TËNK, larga vida a los documentales de autor

Artículo publicado el 21 de Septiembre de 2016
Artículo publicado el 21 de Septiembre de 2016

El cine documental apenas encuentra espacio en la televisión pública. ¿Por qué? Con esta idea en la cabeza, entrevistamos a Hugo Massa, responsable de comunicación de Tënk, la nueva plataforma francesa que sueña con revolucionar el mundo audiovisual. Su objetivo: difundir, mediante suscripción mensual, la mejor selección de documentales que no llegan a las grandes salas. 

cafébabel: ¿Cuál es el último documental que has visto?

Hugo Massa: Arena of life, un corto documental de veinte minutos sobre el circo, realizado por un autor polaco que se llama Bogdan Dziworski. Es un realizador que fue muy productivo en los años 70 y 80 y que grababa pequeñas películas de una forma muy particular con una dedicación especial por el sonido. Exploraba el mundo del espectáculo y del deporte. 

cafébabel: Tënk desea mostrar la relidad, reivindicar la subjetividad de la mirada a través del cine documental e invitarnos a pensar. ¿Crees que el cine nos puede hacer más libres? 

Hugo Massa: Sí, más libres de pensamiento, en todo caso. El objetivo es abrir las posibilidades tanto de la experiencia humana como también sobre la forma en la que contamos las cosas. Porque a fuerza de esquematizarlo todo y de uniformizar nuestras experiencias, reducimos el campo de lo posible. Para eso sirven la música y la literatura. Desafortunadamente, la imagen en movimiento, ya sea de TV o de cine, está tan asociada a las grandes industrias que no ha dejado mucho espacio a las historias un poco más alternativas. 

cafébabel: ¿Es Tënk una de esas alternativas?  

Hugo Massa: En nuestra plataforma intentamos mostrar todo lo contrario a lo que la tele ofrece, ya que ésta conoce de antemano, gracias a estadísticas, lo que le gusta a la audiencia y lo que no. Es por eso por lo que si emite un programa, es porque ya sabe que una gran parte de la población lo va a ver. Nosotros, lo que intentamos hacer, es ofrecer documentales que nadie se espera, exigentes en forma y contenido al mismo tiempo. Documentales curiosos que te pueden gustar o no, y que incluso consiguen hacerte pensar.

cafébabel: Es difícil ver documentales en la televisión pública. ¿Crees que es porque no interesan a la gente o no tienen público porque son difíciles de encontrar?

Hugo Massa: Ah... la eterna cuestión del huevo o la gallina. En Francia en los años 80 y 90, la televisión pública apoyó fuertemente el documental de creación. Entonces, se arriesgaba en la forma. Hoy en día, hay muchas cadenas que compiten entre ellas y que han acabado for uniformizar la creación documental. En la cadena pública ARTE (franco-alemana, que realiza contenido europeo ndlr), por ejemplo, los documentales deben durar o 52 minutos o 26. Tiene que haber un pico de atención en un determinado minuto y debe existir siempre una voz en off. 

cafébabel: ¿De quién es culpa esta ausencia? 

Hugo Massa: Lo que está claro es que la tele es un medio de masas con muy pocos productores. Y, nos guste o no, la tele pretende encandilar a todo el mundo. Nosotros tenemos la posibilidad de haber nacido en una era digital, donde todo está mucho más fragmentado y donde podemos dirigirnos a un pequeño grupo de espectadores. Aun así, sabemos que Tënk puede funcionar. Si dentro de un año y medio contamos con 10.000 abonados, entonces conseguiremos un modelo que es viable. Es nuestro objetivo. Por el momento, tenemos casi 1800

cafébabel: ¿Y todo esto gracias a una campaña de crowdfunding? 

Hugo Massa: En cierto modo, sí. Todo nace en el pueblo en el que vivimos, en Lussas, [en el departamento de Ardèche, a sureste de Francia, ndlr] donde, desde hace 30 años, se celebra cada verano el festival de documentales Les États généraux du film documentaire. La idea [de crear la plataforma] nació unida a este evento, después se transformó en proyecto y más tarde lanzó una campaña de crowdfunding. Una buena forma de conseguir fondos pero también de ganar en credibilidad. Gracias a esto, hemos logrado recoger 36.000 euros [de un objetivo original de 20.000, ndlr]

cafébabel: ¿De dónde viene la elección de vivir en Lussas, un pequeño pueblo de 1000 habitantes?

Hugo Massa: La idea parte de Jean Marie Barbe, [Presidente y responsable editorial de Tënk, ndlr], que tras terminar sus estudios en Grenoble, en los 70, decidió no vivir en una gran ciudad. Una verdadera elección de vida que muestra que para reflexionar, no estamos forzados a vivir en grandes metrópolis. Podemos organizarnos muy bien en un territorio pequeño. Y además tener tiempo para uno mísmo, tener una familia, ver a los amigos, disfrutar de la naturaleza...

cafébabel: Es algo así como un sueño...

Hugo Massa: Bueno, no lo quiero idealizar tampoco porque hay mucho trabajo que hacer, pero es verdad que el lugar donde se vive cuenta mucho. 

cafébabel: Tënk está disponible en Francia, Bélgica, Suiza y Luxemburgo. ¿Habéis pensado estar presentes en otros países europeos? 

Hugo Massa: Si, sí, por supuesto, pero como tenemos que negociar derechos de emisión, trabajamos únicamente y por el momento en la Europa francófona. Ésta es sólo una primera fase, ya que más adelante difundiremos nuestros documentales por toda Europa

cafébabel: Los documentales disponibles en la plataforma no hablan sólo de Francia, ¿no? 

Hugo Massa: Las historias proceden de todos los rincones del mundo. Y todos los filmes que difundimos sobre los países llamados "en vías de desarrollo", los han realizado personas originarias de estas regiones. Intentamos valorar su trabajo y para ello contamos con la ayuda de la asociación Lumières du monde.

cafébabel: ¿Pretende Tënk dar prioridad a una cierta forma de cultura?

Hugo Massa: Personalmente, me parece que hay un imperativo en cuanto al consumo de ciertas formas de cultura. Las grandes novelas, los grandes autores, los programas de los que todo el mundo habla están bien pero no son lo único que existe. En realidad, no es que no se le dé espacio a la cultura sino que sólo hay una forma de cultura. Es por esto por lo que hemos lanzado esta iniciativa, para diversificar la oferta. De este modo, evitamos que todo el mundo diga lo mismo, vea lo mismo, etc. Queremos que los espectadores conozcan la opinión de otras personas. 

cafébabel: ¿Crees que los documentales pueden cambiar el mundo?

Hugo Massa: No sé si pueden cambiarlo, pero en todo caso sí pueden influir en nuestra forma de verlo. Es una batalla cultural por mostrar las cosas de manera diferente, situarlas en otra concepción del tiempo, salir de la instantaneidad de los medios. La realización de un documental dura uno, dos, tres... y ¡hasta 15 años! Los autores no son simples vehículos de información. Crean relaciones que pretenden durar a largo plazo. Estos factores sí ayudan a cambiar una parte del mundo. El resto ya veremos luego si se puede cambiar o no.

cafébabel: Por cierto, ¿qué significa Tënk? 

Hugo Massa: Es una palabra que viene del wólof [idioma que se habla en Senegal y Gambia, ndlr] que quiere decir "comparte lo que piensas", pero de una forma concisa. En resumen, cuéntame una historia, dime cómo ves el mundo. 

Tráiler de Tënk (2016)