The Pills: Sin pelos en la lengua

Artículo publicado el 4 de Noviembre de 2013
Artículo publicado el 4 de Noviembre de 2013

24 capítulos y un total de más de 2 millones de visitas en YouTube. En Roma, como en toda Italia, ver la serie online The Pills es casi un deber. Detrás de las exitosas cifras, se esconden tres chicos de barrio sencillos que han dado literalmente un salto en los medios: han pasado de la red a Deejay-tv y dentro de poco debutarán en Italia 1. Nos hemos reunido con ellos para vuestro deleite.

Los gritos de los niños que corren por las calles de Pigneto, famoso barrio del este de Roma, se apagan por el rugido de las motos que pasan velozmente por las húmedas calles. Luigi deja su Peroni [1] en una de las tantas mesas de plástico desperdigadas por aquí y por allá delante del bar y se enciende un cigarrillo. Empieza a hablarme de su casa, de la capital: "¿Roma? Una puta jungla. Desde el camarero del restaurante que se 'cachondea' de ti hasta la gente que no te paga las horas de trabajo: un auténtico campo de entrenamiento; es una ciudad cuanto menos compleja". El sol se esconde detrás de las nubes pasajeras y sus palabras parecen sugerir una especie de Los Ángeles mediterránea. De esta complejidad metropolitana, de una 'romanidad' "estúpida y melancólica al mismo tiempo", nace The Pills

En 2011,  Luca Vecchi, Matteo Corradini y Luigi di Capua escribían para Dude Magazine, una revista cultural de Roma. Una de aquellas noches, mientras trabajaban en la revista en un apartamento cualquiera de Via Appia [2]Luca pone una cámara de vídeo encima de la mesa y empieza a filmar. En poco tiempo, lo que debía haber sido "simplemente una sección de la revista" se convierte en un proyecto en sí.

Pero sería un error intelectual hablar de proyecto; más bien, como dice Luigi: "The Pills es el resultado de mil noches fumando porros en casa. Nunca hemos hecho ningún plan. Decidimos hacer algo y lo hicimos, punto" –la tensión de su voz es propia de quien expresa rabia contenida– "todo nace de una frustación causada por el deseo de "hacer algo" que se opone a la realidad actual, caracterizada por empleos en trabajos de 'mierda'". El muchacho no tiene pelos en la lengua y es de todo menos hipócrita. Luigi nos habla de la Italia de hoy en día, la que está delante de nuestros ojos. Hay quien los define como 'fenómeno generacional'. Nada más lejos de la realidad: "Nosotros somos antigeneracionales. Nos tomamos el pelo a nosotros mismos, destrozamos nuestros propios valores. La forma en que se crean las subculturas es tan ridícula que el solo hecho de hablar de ellas supone destruirlas. Nuestro objetivo es el de ridiculizarnos a nosotros mismos".

Con su look y su pose de hipster (definición que seguramente él negaría) –camisa abotonada hasta el cuello, americana de ante y piernas cruzadas– uno no sabe si tomarle en serio o no. Pero, al menos a posteriori, estos chicos parecen tener las ideas claras acerca de su trabajo. Precisamente por esto, es imposible poner una etiqueta a su arte: "Nos gustan Moretti y Pozzetto; Giovanna Coscialunga y Jerry Calà; tanto Jim Jarmush como Fast&Furious. Aceptamos cualquier tipo de cultura: videojuegos, dibujos animados y todo lo que se os ocurra. Somos hijos del todo y de la nada; el resultado de una cultura que oferece una cantidad de iniciativas increíble: ¡somos la generación que ha arrasado con todo!", afirma Luigi con seguridad, como en trance. En un cierto modo, The Pills representan una vanguardia en un momento en el que el cine italiano "no da ni un duro, ni siquiera con los cinepanettoni [3]". Según Luigi, "este es el momento de experimentar, pero sin echarse flores. Las academias de cine están llenas de personas que se están ocupando de las mismas cosas desde hace 15 años y que ignoran la contemporaneidad: existe una imposición de reglas y esquemas mentales". Los hechos dan la razón al joven trío: hace dos años, el mismo Luigi intentó, en vano, entrar en el Centro Experimental de Cinematografía de Roma. "¡A día de hoy –dice con tono sarcástico– me encuentro a los estudiantes y me dicen que en clase analizan los capítulos de nuestra serie!".

NO HABLAMOS DE FUGA DE CEREBROS

A pesar de las dificultades que se han encontrado al intentar encontrar un medio de expresión, estos tres chicos "forman parte de esa clase de personas que siempre han visto a los demás irse al extranjero; a vivir o de Erasmus". "Desde que nos conocimos (a los 17 años, ndr.) siempre hemos estado aquí, sepultados en Roma", dice. Por el tono que usa, resulta difícil entender si se considera un buen o mal ejemplo para los de su edad. Sin embargo, gracias a ellos y al menos por una vez, no nos vemos obligados a hablar de "fuga de cerebros".

Hay quien les define como radicales de la izquierda disfrazados, pero Luigi lo niega y, a raíz de mis insinuaciones, lanza una crítica al elitismo de izquierdas: "Estamos orgullosos de no haber creado un producto elitista. Aunque hagamos uso de referencias cinematográficas, estas no suponen un fin en sí; no impiden entender las burlas que hacemos. Es la cultura de la izquierda la que ha creado, desde los años '80 en adelante y coincidiendo con la aparición de Fininvest [4], un mundo de intelectuales separados del pueblo. Nosotros buscamos reconciliar estas dos realidades". Para estar seguros de su inocencia y humildad bastaría con darse una vuelta por los locales de Roma y preguntar por ellos. "Se nos ve en las fiestas como se nos veía antes. La fama no te cambia: si eres un gilipollas lo sigues siendo; si nunca has sido el guay de la clase, no lo serás nunca", dice Luigi, que confiesa sentirse incluso incómodo cuando alguien le pide un autógrafo. Él normalmente responde: "¿Para qué quieres el autógrafo? Mejor nos tomamos una cerveza, ya que estamos, ¿no?". Estos chicos pasan de las normas de los vips: "Nosotros seguimos hablando de sexo y drogas. Si nos pillaran 'puestos' o yéndonos con un transexual no nos importaría nada; formaría parte de nuestra libertad de producción". Bendita sinceridad.

Y es totalmente cierto: The Pills han arrasado con todo. Solo queda esperar ellos mismos no se conviertan en carne de cañón para los medios.

Vídeo: THEPILLSeries/youtube

[1] Marca de cerveza italiana.

[2]Una de las calzadas más importantes de la antigua Roma.

[3] En Italia, películas navideñas.

[4] Uno de los grupos financieros más importantes de Italia.