'True detective' y 'Utopia': cuando una serie de televisión se convierte en una obra maestra

Artículo publicado el 8 de Febrero de 2015
Artículo publicado el 8 de Febrero de 2015

Breaking Bad, la serie revelación del director y guionista Vince Gilligan retransmitida desde el 2008, inició el auge de las "series de televisión". Así, en los últimos años, el éxito de este conocido formato para la televisión ha experimentado un crecimiento exponencial.

Que quede claro que no es que antes se hubieran creado series de televisión menos notables, pero es un hecho que la oferta de la televisión ha crecido considerablemente durante los últimos diez años, tanto desde el punto de vista numérico como de la diferenciación del producto.

Pero hay otra cosa que se nota particularmente: la excelente calidad de algunas de estas producciones, que dejan de ser una simple recreación para aquellos que buscan una fácil distracción del estudio o del trabajo, y se convierten en una verdadera joya de la pantalla chica. Viéndolas llegué a pensar que su nivel técnico es tal, que no tienen nada que envidiar a algunas producciones cinematográficas. Es como si el espectador empezara a apreciar un producto que, además de ser agradable por el hecho de que el argumento dura en el tiempo y lo acompaña durante meses o años, puede ofrecer lo que se suele encontrar en una buena película: dirección artística, guión, fotografía y partitura musical notables.

Dos de estas me han impresionado particularmente. Dos producciones muy diferentes entre ellas pero que tienen en común una minuciosa atención en los detalles: True Detective y Utopia.

'True detective'

                                                                                      

La serie, ideada por el guionista Nic Pizzolatto, fue transmitida por el canal de HBO en enero del 2014. True Detective, es inutil decirlo, ha recibido amplia aclamación de los críticos y del público, dado que durante el último episodio, el streaming del sitio web de HBO se bloqueó debido a la enorme demanda. Y es que efectivamente esta producción vale la pena, de verdad se lo merece. Pero a los devotos del extraordinario Matthew McConaughey, recordamos que se trata de una serie antológica por lo que los lugares y los protagonistas serán diferentes en cada temporada.

A trozos angustioso, a veces macabro y malsano, el relato se caracteriza por los paisajes tan fascinantes como desoladores. Nos encontramos entre los pantanos del más profundo sur de los Estados Unidos, en Luisiana, entre espejos de agua y baja vegetación: una naturaleza cuyos hijos son agricultores, verdaderos patanes del sur con la pasión por las armas y las relaciones incestuosas, al más puro estilo redneck. En este contexto, el director construye un thriller enfermo que parte de un asesinato con rasgos inquietantes: una mezcla de violencia y ritos religiosos, cuernos de ciervo y signos tribales, árboles majestuosos y depravación humana.

True Detective - Tráiler oficial (2014)

En realidad, el relato está ambientado en el 2012: los dos detectives deberán regresar atrás en el tiempo para contar a dos agentes federales lo que ocurrió en 1995. La historia es, por tanto, un encadenamiento de flashbacks que fragmentan la trama.

Los dos detectives: dos personajes controvertidos y distintos, nos llevan a los meandros más oscuros de la mente humana, entre disgresiones filosóficas y alcoholismo. Toda la serie es una sucesión de imágenes y relatos sobre la naturaleza del hombre y su inexorable destino. Es una extraña combinación la de True detectives: el director nos regala momentos de fuerte introspección y de verdadera miseria social. Además de la increíble puesta en escena de Matthew McConaughey, cuyas perlas de sabiduría se pierden entre los relatos desenfocados de su vida, son dos las palabras mágicas: "yellow king" y "carcosa", los dos pedazos que faltan, el punto de crucial del relato.

En realidad, algo no nos convence, hay como la impresión del no acabado. La violencia cruda parece robar espacio a la "lógica" del final en esta obra maestra, pero necesariamente esto no significa un defecto. La excelente fotografía y la banda sonora completan todo. No nos queda más que esperar una segunda temporada, esta vez  rodada en California, tan fascinante como la primera.

Utopia

Where is Jessica Hyde?: Esa es la pregunta que los perseguirá durante todo el primer episodio, hasta el punto de que también ustedes se preguntarán "¿dónde está Jessica Hyde?", y sobre todo...¿quién es?".

Entramos en niveles altos, altísimos. Dejamos la turbia Luisiana de Pizzolatto para irnos a Reino Unido, en el año 2013. Dennis Kelly confecciona un juguete, un cubo de Rubik bajo todos los puntos de vista. Al espectador no le queda más que jugar, tratando de resolverlo, admirando los colores y la perfección de sus líneas. El reto no es fácil, porque los 12 episodios divididos en dos temporadas son densos, densísimos: los nombres y los personajes se superponen entre pasado y presente, hasta que los cuadraditos se mueven para formar las caras del mismo color, y todo parece tener  sentido.

Los colores, precisamente, parecen vivir en una fotografía intensa, se encienden y brillan, son casi fastidiosos. Pero no es Wes Anderson, claro que no. No hay nada inocente y pueril en este juguete. Sólo dos asesinos profesionales, una bolsa amarilla y una organización, el Network, que trama (¿o quizás no?) a las espaldas de la población mundial, por encima del poder político. En definitiva, la carne en la parrilla es mucha.

Utopia - Tráiler oficial (2013)

Cuatro chicos que comparten en un foro en línea la pasión por una novela gráfica: The utopia experiments. Cuatro chicos normales que, de un día a otro, se ven abocados a combatir contra algo más grande de ellos, algo que ni siquiera saben qué es. Al parecer, el manuscrito que da nombre a la serie contiene algo que ellos mismos non logran comprender. Giano o Mister Rabbit son algunas de las muchas palabras clave que les acompañarán durante todo el curso del relato.

Encontramos además las bandas sonoras. Al amarillo canario, el color preferido del director, se contrapone una banda sonora espasmódica y ansiosa, como si la trama no fuera ya bastante. Una música electrónica, hecha de suspiros, para recordar a los cadáveres dejados aquí y allá por quien se convertirá en su asesino preferido: Arby.

De la banda sonora: Evils Prevails - Cristobal Tapia de Veer (2013)

En definitiva, si ustedes son aficionados de las conspiraciones, Utopia no les decepcionará. Lamentablemente, Channel4 decidió, al menos por ahora, no continuar con una tercera serie, cosa que ha suscitado no pocos descontentos. Nuestro consejo es, sin embargo, que se sumerjan entre las páginas macabras de The Utopia experiments. Y cuidado con el Network.