados por el Estado, las instituciones, y los medios de comunicación. Creen que sus vidas no cuentan para nada", explica al periódico francés Libération.

El estudioso francés, junto con otros intelectuales, editores y periodistas, ha creado una comunidad virtual en la que los usuarios, héroes de una cotidianeidad inexplorada, se convierten en autores de relatos colectivos. El proyecto Raconter la vie, es una colección de libros y una plataforma participativa en la que a cada miembro que desee compartir su "historia de vida" se le ofrece un espacio máximo de 50.000 caracteres. La trama del relato puede girar en torno a la esfera profesional como a la privada, y puede tratarse de una anécdota, una reflexión sobre un determinado estilo de vida o un testimonio. Eso sí, está prohibido expresar opiniones políticas o proselitismos religiosos. Lo más interesante es que no hay por qué escribir relatos autobiográficos; lo que cuenta es lo vivido, ya sean experiencias propias o de otros.

"Nuestro objetivo es el de centrarnos en aquellas realidades sociales marginales que se suelen abordar de manera abstracta, para lograr entender mejor la sociedad actual", explica Pauline Peretz, directora editorial y coordinadora del proyecto.

CAMBIO RADICAL Y DOBLE VIDA

Podemos encontrar relatos ordinarios, tanto de trabajadores de cadenas de fast food, de asistentes sociales, de conductores del metro, como de personas que se enfrentan a la enfermedad, al luto o a lo que la gente piensa de ellos. Además de esto, también siguen el rastro de historias de doble vida o de quien ha dado un cambio radical a su existencia. Dos meses después del lanzamiento, su página, que los medios de comunicación se han encargado de difundir (Libération, France Inter, Arte, etc), ya cuenta con más de 1.400 usuarios registrados. "Lo que más nos ha impresionado es la calidad literaria de los casi 150 textos que hemos recibido. Los editores de la página dan el visto bueno a los relatos, pero rara vez tienen que intervenir para modificarlos", nos dice Pauline Peretz.

Los 60 textos disponibles actualmente en línea se leen como si fueran pequeños libros, que también son accesibles en formato de libro electrónico. Una parte de estos relatos se imprime y se publica como parte de una recopilación, disponible en librerías. Entre los escritores que en breve aportarán su valioso granito de arena a esta comunidad de autores y lectores, se encuentran Annie Ernaux, François Bégaudeau, o Maylis de Kérangal.

A medio camino entre las ciencias sociales, la literatura y el periodismo, el proyecto Raconter la vie está destinado a gozar de una larga vida y en un plazo de tres años, sus creadores pretenden haber dado voz a un sector de Francia que muchos desconocen y que ha sido ignorado durante demasiado tiempo.