Tres periodistas catalanes analizan la Unión Europea

Artículo publicado el 1 de Mayo de 2013
Artículo publicado el 1 de Mayo de 2013
A pesar de los esfuerzos de las instituciones de toda España, sólo unos pocos españoles saben cuándo y por qué se celebra el Día de Europa. Según las últimas encuestas del Eurobarómetro de otoño de 2012, el 51% de los españoles no sabe nada acerca de los derechos que tienen los europeos, dice Marta Roqueta

El desconocimiento de los españoles sobre los derechos que tienen como ciudadanos europeos y la baja participación en las pasadas elecciones europeas –celebradas cada cinco años, las próximas serán en el 2014–, puede llevarnos a la conclusión que a los españoles no les interesa la Unión Europea. No obstante, según el último Eurobarómetro los españoles son de los ciudadanos de la UE que se sienten más europeos, y creen que la UE es la solución a la crisis económica. Tres periodistas especializados en relaciones internacionales de tres generaciones diferentes intentan explicar estas contradicciones.

“La gente cree que la UE los ayuda a vivir bien, pero que no tiene un gran poder de decisión”

Martí Anglada (63 años), ha sido corresponsal de la cadena de televisión pública catalana TV3 durante una década. Ha trabajado en Italia, el Reino Unido y, en los últimos dos años de su carrera, cubrió Bruselas y Berlín. “En España existe la concepción que la UE ayuda a vivir bien, tanto a nivel económico como democrático”, explica. “Pero los ciudadanos saben que los que realmente toman las decisiones son los líderes de los estados, como la alemana Angela Merkel o el francés François Hollande, así que creen que la mejor forma de influir en las políticas europeas es votar un presidente en las elecciones españolas”.

Desde su punto de vista, votar la Constitución Europea mediante referéndums nacionales fue un error: “La gente sintió que su voto no servía para nada, ya que el resultado en un solo país podía paralizar todo el proceso”. La crisis económica también puede cambiar la imagen positiva que los españoles tienen de la UE. Para Anglada, los tres grandes hitos que han ayudado a crear una mentalidad europea han sido el Espacio Schengen, las becas Erasmus y el euro. Todos ellos, amenazados por la crisis. Pero Anglada es optimista: “Los ciudadanos no quieren abandonar la UE, sólo cambiar su rumbo”. Él destaca dos metas fundamentales: “Crear un gobierno económico europeo y eliminar la regla de la unanimidad en las políticas de defensa y relaciones internacionales”.

“La generación más pro europea, los jóvenes, es la más crítica con la UE”

Xavier Mas de Xaxàs (48 años), es periodista en la sección internacional del diario catalán La Vanguardia. A raíz de las últimas elecciones italianas, ha escrito sobre los movimientos populistas del sur de Europa. Concluye que los resultados obtenidos por Silvio Berlusconi y, especialmente, por el líder populista Beppe Grillo, “son un castigo a las medidas de austeridad”. Este fenómeno ya se vivió el año pasado en Grecia, con el ascenso de Syriza. 

¿Podría suceder en España? “El sistema electoral tiende a favorecer los dos grandes partidos, así que será más difícil”, contesta Xavier. “No obstante, aún faltan un par de años para las elecciones (2015), y si los movimientos civiles que están apareciendo deciden presentarse, podríamos tener una sorpresa”. En las elecciones catalanas del 2012, el partido de izquierda radical Candidatura per la Unitat Popular (CUP), que se presentaba por primera vez, obtuvo tres escaños en el parlamento. Defienden una alternativa al capitalismo actual y están en contra de formar parte de la UE. Xavier Mas de Xaxàs destaca que muchos de estos grupos están respaldados por jóvenes. “Son los que se sienten más europeos, pero también son los más críticos. Quieren encontrar alternativas a un sistema que ha provocado una crisis que los castiga duramente”. Muchos movimientos populistas en el sur de Europa también son de izquierdas: “Piden una democracia más participativa y están en contra del actual modelo de crecimiento económico. Así que es esencial dar más poder al parlamento europeo y crear partidos políticos paneuropeos”.

“La UE favorece los intereses de los poderes económicos, no de sus habitantes”

Marc Miras (27 años) es uno de los seis fundadores de Extramurs, un diario digital en catalán sobre información internacional que ofrece temas y puntos de vista diferentes a los de las grandes agencias internacionales. Miras está a favor de una Europa considerada como una comunidad de pueblos. Desgraciadamente, éste no es el caso de la UE: “Es un mercado que tiende a favorecer los intereses de los grandes poderes económicos”, explica. Lo ejemplifica con el Plan Bolonia: “Nos dijeron que permitiría a los estudiantes estudiar en universidades europeas sin problemas, pero en realidad sólo se ha incrementado el precio de las tasas universitarias”.

Otra objeción a la UE es su falta de poder legal: “Muchos países europeos violan leyes sobre inmigración, o no obedecen las sentencias del Tribunal de Estrasburgo, pero la UE no tiene poder para castigarles”. Eso, según Miras, hace que los europeos se sientan decepcionados. Si la UE no ha sido tan beneficiosa para los europeos como les habían dicho, tampoco parece buena para los que no lo son. “Ha habido conflicto en Mali durante seis años, pero sólo hasta que no se han visto amenazados los intereses de Francia, la UE no ha decidido actuar. Mientras, han seguido vendiendo armas a los combatientes”.

Si quieres saber más sobre el rol de España en la Unión Europea, consulta nuestra cronología interactiva. Y seguir al autor en Twitter

Este artículo es parte del especial "Día de Europa", creado por los ganadores del Forum de Estudiantes de Periodismo Europeos" (FEJS) 'Imagining Europe' evento en Utrech, Abril 2013, en colaboración con cafebabel.com

Fotos: (cc) Anant N S/ thelensor.tumblr.com/ Anant Nath Sharma/ flickr