Teatro Yeses rompe los barrotes de la prisión

Artículo publicado el 12 de Mayo de 2010
Artículo publicado el 12 de Mayo de 2010
Todo es único en este grupo artístico, desde su directora, funcionaria de prisiones, pero también licenciada en Dirección Escénica e Interpretación, hasta sus actrices: presas del Centro Penitenciario de Alcalá de Henares. Un taller que ha conseguido salir de las celdas para llegar al “mundo libre” e incluso, ver reflejada su historia en una película. La función va a comenzar…

Es la hora del ensayo. Los integrantes de Teatro Yeses tienen un escenario particular: el Centro Penitenciario de Mujeres de Alcalá de Henares, en Madrid. Sus actrices son presas. ¿Sus actores? Profesionales del “mundo libre” que colaboran con el grupo. El prólogo de la función hay que buscarlo en el año 1985, cuando su directora, Elena Cánovas, funcionaria en la antigua cárcel de Yeserías propuso a la por entonces directora del centro montar un taller. “Todas estaban a tope, con la ilusión y pocos medios. No sé si éramos conscientes, pero éramos optimistas con el futuro. Ahora las nuevas integrantes deben saber que gracias a las primeras chicas que estuvieron antes de ellas están donde están”, señala Cánovas.

¿Y dónde están ahora las chicas Yeses? El grupo de teatro sigue siendo un taller con el que redimir pena. Pero también es una oportunidad económica: las integrantes cobran becas gracias al apoyo que le presta la Dirección General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, que además organiza una serie de giras por centros culturales de la capital y sus alrededores.

“Sustituye la droga por el teatro”

La última obra que las chicas Yeses han puesto en escena

Más de mil mujeres han pasado por el reparto en estos 25 años; algunas han tenido un papel corto, debido a los traslados o a que cumplían penas de corta duración. La agrupación actual es de entre diez y doce. “Muchas encuentran en los aplausos una salida de un mundo marginal donde nunca se han visto reconocidas. Aprenden también que la gente fuera trabaja y ellas lo tienen que aprender. Sobre todo, es una actividad socializadora. Yo a muchas les decía: ‘Sustituye la droga por el teatro”.

Gracias al teatro, aprenden a confiar en sí mismasY es que las chicas Yeses aprenden a trabajar en equipo, disciplina, a ser solidarias, tolerantes y a confiar en sí mismas. “Si no tienes fe en ti, el trabajo no sale. Creer no sólo es algo bonito, también es romperte en el trabajo. A veces llegan mujeres con la moral por los suelos y salen fortalecidas. Para ellas, lo primero es encontrar un espacio de libertad. El teatro les otorga poder no pensar en la cárcel. No sólo aprenden a ser actrices, sino a adquirir seguridad en sí mismas, resortes para hacerse con sus vidas, que valen como cualquier otra. Porque muchas llevan toda la vida escuchando que no sirven para nada”. 

Y, de repente, la historia da un giro especial. Incorpora hombres en la compañía. Ya no están en Yeserías, sino en Carabanchel. El primer actor fue un preso de la vecina prisión masculina. Después llegan profesionales. “Este es un grupo igual que el de la calle y no podíamos estar siempre poniéndole bigotes a las chicas”.

"El despliegue policia durante la primera salida del grupo fue tremendo"

En 1988, fueron seleccionadas por el sindicato UGT para participar en la II Muestra Cultural del Mundo Laboral. Es la primera salida del grupo al “mundo libre”. Las chicas no solo obtienen su primer reconocimiento en el exterior, también el Premio de Interpretación y la Mención de Honor al todo el grupo. “Todo fue posible gracias a que teníamos una directora de la cárcel progresista, que entendió que esto se podía hacer”. La escena en sí misma no tenía que nada que envidiar a una película: “El despliegue policial (durante la salida) fue importante. Nadie estaba consciente del revuelo que se iba a generar, aquello parecía una visita del presidente del gobierno, con policías de paisano, las chicas esposadas… Algunas se rebelaron porque no querían ir esposadas, porque decían que las actrices no van al teatro así”.

Piedras en el camino

El camino no ha sido fácil y han tenido que “aguantar muchas movidas”. Mal Bajío (un texto escrito por la compañía) denunciaba lo que pasaba en la cárcel y eso paralizó el grupo por el enfado que generó entre los funcionarios. Hemos pasado momentos duros, pero hay que seguir peleando y no bajar el nivel”. Pese a todo, la obra obtuvo el premio Calderón de la Barca que otorga el Ministerio de Cultura al mejor texto dramático y varias subvenciones que permitieron estrenar el montaje en la madrileña sala Galileo. 

El grupo participó en el Encuentro Europeo de Teatro y Prisión celebrado en la capital alemana en el año 2000Sus actrices viajaron hasta Berlín (con dosis de metadona incluida en el equipaje para una de las mujeres), en el año 2000, su primera y hasta ahora única salida internacional, para participar en el Encuentro Europeo de Teatro y Prisión (Kantfestival Theater und Gefangnis), con un espectáculo en español con fragmentos en inglés y alemán. Y en 2004, Libertas, libertatis, otro texto propio, se estrenó en Barcelona durante el Forum de las Culturas.

El reconocimiento del grupo no ha hecho más que aumentar y en los últimos 15 años muchos actores reconocidos han pasado por sus montajes, como Loles León, Juan Luis Galiardo, Tristán Ulloa, Antonia San Juan o un joven Santiago Segura, en 1991, que a su vez aprenden de la espontaneidad de las chicas. Y, en 2008, llega el salto al cine. La directora Belén Macías se acerca a Elena Cánovas con la intención de hacer una película inspirada libremente en los primeros años de Yeses. Así nació El patio de mi cárcel. “Fue bonito, pero también da un poco de rabia porque parece que el grupo solo existiera a partir de la película”. 

¿El siguiente acto? “Una editorial me ha ofrecido que escriba un libro. Pero lo que hace falta es crear una escuela fuera. Necesitaríamos un proyecto y una ayuda, claro, para remontar. Sería grupo reconocido donde se estudiara teatro, pero claro, esto es un poco a largo plazo. Ahora me conformo con que se mantenga el grupo”. El futuro inmediato es una gira en mayo por Galicia. “Esto es libertad. Ellas dicen que el teatro es una isla de libertad”. 

Fotos: cortesía de Grupo Yeses, vídeo: Youtube