¿Típico Alemán?

Artículo publicado el 7 de Marzo de 2007
Artículo publicado el 7 de Marzo de 2007

Los europeos no se ponen de acuerdo: ¿Qué clase de pueblo es éste que exporta Volkswagen y euforia futbolera, y al que se le atribuye una gran puntualidad?

Para los franceses y españoles, un berlinés -que habitualmente se broncea en sus playas en verano- no deja de ser un allemand o un alemán, es decir, un individuo perteneciente a aquellas tribus que en su día emigraron desde las orillas del Río Elba hacia el suroeste.

Si el berlinés viaja a Rimini, en Italia, se convierte en tedesco, término con el que los italianos se acercan a la lengua de su huésped. La palabra antigua alemana thiot/ diot significaba "pueblo", permitiendo distinguir así entre la lengua de ese pueblo (theodiscus) y la lengua latina.

En la denominación del país, los italianos, bajo Julio César, permanecieron fieles al término Germania. Éste había bautizado a un grupo de tribus salvajes en el noroeste de las Galias como los Germani. Como el Imperio Romano llegó más allá del Canal de la Mancha, los británicos hablan también hasta hoy en día de Germany.

En Europa del Este están de acuerdo entre sí: al oeste del Oder no habla nadie lenguas de origen eslavo. Para rusos, polacos y húngaros, Alemania es el país de los mudos (Nemets, Niemcy, német). En Finlandia, sin embargo, todo el que no sea sajón se sentirá ofendido: para los finlandeses, la tierra entre Hamburgo y Munich se llama simplemente Saksa (Sajonia).

Sin embargo, es el lenguaje de signos de los sordomudos el que mejor ilustra el cliché: para decir "Alemania" levantan el dedo índice de la mano derecha sobre su cabeza, recordando el casco militar teutón.