Subsonica y “la velocidad supersónica de los tiempos modernos”

Artículo publicado el 10 de Abril de 2012
Artículo publicado el 10 de Abril de 2012
El Cantón del Tesino (Suiza) dio el pistoletazo de salida al tour europeo de los Subsonica, la banda turinese que desde hace quince años llena los estadios de talia con su música un poco electrónica, un poco dance, un poco rock y también un poco pop.  El “Istantanee Tour” ya ha pasado por Berlin, Bruselas, Londres y París.
Hacen una pausa para hablar con nosotros y nos dicen qué canciones dedican a las ciudades más bellas de Europa.

Bruselas: Strade (carretera), porque son la encrucijada de una Europa que crece a duras penas. París: Istrice, porque es la canción dedicada a nuestra Turín (donde la banda se formó en 1996), ciudad definida por muchos como “la pequeña Paris”. Barcelona: Onde quadre, la onda del sonido distorsionado generado por los sintetizadores. Berlín: Ali scure, porque no sirve olvidar el pasado para mirar al futuro. Londres: Il diluvio, porque la protesta caminó por esas calles, ahora más cercanas a nuestro presente, mientras que una vez parecieron ser parte de una imaginario lejano. Madrid:Istantanee, porque fotografía el concepto de viaje con nuestros ojos, que miran el mundo desde un objetivo”. Estas son las canciones que los Subsonica dedican a cada una de las capitales europeas atravesadas por su gira, el Istantanee Tour

Bajo las luces de monóxico de color azul

“Tuvimos el grandisimo privilegio - cuentan los Subsonica durante la entrevista - de transformar nuestra pasión en nuestro trabajo e intentamos olvidarlo lo menos posible”. Los Subsonica nacieron escuchando la música de los dancehall y de los clubes de mediados de los noventa e iniciaron un desafío preciso: rehacer con los instrumentos lo que los dj's hacían con los vinilos.

De este pequeño juego nació- y está todavía vigente- un grupo que tiene la necesidad de hacer música cuando siente que tiene algo que contar, sean sonidos o letras y que, apenas ha terminado el trabajo en el estudio, no ve la hora de regresar a los escenarios, porque es allí donde se siente en casa. Quien ha seguido a los Subsonica durante estos 15 años sabe bien cuáles son las emociones que se viven antes de un concierto, una fuerte descarga de adrenalina que te prepara para la aturdidora mezcla de luces, sonidos y distorsiones que transformará el escenario de turno en un enorme "Discolabirinto". Es este el título del cuarto single del álbum Microchip emozionale (1999) y primer experimento de un vídeo musical adaptado para las personas sordas.

Pero, encima del escenario, ¿qué cambios encuentran en el público que los sigue  desde abajo? “Quince años, por la velocidad supersónica de los tiempos modernos, es un lapso de tiempo enorme. Las generaciones se cruzan y desde el escenario a simple vista es impresionante. Al borde de las barreras vemos chicos que quizás apenas pronunciaban la palabra "mamá" quando salió nuestro primer cd  y después, poco a poco, alejándose de las primeras filas para llegar al mixer y a las gradas, la edad crece, se mezcla todo: vestidos, costumbres, comportamientos, estilos de vida. Desde nuestro canto, sobre el escenario, buscamos solo ser nosotros mismos”. Al momento del debut del single Istantanee en 1997, los Subsonica fueron una novedad, para no decir una anomalía, en el panorama musical italiano. Interrumpiendo por un momento los sonidos, aquel que sorprendió fue la capacidad de meter en música palabras, frases y letras inimaginables: “mammifero” (mamífero), “atmosferico” (atmosférico), “pulviscolo” (polvo), “nebulose stagnanti” (nebulosas estancadas), “fari alonati blu monossido” (halo de luces de monóxido azul)...

Desde Suiza hasta España

“Lo que atrae de nuestra música es el sonido. Partimos de una experiencia musical que más que europea, es mundial. Amamos la música que escuchamos y que llega de los cinco continentes. No nos asusta hacer sonar la voz como el instrumento de una canción de baile, como no nos asusta el espacio que, dentro de una canción, puede tener una gran melodía”.

En cuanto a nuestra nueva gira, que comenzó en Suiza el 15 de marzo y que terminó el 31 de marzo en Madrid, después de las etapas en el  Koko Club de Londres y en La Bellevilloise en París, los Subsonica se comprometen: “Es bello darse cuenta de que eso que estás haciendo delante un público de otra nación es lo que más amas, y que lo estás haciendo también delante de millones de italianos que, por un motivo o por otro, deciden viver en el extranjero. Te hace reflexionar sobre la diferencia entre los límites de un estado y aquellos del hombre delante la propia vida”.

A más de diez años de las primeras giras internacionales, no saben mencionar, sin embargo, un concierto que haya sido más importante que otro. “Entre las fechas inolvidables está seguramente Osaka, en Japón, la primera vez que cambiamos de continente; después, el primer sold out en Londres y en Barcelona, y la primera vez que vimos nuestro nombre como cabeza de cartel en Los Angeles, en uno de los clubes que ha escrito páginas fundamentales de la música del mundo. Entre las etapas futuras en los lugares en los que no hemos estado todavía están: La India, China, Rusia, todos los lugares que todavía y a cuyos fans apasionados, motores de cada música, aú no hemos conocido”.

Fotos: portada y texto © Pasquale Modica, cortesía de © pagina Facebook Subsonica; vídeo: Istrice, subsonicavevo/youtube; Discolabirinto, emimusic/youtube.