[spa] Visados para los moldavos: ¿un logro o un procedimiento técnico?

Artículo publicado el 4 de Noviembre de 2013
Artículo publicado el 4 de Noviembre de 2013

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Para los moldavos y otros ciudadanos de Europa del este, la obtención de un visado para entrar en los países de la Unión Europea se ha ganado el calificativo de hazaña. El proceso para obtener un visado requiere un gran número de documentos que prueben que las personas que lo solicitan no tienen intención de alargar su estancia y convertirse en inmigrantes ilegales en el territorio de la UE.

Para los moldavos y otros ciudadanos de Europa del este, la obtención de un visado para entrar en los países de la Unión Europea se ha ganado el calificativo de hazaña. El proceso para obtener un visado requiere un gran número de documentos que prueben que las personas que lo solicitan no tienen intención de alargar su estancia y convertirse en inmigrantes ilegales en el territorio de la UE.

En Occidente, la obtención de un visado es una mera formalidad; los occidentales asocian los procedimientos para obtener un visado con la renovación del pasaporte, el registro de una propiedad o la matriculación en un programa universitario. La mayoría de las veces, ni siquiera necesitan visados para viajar a otros países, dado que proceden de países “ricos” y el riesgo de inmigración desde su lado es menor. Solo los de “pasaporte azul” constituyen un gran riesgo para otras naciones, independientemente de cuántos documentos presenten para probar el propósito de su estancia y sin importar cuántos visados o permisos de residencia en países de la UE hayan tenido previamente.

Debido a las muchas dificultades implicadas, los moldavos asocian la obtención de un visado con un verdadero éxito: es algo de lo que estar orgulloso. Nosotros, los moldavos estamos orgullosos de alardear de los visados que hemos tenido, porque lo vemos como un logro, cuando en realidad debería ser un simple procedimiento técnico. Esta actitud jactanciosa no es solo el resultado de nuestra “orgullosa” mentalidad moldava, sino que se deriva de los complicados procedimientos para obtener un visado.

Leer el artículo completo