Trichet y el BCE: diletantes acerca del sexo de los ángeles o del dinero

Artículo publicado el 9 de Diciembre de 2008
Artículo publicado el 9 de Diciembre de 2008
En tres meses Jean Claude Trichet, a la cabeza del banco Central Europeo, ha bajado el precio del dinero que presta a los bancos en casi 2 puntos, del 4,25% al 2,5%, y el francés no descarta que en enero se vuelva a rebajar un cuarto de punto más.
Sin embargo, en tiempos de Marx como y de Keynes como santo y seña de la recuperación económica, este señor ya no parece ser el guardián de las esencias de la política monetaria o de la estabilidad económica.

Trichet se ha paseado por el Parlamento europeo y la Comisión europea esta semana para explicar su rebaja de tipos de interés al 2,5%. El papel del Banco Central Europeo cada vez menos relevante.Best Seller

boletinbceSi la liquidez no se traslada a la economía real, tenemos crisis para rato

Durante dos horas de trabajo con los europarlamentarios el lunes, se puso de manifiesto que los políticos de todas las tendencias ideológicas aspiran a que el BCE haga algo más que sobre el sexo del dinero; del precio, mejor dicho. Durante esta crisis se están quebrando muchas certezas del dogma monetarista que defiende el BCE y Trichet: por mucho que estén bajando los tipos del dinero, no se está disparando la inflación. Esto empuja al diputado liberal Gay

diletar

karlmarx

Mitchell a preguntarse si no está siendo tímida la bajada, sobre todo en relación a los tipos en el Reino Unido y Estados Unidos, más bajos ya, más si cabe por cuanto esta rebaja no se está trasladando a la economía real: “¿no debería usted presionar a los bancos para que aplicaran mejores tipos a sus clientes finales?”, inquirió este eurodiputado.

Trichet

Trichet comparte la preocupación y afirma sin tapujos que “si la liquidez de dinero no se traslada a la economía real, la crisis se agudizará”. Sin embargo, rechaza la comparación con los EEUU y el Reino Unido, explicando que aunque no hubiera habido crisis financiera en estos tiempos “hubiéramos vivido igualmente una desaceleración económica tras muchos años de crecimiento muy veloz y un choque petrolero de envergadura”. O sea, que antes de enero no habrá nuevas rebajas.

Los olvidados y los caídos en desgracia

En esta crisis, hay países que están sufriendo más que otros. Desde el Partido Socialista europeo se reclama que haya un cambio en el rol del BCE y que no se limite a simple cancerbero de la estabilidad de precios para pasar a “repensar el modelo de desarrollo en Europa”. Ante la descapitalización que sufren los países del este Trichet admite que “en tiempos de crisis los capitales tienden a regresar a sus cuarteles”, eso sí, añadiendo la coletilla “todo tipo de capitales”, dando quizá a entender que el capital humano cualificado exportado por los países del este podrían verse tentados de volver a casa y contribuir a la recuperación de estos Estados.

billeteeuros

¿Y qué hacer con Islandia, que ahora desea estar en la Eurozona sin pertenecer a la Unión? El responsable del banco Central Europeo insiste en no pronunciarse sobre países que no están en la UE. No obstante, este escapismo puede lamentarlo más temprano que tarde la Unión. Islandia, cuando hace dos meses se vio al borde de la bancarrota, primero pidió ayuda a Francia y Alemania. Estas se la rechazaron, arrojando el pequeño país de los géiseres en brazos de la Rusia más maquiavélica. Sigamos diciendo “este no es mi problema” y cuando tengamos un problema ya no habrá nadie para ayudarnos. (Fotos: Busto de Karl Marx, http://www.flickr.com/photos/benleto/; todas las demás de BCE)