Trazo de pincel para un viaje bruselense

Artículo publicado el 9 de Abril de 2015
Artículo publicado el 9 de Abril de 2015

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Con su pincel y rotring en mano, nuestra nueva dibujante Silvia Sartorio nos muestra su encuentro con el escritor Alfredo Escardino. Un descubrimiento lleno de entusiasmo y encanto con un suave acento español. 

« Una erasmus en Bruselas » : una experiencia en el extranjero

El pasado 26 de marzo, tuvo lugar la presentación del libro “Una erasmus en Bruselas” de Alfredo Escardino en la librería Filigranes en Bruselas. La novela desde su publicación en abril 2014 ha sido un éxito de críticas i ventas en España yendo por la quinta edición, a punto de salir la sexta.

Por primera vez  un escritor español presentaba su novela en la librería francófona más grande de una sola planta de Europa.

La novela, cien por cien ambientada en Bruselas, relata las aventuras de una joven española Erasmus en los años ochenta, coincidiendo con la entrada de España a la Comunidad Económica Europea (1986).

La protagonista, Cristina Vilanova, vive por primera vez su experiencia en la capital belga,  una ciudad de la que emana encanto y misterio, testigo de una histórica intriga del siglo XVII.  El lector, junto a Cristina, descubrirá lugares legendarios, calles estrechas y adoquinadas así como monumentos, parques y sitios que solo podrían existir en los cuentos de hadas.

El autor ha confesado que para la ambientación se basó en sus propias experiencias durante sus estudios en el Instituto de Estudios Europeos de la ULB y su paso por la Comisión Europea.

Durante el transcurso de la presentación, a Alfredo Escardino le preguntaron por la dificultad que conlleva meterse en el papel de una mujer. Él respondió explicando que conoce muy bien a las mujeres y  su psicología y que no le ha sido del todo difícil.  Algunos lectores del libro le comentaron que durante la lectura llegaban a olvidar que quien lo había escrito era un hombre.

Entre el público, una joven española, residente el Bruselas, con gran entusiasmo agradeció al autor los momentos tan fantásticos que había vivido durante la lectura de la novela y manifestó lo fácil que le había resultado identificarse con Cristina.