¡Todos a bordo!

Artículo publicado el 16 de Noviembre de 2005
Artículo publicado el 16 de Noviembre de 2005

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Europa, si se analiza desde una perspectiva lingüística, tiene pendiente cuestiones de género. Subámonos al “Confusión”, un barco dublinés que nos llevará de crucero lingüístico por Europa. Si empleamos el idioma nativo irlandés (gaélico) para describir nuestra nave, estaremos surcando los mares en un objeto masculino (bád). Pero si hacemos nuestra primera parada en Londres, todos estarán de acuerdo en que nuestro medio de transporte es femenino. “Ella se dirige a Hamburgo”, oiremos anunciar al oficial del puerto londinense. Cuando repostemos en Alemania, nuestra confusión de géneros habrá encontrado una solución, ya que nuestro Boot será neutro en estas tierras. Con el objetivo de no perdernos una femenina baguette y un poco de masculino vin, habremos echado el ancla en Francia, lo cual determinará que nuevamente nos encontremos viajando en un masculino bateau. Cuando finalmente desembarquemos en Italia, nuestro barco habrá experimentando nuevamente un cambio de género, al convertirse en una femenina barca. ¡Demos gracias que el/la “Confusión” no vaya más lejos!