[spa] Tras los titulares de un posible brexit en la cumbre de la UE

Artículo publicado el 12 de Enero de 2016
Artículo publicado el 12 de Enero de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

[Opinión] Vale, vayamos por partes… Los líderes de la UE han analizado el brexit, pero la verdadera cuestión es si David Cameron va a convencer a los euroescépticos del Reino Unido.

Al parecer el primer ministro británico, David Cameron, pronunció un buen discurso en la cena de la noche del jueves en el Consejo Europeo y al resto de líderes europeos le encantaron las vibraciones que dio su “representación”. Todos se fueron de la cumbre con la diposición de llegar a una conclusión positiva con respecto a cuatro cuestiones fundamentales: la relación entre los países fuera y dentro de la eurozona, la competitividad, la soberanía y la libre circulación de personas.

El origen de este problema está en que el Reino Unido es una parte “especial” de Europa y en que dicho país está lidiando con un “estrés postimperial”, una “enfermedad” muy familiar para muchos de los Estados miembros. 

Pero seamos claros. El Reino Unido es la isla más grande de la Unión Europea y esto trae consigo un modo de pensar particular. Tenemos que estar contentos de que exista un Eurotúnel y podamos coger un tren hasta Londres.

Al llegar a Bruselas, las primeras palabras de David Cameron fueron: “Tengo la aprobación real”. Con esto dejó muy claro que verdaderamente cree encontrarse en una “misión patriótica” y, seamos sinceros, él lo intenta. Visitó todas las capitales europeas en tanto que trabajaba muy de cerca con un cada vez más destacado presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Entonces, ¿quién es el malo de la historia? ¿A quién se está “enfrentando” David Cameron?

Su lista de deseos es modesta y, en el estado actual de las cosas, todo el mundo en Europa está dispuesto a hacer lo que sea necesario para llegar a una solución.

La verdadera conversación que David Cameron tiene que tener es con “su gente”: los euroescépticos del Reino Unido. Entrevistado por Cafebabel en la rueda de prensa que concedió tras la cena, el primer ministro holandés, Mark Rutte, dijo que “un buen acuerdo podría inclinar la balanza a favor de David Cameron”.

¿Será así?

Esa es la cuestión.

Citando sus propias palabras, “¿está luchando por el Reino Unido” o por Europa?

Esa es la cuestión.