Stelios Elliniadis, miembro de Syriza, :”El monstruo sigue ahí fuera”

Artículo publicado el 11 de Julio de 2015
Artículo publicado el 11 de Julio de 2015

El día que Tsipras anunció  reformas inmediatas en pensiones e impuestos Cafébabel Sevilla entrevistó a Stelios Elliniadis, periodista y miembro del Comité Central de SYRIZA, quien advierte de que, a pesar de haber dado grandes pasos con el apoyo de la ciudadanía, “el monstruo sigue ahí fuera aterrorizando a la gente y saqueando países...

1) ¿Qué significa el resultado del referéndum para los griegos y qué mensaje manda al resto de Europa?

El voto al “No” es un importante mensaje a las instituciones económicas y políticas europeas. Es una negativa a la imposición de austeridad, una declaración de independencia frente a actitudes neocolonialistas y un rechazo a la vieja clase de los políticos y partidos políticos que han arrastrado a todo el país hacia una profunda trampa.

2)¿Cuáles podrían ser los siguientes pasos en la renegociación de deuda para recibir más dinero?

No hay un buen acuerdo sin un generoso recorte de la enorme deuda (que en la actualidad se sitúa en el 180% del PIB). La austeridad será permanente, incluso si intentamos pagar el interés anual de esta deuda de 330 billones de euros. Esto fue reafirmado recientemente por el Fondo Monetario Internacional. El simple hecho de conseguir dinero para sostener el débil sistema bancario griego y pagar los préstamos incrementa nuestra deuda y agrava la recesión. Y lo más importante, la gente sigue siendo pobre.

Grecia necesita dinero y herramientas para reactivar su economía, no para extender más aún la actual crisis que dura ya cinco años. A corto plazo, con los bancos cerrados desde hace más de una semana y los depósitos desapareciendo, la delegación griega se enfrenta a una presión continua para aceptar las demandas de las ‘Instituciones’ europeas. Ojalá el gobierno griego, reforzado por la voluntad del pueblo, no se rinda. 

3) ¿Qué pasos son posibles y qué es absolutamente no negociable?

El “No” es bastante claro. Es una expresión muy democrática a favor de invertir los actos que están destrozando a una nación entera. Pero los valores democráticos en Europa se aplican de forma selectiva. Hasta un aliado puede ser obligado a morir por no implementar los mandatos políticos y financieros de la Unión Europea, incluso si una buena parte de la responsabilidad de los errores del gobierno griego es de las políticas impuestas por este mismo directorio. Por el momento, en mi opinión, tenemos por delante grandes obstáculos para llegar a un progreso real.

La gente en Grecia respiró aliviada cuando se cuenta de que, tras grandes recortes en pensiones y salarios, en cinco meses el nuevo gobierno no ha realizado más recortes. Esta es una medida defensiva mínima. Además, un incremento del IVA hasta el 23% en destinos turísticos, demandado por los prestamistas, es un empujón a la única “industria” que sigue funcionando en Grecia. 

Debido a las peticiones de la Troika, la economía griega ha sufrido una rápida desindustrialización y una reducción del sector agrícola que estaba produciendo productos de muy alta calidad. Como resultado de ello, consumimos patatas de Egipto, tomates de Holanda, queso de Alemania, leche de Italia, carne de Bulgaria, limones de Turquía y cebollas de Polonia. ¡Esto es un genocidio económico, social y cultural!

Para implementar todas estas políticas, el directorio europeo apoyó a políticos locales cercanos a estas políticas. Esto durómenos 25 años, intensificándose desde el año 2000, llevando a nuestro país al borde del colapso. Bancos privados y estatales estuvieron prestando grandes sumas de dinero con el total conocimiento de que, a causa del pequeño tamaño de la economía griega, esta deuda no podría ser devuelta durante bastantes años. 

Su objetivo era mantener a toda la nación como un rehén. El siguiente paso es obtener el rescate. Y contra eso estamos luchando. Ellos ya poseen bienes con un importante valor estratégico como la Compañía de Telecomunicaciones Griega, y demandan la “liberación” de la Compañía Griega de Energía, los puertos y los 14 aeropuertos de las zonas turísticas más vitales, teniendo ya el aeropuerto de Atenas bajo su control.  

4) ¿Podría este gesto de "rebelión" ser confundido con un ejercicio de irresponsabilidad?

¿Cómo podríamos mostrar al resto de Europa cómo realizar un ejercicio de  compromiso?

 5) Recientemente, las noticias en tv y los periódicos señalaban muchas de las atrocidades cometidas por gobiernos anteriores como la pensión anticipada (53 años) o cuentas falsas. ¿Cómo es eso de que asumís la culpa pero no el castigo?

Sí, es una rebelión si un movimiento de supervivencia está resistiendo, luchando contra su propia exterminación. El gobierno de SYRIZA ha asumido más compromisos de los que serían aceptados como racionales por la gente. Y este es un asunto muy delicado. El voto “No” es más radical y más adecuado. La gente nos pide justicia, un trato justo. Nos están diciendo que ellos no son la presa. Las organizaciones europeas son totalmente responsables por las marionetas que han manejado durante tantos años. Las compañías europeas han alimentado la explosión de la corrupción en Grecia. 

Todos los grandes escándalos donde estaban involucrados políticos griegos están conectados con Siemens y otras importantes compañías alemanas, proveedores de equipamiento para los Juegos Olímpicos, de armas (tanques, submarinos, etc.) y otros productos con sobreprecio. Los ciudadanos europeos está desinformados. Muchos creen que la mayoría del dinero se gastó en pensiones y salarios, cosa que no es cierta. La organización política servía a su propio círculo con generosidad (altos salarios, falsos préstamos, anticipadas (a veces múltiples) pensiones y exenciones de impustos, etc.) pero este no es el caso de la mayoría de la clase trabajadora que ahora no tiene trabajo.

Más de 1.800.000 personas están en el paro, hay unos cuantos cientos de miles con trabajo a tiempo parcial, otros reciben sueldos de 300 a 500 euros mensuales sin un límite de horas trabajadas, mientras que más de 300.000 comercios han cerrado. Algunas calles están llenas de gente que duerme en el suelo y muchos, miles, han acabado con depresión e incluso suicidándose. Si esto no es un desastre total ¿qué lo es? Es bastante obvio que aquellos que han creado este lío están protegidos por las directivas europeas. Estos fueron incluso ascendidos impunemente por funcionarios europeos durante la campaña de referéndum. Quieren sirvientes y regímenes dependientes, no un pueblo libre y auto-gobernado.

6) ¿ Cree que este gesto podría ser el principio del fin de Europa o la recuperación de sus valores fundacionales?

Hay una gran muestra de que nuestra "rebelión ha tenido bastante impacto en toda Europa. Hay aún mucho por recorrer, no soy abiertamente optimista, pero en todas partes algo ha empezado a moverse en la dirección correcta. Miramos con esperanza a lo que se está cociendo en España, Italia, nuestra vecina Turquía, in en menor extensión en muchos países europeos donde los movimientos anti-austeridad e individuos excepcionales se están atreviendo a desafiar la desviación brutal de lo establecido desde los valores colectivos de Europa. 

7) Dimisión de Varoufakis. ¿Por qué? ¿Reacción del FMI?

Según Varoufakis y el FMI, es demasiado pronto para interpretar esta salida del gobierno. En lo que concierne al FMI deberíamos prestar atención, pero no dar por sentado lo que los funcionarios anuncian, tanto ahora como antes. Bastante a menudo nos engañan, a propósito. 

Los griegos solos tienen una pequeña probabilidad de éxito dándole un vuelco a las políticas del directorio. Hemos dado importantes pasos, tenemos el apoyo de la mayoría de la gente, pero necesitamos aliados, muchos aliados en el exterior. El monstruo sigue ahí fuera aterrorizando a la gente y saqueando países. 

Y hablando de terrorismo, no puedes imaginarte el tipo de terror que se desató desde los medios de comunicación privados. Es imposible de describir con palabras. Y es bastante alentador que, con los bancos cerrados por decisión del Banco Central Europeo para dejar de financiarlos justo frente al referéndum, la gente se mantuvo firme y dijo en voz alta, a pesar de las amenazas y el chantaje, “Oxi!”.