Suiza: cuando los minaretes no están, los ratones se divierten

Artículo publicado el 20 de Octubre de 2010
Artículo publicado el 20 de Octubre de 2010
Ya lo sabíamos: Suiza es ante todo un Estado democrático. ¿Qué otro país habría tenido la delicadeza de celebrar un referéndum para prohibir la construcción de minaretes y estigmatizar así una religión?
Sin embargo, nos asalta la duda cuando descubrimos que se habían pegado 60 carteles antiitalianos en el cantón del Tesino (en italiano Ticino, lengua hablada por el 83% de los habitantes de este cantón) sin que haya habido ningún referéndum.

Por supuesto, no hay ninguna sorpresa en el contenido de estos carteles: tres ratones devorando y agujereando un queso suizo. Así de simple. En este caso, los ratones representan a los 45.000 trabajadores italianos que viven en este cantón fronterizo con Italia y que vienen a "quitarles el trabajo" a los habitantes de la zona. Es el balairatt o el "baile de los ratones" en el dialecto del Tesino, un término que procede de la expresión italiana quando il gatto non c’è, i topi ballano! ("cuando el gato está ausente, los ratones se divierten"). Se ha creado una página web en la que se pueden denunciar los balairatts, esto es, a los italianos que trabajan en el sector del turismo, la construcción o la sanidad pública en lugar de hacerlo los suizos, sin olvidar al fisco italiano que fomenta su evasión fiscal…

Aunque la revista suiza L’Hebdo afirmaba el 28 de septiembre que "el patrocinador de estos carteles tan controvertidos se mantiene en la sombra", The New York Times señalaba el 12 de octubre que el autor de esta ilustración racista del refrán no puede ser otro que Pierre Rusconi, el presidente del Partido Popular suizo de extrema derecha (UDC). Según Rusconi, los tres ratones del queso representan "un tema que afecta profundamente al cantón del Tesino".

57.5% votaron a favor de la prohibiciónY ¡bingo! La campaña que usa este refrán tan antiguo viene de una iniciativa democrática. Echemos un vistazo: se ha celebrado un referéndum sobre el acuerdo firmado por la Unión Europea y Suiza en 2002 que permitía el intercambio de trabajadores entre ambas entidades. El resultado ha sido el siguiente: el 60% de los votantes suizos están a favor, mientras que el 66% de los habitantes del Tesino están en contra. La buena noticia es que, visto lo visto, la campaña balairatt sigue siendo democrática. ¿Y aún así los italianos estigmatizados por esta situación se sienten mejor? No estamos tan seguros… Para vengarse, un italiano de Varese ha creado el balaivacc o "la vaca que baila", en honor a los suizos que trabajan en Italia.

Fotos: Portada: Ilustración de Henning Studte ; Cartel de "bailaratt" : imagen de pantalla de la web http://www.balairatt.ch/ ; cartel antiminarete : rytc/Flickr