Sucesor de Ban-Ki-Moon: ¿Compromiso político?

Artículo publicado el 24 de Abril de 2016
Artículo publicado el 24 de Abril de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Debido a que el mandato de Ban-Ki-Moon como Secretario General de la ONU finaliza en diciembre de 2016, es tiempo de elegir al sucesor. En los últimos tres meses, seis gobiernos han nominado oficialmente a sus candidatos. ¿Será el próximo elegido el más calificado? ¿O será nombrado por compromiso político?

Según el sistema tradicional de rotación, el próximo Secretario General debe provenir de Europa del Este, el único grupo de la ONU que aún no ha sido concedido dicho puesto. Existen varios indicios de que el próximo Secretario General será una mujer.

Además, se cree que el nombramiento será uno de los más transparentes de la historia. Con el nuevo sistema que está siendo implementado por la ONU, todos los candidatos son anunciados públicamente en línea y la Asamblea General adquiere informalmente más durante el proceso de elección. La idea es asegurarse de que cualquier Estado miembro interesado pueda contribuir. Es por ello que se les brinda la posibilidad de hacerles preguntas a los candidatos acerca de sus posturas en cuanto a las prioridades de la ONU tales como la Agenda del Desarrollo Sostenible, la paz y la seguridad, entre otros temas.  

Las elecciones llegan tras la crisis de los refugiados, la situación delicada entre Rusia y Occidente, y el clima de terrorismo internacional. Sin embargo, cualquier reforma institucional, especialmente en el Consejo de Seguridad, aún parece poco probable.

Desde que la carta conjunta del 15 de diciembre de 2015 convocó a los candidatos a presentarse para el puesto de Secretario General, seis candidatos han sido oficialmente respaldados por sus respectivos gobiernos.

La Resolución N° 11677 de la Asamblea General, que data de septiembre de 2015, estableció algunas cualidades que el próximo Secretario General debe poseer. No sólo conciernen a los logros personales del candidato, sino también a la importancia general del nombramiento en el sistema de la ONU.

Además de la experiencia diplomática y relevante en la ONU, la aceptabilidad tanto dentro del sistema de la organización como en el mundo exterior ha sido remarcada como uno de los criterios más importantes.

El artículo 97 del Estatuto de la ONU establece que el nombramiento del Secretario General debe ser un procedimiento que conste de dos partes: la recomendación del Consejo de Seguridad y la decisión de la Asamblea General. Aunque comúnmente el Consejo de Seguridad recomienda a un sólo candidato, nada en el Estatuto prohíbe que se recomienden más.

La votación se lleva a cabo en una reunión privada del consejo, ya sea por medio de boletas o aclamación. Si uno de los «cinco grandes» miembros (China, Francia, Rusia, Gran Bretaña o Estados Unidos) decide emitir un veto, la adopción de la recomendación puede quedar anulada. El Consejo de Seguridad dará inicio al proceso de selección en julio de 2016.

Una de las claves de la próxima elección será "la paridad de género". A pesar de los esfuerzos del sistema por acortar la brecha de género, la ONU ha fracasado en nombrar mujeres en puestos de liderazgo. Al día de hoy, tres de los seis candidatos son mujeres.

Además del tema del género, la aceptabilidad del candidato dentro del sistema de la ONU también puede representar un obstáculo para ciertos postulantes. Aunque el perfil profesional sea perfectamente adecuado para el puesto, la aceptabilidad percibida del candidato ante los ojos de los «cinco grandes» sigue siendo el criterio más importante.

Debido a la crisis en Siria y Ucrania, la ONU necesita un Secretario General de Europa del Este que pueda mantener en equilibrio el interés de la comunidad internacional y apaciguar tanto a Rusia como a Occidente. 

Sin embargo, ya que Europa del Este aún es un área altamente politizada y se encuentra sometida al tironeo de guerra, es incierto si el candidato más calificado será nombrado o si el próximo Secretario General será el resultado de un compromiso político.

---

Este artículo forma parte de nuestro proyecto East Side Stories que, a través de la lucha contra los clichés más comunes de Europa del Sur y del Este, busca mantener viva la idea europea concientizando, creando diálogo, intercambiando ideas e informando más allá de los medios convencionales.