Tenderetes de magia y el gueto de Santa Claus

Artículo publicado el 3 de Enero de 2006
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 3 de Enero de 2006

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

No siempre hay que pasar las navidades en casa de los padres, pues en toda Europa interesantes destinos turísticos aguardan a sus visitantes.

En navidad se pueden descubrir mercados, esculturas y curiosidades en el continente europeo. Desde los tradicionales belenes navideños a las modernas estaciones de arte café babel propone alguna de las más hermosas atracciones navideñas de Europa.

Estocolmo: la fiesta de Lucía

Desde hace cientos de años, el 13 de diciembre marca uno de los días más particulares del calendario sueco. Antes de la reforma gregoriana del calendario, la noche del 13 al 14 de diciembre era la más larga y oscura del año. El 13 de diciembre se celebraba el solsticio de invierno en honor a santa Lucía, que murió como mártir en la Edad Media.

Una joven se disfraza como santa Lucía después de que haya sido elegida por los suecos como reina Lucía. En el día de Lucía, Lucía camina con una corona de velas y un cinturón rojo hacia la ciudad en un desfile acompañada por una cohorte de niñas y jóvenes que cantan. Lleva un cinturón rojo que rememora su muerte; los niños sostienen velas que, simbólicamente, llevan la luz a la ciudad.

Pinchar aquí para más información.

Viena: el mercado de navidad

Un escenario navideño: los padres sorben el Glühwein (vino tinto caliente) que les ha servido un vendedor en una caseta de madera sacado de un caldero hirviendo. Así se calientan. El hijo y la hija muerden con alegre jaleo Lebkuchen (pan de jengibre), miran los corazones de cera de abejas y los juguetes de madera. Las parejas de enamorados comparten fruta cubierta de chocolate paseando de caseta en caseta. Así es el mercado de navidad de Viena desde hace 700 años. En la plaza del ayuntamiento vienés se colocan anualmente 145 casetas de madera que ofrecen desde adornos de cristal para el árbol de navidad y productos textiles a castañas asadas. Alrededor de tres millones de visitantes pasan cada año por el mercado de la capital austriaca, de los que 500.000 son extranjeros. Hasta el 23 de diciembre permanece abierto el mercado todos los días de 9.00h a 21.00h; el 24 de diciembre hasta las 17.00h.

Pinchar aquí para más información.

Nápoles: Belén en la calle San Gregorio Armeno

En la calle San Gregorio Armeno, una pequeña callejuela de Nápoles, se muestran cada año el 8 de diciembre belenes artesanos. Por supuesto, los belenes napolitanos no sólo representan el nacimiento del Niño Jesús, sino también la vida diaria de los habitantes del pueblo. Así se sitúan al lado de la Vírgen tal vez una “Mamma” cocinando espaguetis, o un orondo pizzero rotando en la punta de su dedo un trozo de masa. Se tallan incluso caricaturas de famosos de la actualidad, como un Berlusconi de madera vestido de pastor entre los tres reyes magos. Los primeros belenes napolitanos los realizaban monjes y se mostraban en iglesias. Más tarde, los nobles adornaban sus tejados con motivos bíblicos. Desde el sigo diecisiete, los belenes son confeccionados por artesanos especializados. Hoy día, tienen sus propias tiendas en la calle San Gregorio Armeno donde venden y muestran cada año para navidad sus belenes.

(Foto: www.portanapoli.com)

Pinchar aquí para más información.

Brujas: el palacio de hielo

En mitad de la ciudad belga de Brujas pueden los autóctonos y turistas sumergirse en un mundo de cuentos navideños. Eso sí, escudados por guantes y abrigos de plumas. Y es que en Brujas, hasta el 8 de enero de este año se puede pasear diariamente de 10.00h a 19.00h por un castillo de nieve y hielo en el que niños y mayores pueden lanzarse a la búsqueda del tesoro de una princesa de hielo, y todo esto a temperaturas inferiores a 5º grados bajo cero. Los visitantes atraviesan arcos de puertas de hielo claro y turbio, pasan por esculturas de un azul intenso o un blanco radiante. El festival del hielo se organiza desde hace unos años siempre en diciembre. Este año contribuyeron 35 artistas del hielo de China, América y Suecia al palacio del hielo.

Pinchar aquí para más información.

Londres: el gueto de Santa Claus

Cerca del paraíso del consumo de Oxford Street, se da cada año otra posibilidad de compra algo distinta. Aquí, en el “gueto de Santa” -la exposición navideña de los artistas callejeros de Londres- se pueden encontrar serigrafías, esculturas e ilustraciones de algunos de los más importantes artistas callejeros de Londres. Se muestran plantillas artísticas de Urvater Banska a la venta, de Jaime Hewlett, el creador de los personajes de la banda inglesa “Gorillaz”, con destacadas animaciones. Ante la puerta de las tiendas suele colgar de una horca un muñeco de Santa Claus. En el interior podemos encontrar a María y el Niño Jesús pintados al óleo y con un i-pod en la manos, mientras se eleva por el techo una estrella de navidad hecha de sombreros callejeros. Por tercera vez tiene lugar esta curiosa combinación de exposición y mercado en el centro de Londres del 1 al 24 de diciembre. Este año, en el nº 9 de Berwick Street, Soho, Londres W1.

Pinchar aquí para más información

Ha participado en la redacción del paseo por Estocolmo Alexandra Malmqvist