Syriza y Podemos ponen las cosas 'interesantes' en Europa

Artículo publicado el 4 de Marzo de 2015
Artículo publicado el 4 de Marzo de 2015

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El 31 de enero, más de 100.000 seguidores de la formación política -"ni de derechas ni de izquierdas"- Podemos participaron en Madrid en una "marcha por el cambio" para protestar contra la austeridad. Aunque algunos analistas son optimistas y piensan que Syrizay y Podemos pueden transformar la indignación en política constructiva, otros temen un espectacular ascenso de partidos de extrema derecha. 

El País - España: 'Democracia en riesgo'

PodemosSyriza han transformado la indignación en opción política, escribe el filósofo Josep Ramoneda en el periódico de centroizquierda El País: "No estamos ante movimientos que pongan en cuestión el sistema, no hay horizonte revolucionario en perspectiva, hay simplemente fatiga y rechazo de unos partidos muy enquistados, del secuestro de la política por el discurso de los expertos y de la disolución de la democracia en la promiscuidad entre política y dinero. [...] La singularidad de Podemos es que ha osado transformar la indignación en opción política y decir 'vamos a ganar'. Para los que mandan, es intolerable. El peligro para la democracia no radica en los partidos emergentes, sino en la resistencia de los institucionales a ceder poder y abrir el juego. Con el modelo bipartidista, en la democracia cada vez caben menos". (Artículo publicado el 01.02.2015)

L'Humanité - Francia: 'La oleada en pro de lo posible' 

Los movimientos de indignados en Grecia y en España no han tenido desgraciadamente ninguna influencia en el rumbo tomado por el gobierno francés hasta ahora, lamenta el periódico comunista L'Humanité tras la enorme movilización de los partidarios de Podemos en España: "¡El declive del bienestar social al programa electoral! Ni la victoria de Syriza en Grecia ni la mayoritaria 'marcha por el cambio', organizada el sábado 31 de enero por Podemos en España, hacen transigir al gobierno en sus propuestas económicas.  [...] Sí, todo puede cambiar. Pero desde el triunfo de Syriza no está escrito que el cambio sea hacia la derecha. Una semana después de la victoria del partido antiausteridad en Grecia, la ciudadanía antiliberal tiene una cita en España. Estos movimientos, que agrupan a los indignados, a los que se han empobrecido, a los que se han revelado y a los solidarios, participan en la renovación de las prácticas democráticas. La oleada en pro de lo posible se ha levantado y tiene ya bastante fuerza como para que los partidarios de la austeridad se lo piensen antes de oponerse frontalmente. El grano de arena ha entrado en la maquinaria europea". (Artículo publicado el 02.02.2015)

"Marcha por el cambio", convocada por Podemos el 31 de enero de 2015 

Jutarnji List - Croacia: 'Sí, podemos'

La movilización del 31 de enero ha demostrado que el partido Podemos era más que un simple movimiento de protesta, según recoge el periódico liberal Jutarnji List: "El líder de la formación, Pablo Iglesias, ha entendido mejor que Aléxis Tsipras que no se podía decir "no" a todas las propuestas, algo que no ha comprendido tampoco el movimiento 'Occupy Wall Street'. 'Perdimos porque fuimos capaces de decir no, pero no de decir por qué', resume la célebre autora Naomi Klein. Podemos ha sabido aprender de esos errores. Se les ve predispuestos a decir "sí" o "sí, lo conseguiremos". Es un movimiento claramente populista y, bien entendido, el populismo de izquierdas puede desembocar también en un populismo de derechas. En este caso, sin embargo, se trata de la expresión de un auténtico descontento que no afecta solamente a varias generaciones, sino a un pueblo entero. Podemos nació de un movimiento popular, y ese viento barre ahora todo el sur de Europa. Las cosas se ponen interesantes". (Artículo publicado el 02.02.2015)

Vasárnapi Hírek - Hungría: 'Syriza, un peligro para España, Portugal e Irlanda'

En el periódico dominical de centroizquierda Vasárnapi Hírek, el periodista Endre Aczél teme una remontada de las fuerzas de extrema izquierda después de la victoria electoral de Syriza y de la demostración de fuerza de los seguidores de Podemos en España: "Tras la victoria en las urnas de Syriza, el avance de Podemos en España parece inevitable. Las dos formaciones pertenecen a la izquierda radical. Ambas son populistas, hostiles a las élites y basan su política en un principio: el ciudadano medio no tiene que pagar los errores cometidos por los partidos tradicionales y el sistema político. [...] El problema es que la victoria de Syriza genera una gran fuerza de atracción. [...] No hay que olvidar que pronto habrá elecciones en España, Portugal e Irlanda. Resulta preocupante que fuerzas populistas de izquierda lleguen también al poder en esos países". (Artículo publicado el 01.02.2015

Este artículo se escribió en colaboración con euro|topics