The Experimental Tropic Blues Band: sintonizando bajo los trópicos

Artículo publicado el 10 de Abril de 2012
Artículo publicado el 10 de Abril de 2012
Bajo la égida del colectivo independiente JauneOrange, el grupo de Lieja The Experimental Tropic Blues Band dinamita desde hace 11 años el rock de la Valonia. Entre una gabarra, Nueva York y un porro, relato de un encuentro con “el mejor grupo belga de todos los tiempos”

Estupor. En medio de un mezcla eléctrica, de una gran caja y de 20 discípulos, un ser con el pelo medio largo se da de frente contra el suelo. De un enérgico rebote, el hombre se levanta. Y canta. No, no es la enésima Ópera-rock, señores y señoras. La escena de Cristo a la que acabo de asistir es fruto de un concierto tropical del proclamado el “mejor grupo belga de todos los tiempos”.

El tío del burka capilar es "Boogie Snake". El X-Men es "Dirty Coq" y el de la batería es "Devil d'Inferno".

“Proponer el rock de otra forma”

No soy yo quien lo dice. Es la primera parte. The Crow and the Deadly Nightshade son cabeza de cartel la noche del jueves 15 de marzo en el Batofar (un "barco" de conciertos del distrito XIII de París) con una tonelada de reverencias. El grupo desembarca sobre el escenario con una aureola de prestigio absoluto. Sin embargo, tocará en una gabarra, delante de 30 gatos pelados, después de haber hecho sus propias conexiones eléctricas. De algún modo, esa es la historia de Experimental Tropic Blues Band (TETBB).

“Coq tenía una especie de banyo roto y yo nunca había tocado una batería en mi vida”

Aviso a los oídos aclarados en agua tibia: la música de los liejenses pregona. Catalogados desde hace varios años en un delirio sucio y feo, los TETBB vomitan, desde hace 11 años, un rock completamente trastornado. “No hacemos música clásica. Estamos contentos de hacer algo desbaratado.” Aureolado en los primeros resplendores primaverales, acomodado con una camiseta de tirantes blanca sobre el puente del Batofar, “Dirty Coq” - guitarra y voz- se lía un porro. “Devil’ d’Inferno”- batería- y “Boogie Snake”- guitarra, voz y armónica, asienten. Coq continúa:  quiero proponer el rock de una forma diferente. Sin complejo y sin pretensión, con lo que nosotros somos. Tres pequeños belgas”.

Clips, conciertos, vídeos, fragmentos, fotos de promoción… Todo huele a sangre y sudor en los “Tropics”. Solo nos queda por definir un sonido “enérgico con riffs diferentes de los que has escuchado.” Un sonido en la convergencia de muchos géneros (hardcore, psycho-billy, country…) y de muchos grupos (The Cramps, The Oblivians, Andre Williams…) que en apariencia podría estar relacionado con un caos alegre. El ruido de los TETTB comienza de hecho con un estrépito. Una mañana de 1999, dos pequeños belgas intentan una experiencia (“experimental”) en una clase de la Universidad. Todos con camisas de flores (“tropic”). El Diablo en el cuerpo, Devil d’Inferno, cuenta: “Coq y yo nos conocimos en la escuela de fotografía Saint-Luc y el día de San Lucas los profesores les piden a los alumnos que hagan algo diferente. Nosotros nos dijimos: vamos a hacer un pequeño concierto. Coq tenía una especie de banyo roto y yo nunca había tocado una batería en mi vida, tocaba sobre una gran caja. Empezamos así, en una clase de la Universidad y no hemos parado desde entonces.” Boogie Snake, que ya tocaba con Dirty Coq en otro grupo, Seasick, se unirá más tarde. El trío está listo para introducirse en la escena valona para difundir su “noise a lo Jesus Lizard”, muy influido por la escena noise grunge “de los años 90” (Blues Band”).

Jon Spencer, whisky y a grabar

Después de 13 años de cacofonía eléctrica y dos álbumes (Hallelujah y Captain Boogie), el grupo ha grabado su tercer LP, Liquid Love, en NuevaYork, en el estudio de Jon Spencer, cumbre del rock y líder del grupo iluminado  Blues Explosion. Productor del nuevo opus, uno de los músicos más cotizado de la City también ha actuado como coach durante los 11 días de estudio: “tenía incluso un lado paternal- dice Devil d’Inferno- por las mañanas llegaba con su pequeña bolsa de verduras crudas y su spray para la voz.” “O con su botella de whisky, del tipo: dale un pequeño trago, esto va a meterte dentro”, añade Dirty Coq. Más allá de los tragos y los productos biológicos, Jon Spencer ha, sobre todo, aportado lo necesario en cuanto a lo musical para realizar un álbum “mágico”. “Sobre todo es el hecho de beneficiarse de su experiencia y sus gustos lo que ha hecho la diferencia. Porque también tiene buenas ideas para los sonidos, buenas ideas para los arreglos. No es solo un productor. Toca la guitarra, canta y ¡sabe!” Boogie Snake se evade: “por primera vez en mi vida, estoy contento. Hay una magia que me toca”.

Recompensados por las instituciones más limpias de la música

El álbum produce una cabalgata sonora de 12 pistas que transmiten una vitalidad tanto bestial como cautivadora. Prueba de eclecticismo, la canción Keep This Love contiene acordes de banyos que mueren en encantadores temas de harmónica mientras que Nothing to Proove es una oda al hardcore de Blues Explosion. Liquid Love es, en conjunto, “un disco salvaje y animal, pero mucho más natural que los anteriores, con errores y encanto”. En resumen, el tercer opus de los TETTB ha  permitido al trío, aunque depositario de un estilo que mancha, mostrar que pueden permitirse hacer “cosa limpias” y lo han hecho tan bien que han sido recompensados con el premio al mejor grupo pop-rock de Valonia por Les Octaves de la musique, evento apadrinado por “las instituciones realmente más limpias de la música belga, por eso conseguimos llegar a esta gente”.  Las eternas imágenes de la polla eléctrica o del tío que se vomita por encima pertenecen de ahora en adelante al pasado. El grupo de 13 años de edad tiene suficiente experiencia para probar que la música también se aprecia a través de una gran dosis de energía. Lejos del conformismo y de las claves de sol, “la música es solo una herramienta para expresarse, poco importa lo que hagas. Transmites cierta energía y no hay necesidad de tocar bien para transmitirla”. Amén.

Fotos: portada © cortesía de IVOX Music ; Texto : © Leo Novel  ; Vídeos (cc) "The Best Burger" (cc) SauvageSauvage/flickr,   "René The Renegate" (cc) roulio2000/YouTube