Torre de Babel: Europa se parte de risa

Artículo publicado el 1 de Abril de 2016
Artículo publicado el 1 de Abril de 2016

Entre las abreviaturas LOL y LMAO de la era del Internet, Europa tiene cientos de maneras de referirse a un ataque de risa. Desde el petit rire de los franceses, hasta la carcajada de los españoles, los habitantes del Viejo Continente son creativos en lo que se refiere a la risa. Nos reímos en seis idiomas diferentes.

No sé vosotros, pero yo ya estoy harto de malas noticias. Entre la economía, el Brexit, y las amenzas de terrorismo a nivel mundial, necesito como nunca de un poco de comedia para el intermedio. Apenas llevamos tres meses del nuevo año y ya tengo la sensación de que, cada vez que veo las noticias de la mañana, es motivo suficiente para que quiera borrar mi cuenta de Twitter para siempre y dormir hasta el 2017.

Sin embargo, entre el pesimismo de este ciclo de noticias, el poder de la risa está contraatacando. Ya sea una sátira intelectual o un mono bebé montado un cerdo, todos tenemos algo que nos hace reír. Como todos los angloparlantes del mundo dirían: "La risa es la mejor medicina". Los europeos en todo el continente se carcajean, ricanent, chichoczą, guffawse bidonnent, splutte o gackern como una gallina alemana, cada vez que necesitan animarse.

Entre el carcajeo, también hay alguna que otra sonrisa. En España se extienden "de oreja a oreja". Los italianos van más allá y "sorridono a 32 denti" (sonríen con 32 dientes). 

Contentísimos contando el dinero...

Aunque al parecer no es sólo la humanidad la que disfruta de una buena broma. Los británicos son conocidos por reírse como hienas o (más extraño) como un desagüe. En Francia aluden a su viejo amigo Quasimodo y se ríen comme un bossu (como un jorobado) o incluso comme un baleine (como una ballena). Que no es lo mismo que une baleine à bosse: Las ballenas jorobadas son criaturas a tomarse en serio.

Es un caso similar para la humilde gallina, al menos cuando los alemanes aluden al ave para expresar sorpresa o asombro. Da lachen ja die Hühner, "¡Eso es cuando ríen las gallinas!", que significa algo así como "será una broma".

Mientras en Reino Unido se preocupan por "partirse los lados" (splitting their sides), los italianos están más preocupados por "partirse los estómagos" (spanciarsi dalle risate) y para algunos españoles jóvenes, es una parte más incómoda del cuerpo la que se parte: Ellos "se parten el culo".

Si tanto "partirse" es demasiado para ti, siempre puedes llamar al médico, como los alemanes harían cuando uno lacht bis der Doktor kommt ("se ríe hasta que llega el doctor"). O en el peor de los casos, una buena broma puede ser fatal: Los italianos morire dal ridere, los franceses mort de rire, y los polacos pueden umierać ze śmiechu. ¿Morir o reír?

---

Este artículo es parte de nuestra serie Torre de Babel, que analiza los caprcichos de los idiomas europeos.