Staff Benda Bilili, la voz de los sin voz en la República Democrática del Congo

Artículo publicado el 11 de Enero de 2010
Artículo publicado el 11 de Enero de 2010
“¿Acaso no todos somos discapacitados?” señala su estado en Myspace. Después de más de un mes de gira por Europa, este grupo de músicos callejeros parapléjicos de Kinshasa dejó apabullada y entusiasmada a una multitud de público a casi un año de la publicación de su álbum de debut Très Très Fort, que debemos al productor belga Vincent Kenis, quien saltó a la fama con la serie Congotronics

Los cantantes Ricky Likabu, Theo Nsituvuidi, Kabose Kabamba, Djunana Tanga y el compositor Coco Ngambali crecieron, con polio, en uno de los países más empobrecidos y con más miseria del mundo. Debido a su discapacidad física, muchos otros músicos de la capital de la República Democrática del Congo se negaban a tocar con ellos. Ante tal situación, algo cuajó entre Ricky, Theo, Coco, Kabose y Djuana en 2004 debido a la sintonía derivada de su experiencia compartida de la discapacidad y la discriminación.

Hoy en día, el grupo cree firmemente que la única discapacidad real no está en el cuerpo sino en la mente. Con esta idea, están entusiasmando a público de todo el mundo con actuaciones como para descoyuntarse, y han obtenido el premio al artista del año del Womex (Festival de Músicas del Mundo), con base en Berlín. El nombre del grupo, Staff Benda Bilili, que en lingala significa 'mira más allá de las apariencias', es tal sólo el preámbulo de letras cargadas de fuerza que expresan una frustración sin ambages y ponen de manifiesto los contundentes problemas del Congo. Canciones como Polio, que ruega encarecidamente a los padres a que vacunen a sus hijos, y Tonkara transmiten decepción y te embargan con sus letras así como con sus armonías graves evocadoras y llenas de sentimiento. In Moto Moindo y Marguerite, Roger Landu (el integrante más joven de Benda Bilili, con 18 años) deja escapar solos hipnóticos con el satonge, instrumento que él mismo creó con una lata vacía de pescado, cuerda y un arco de madera.

 ('Muy, muy fuerte', Crammed Discs, 2009) Su sonido abarca desde el tradicional soukous congoleño y rumba grooves, al reggae y la vieja escuela de rhythm and blues, los sonidos afrolatinos y el funk y resulta explosivo. Ya sea por los ritmos que hacen subir la adrenalina, el modo electrizante a lo Hendrix en que Roger toca el satonge, la vitalidad adictiva de Kabama o la conexión constante que establecen con su público, es imposible estarse quieto. Sin duda, Staff Benda Bilili están decididos a que la gente se lo pasé bien, se suelten y se lancen a la pista. Pero también esperan que la gente deje volar su imaginación y despierte su sentido crítico. "Incluso con la barrera del idioma, queremos que la gente se vaya a casa y averigüe más del significado de nuestras canciones después de escuchar nuestra música”, dice Ricky.

Son la voz de los sin voz en el Congo, un país que ha soportado años de guerras civiles, corrupción y la constante sensación de inestabilidad. Su sed inagotable de ritmos, su profunda crítica social y espíritu indomable ha cautivado a las multitudes, ha dado pie a una revolución del baile en todo el mundo y ha abierto nuevas vías de diálogo. Su estruendoso debut en la escena musical de las músicas del mundo ha dejado sin duda a todo el mundo pidiendo más a gritos.

Fotos: Sofia Verzbolovskis; video performance de Na Lingui Yo by ©Florent de la Tullaye, uno de los dos directores franceses que han filmado a la banda/ Youtube