Tres son multitud

Artículo publicado el 23 de Enero de 2008
Artículo publicado el 23 de Enero de 2008

Ya lo advertía la cortesana francesa Ninon de Lenclos en el siglo XVII: "Mala suerte para el que rechazado en amores". Lo que los ingleses expresan cuando aluden a "recibir el hombro frío" (to give somebody the cold shoulder), o "el escobazo" (to give somebody the brush off).

En España, a los desdeñados se les "da calabazas" o se les "envía a paseo", al igual que en Francia (envoyer promener quelqu’un), donde también pueden "golpearse un rastrillo" (se prendre un râteau). Esta herramienta de jardinería recuerda a la expresión italiana —que también existe en español— “llevarse un palo” (prendersi un palo). También es común oír prendersi un due di picche ("llevarse el dos de picas"), como cuando los españoles nos topamos con el "as de bastos", la carta más triste de la baraja.

En Polonia alguien se siente rechazado como si le hubieran dado una “sopa negra” (czuj si jakbym dosta czarn polewk), que es un refrigerio que se sirve acompañando platos nacionales y que tiene color oscuro debido al uso de sangre de pato que se utiliza en su preparación.

Además, en Alemania y en Polonia también se "reparten cestos" (da komu kosza), al igual que se reciben (dosta komu kosza). Con estos cestos se hace referencia a un tipo de ascensor polea de la Edad Media. Para los amantes no deseados había un modelo sin fondos: los desafortunados caían de manera ruda desde los cestos y aterrizaban en el fondo del asunto.

¿Y el ménage à trois, el trío? Uno, que puede funcionar por no involucrar celos, fue descrito por el humorista irlandés Dave Allen de esta manera: hombre, mujer… güisqui.