Turquía: a las puertas del cielo

Artículo publicado el 3 de Marzo de 2003
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 3 de Marzo de 2003

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Una visión amplia sobre las relaciones entre Europa y Turquía, a través de la mirada de la comunidad turca de Alsacia, en el este de Francia.

“Europa se convierte hoy en un continente liberado de la pena capital”: un primer ministro turco a favor de los derechos humanos frente a los miembros del Parlamento del Consejo de Europa, un acontecimiento inconcebible hace algunos años, que tuvo lugar el 27 de enero, con la llegada de Abdullah Gül a Estrasburgo. En su discurso, el primer ministro repasó los compromisos recientemente adptados por su país para satisfacer las exigencias europeas en el campo de la democracia. La abolición de la pena capital, la tolerancia cero respecto a la tortura, el final del estado de emergencia en lo que el gobierno llama todavía castamente las provincias del sudeste, es decir el Kurdistán, la importancia acordada al objetivo declarado por Abdullah Gül: “transformar Turquía en una verdadera democracia europea”. Antes de agregar, solemnemente: “lo alcanzaremos con la participación y el apoyo de los turcos”. Si el discurso ha gustado a los Miembros del Parlamento del Consejo, en de la comunidad turca de Alsacia, todos no ven el tema de la adhesión de la misma manera: “No entiendo por qué Turquía quiere entrar en la UE”, afirma David, de 20 años. “Los europeos no quieren saber nada de nosotros, no hay que insistir”. Por otra parte, otros, estudiantes u hombres de negocios con un modus vivendi europeo, hacen del tema su principal reivindicación: único medio para “la tierra madre” de corregir los arcaísmos de los que sus padres han debido a menudo huir, la adhesión representa también para ellos la última etapa de su integración en Europa. “Antes de preguntarnos si queremos ser parte o no de la UE, sería mejor hacerse la pregunta: ¿qué va a ocurrir si Europa no quiere contar con nosotros? ¿Vamos a hacer acuerdos con Irak o Irán? ¡Aspiramos a la prosperidad y a la democracia, es justificable!”, explica Seugül Unal, estudiante en la administración económica y social.

Los comentarios de Valery Giscard d'Estaing habrán tenido al menos el mérito de lanzar el debate sobre la europeìdad de Turquía. Ya era hora. Por otra parte, hay un punto sobre el cual todos los turcos de Alsacia son unánimes: los europeos tienen también una revolución que hacer, la de la mentalidad. “!Tienen que dejar de vernos como otomanos, no queremos invadir Europa, solamente queremos vivir juntos!”, afirma Seugül Unal. “Los que afirman que Turquía es extraña a la cultura europea se equivocan por ignorancia”, lamenta por otra parte Hazal Zengingül, juez en el tribunal de instancia de Ankara. En la cumbre de Copenhague en diciembre del 2002, Los Quince planearon iniciar las negociaciones de adhesión a partir del 2005. Ya hace varios años que existe un proceso de integración de Turquía en Europa (ver recuadro a pie de pàgina).

Recientemente, Turquía, además, se apuntò a un cierto número de programas europeos. Desde septiembre del 2002, es miembro del Eurocorps, embrión de un futuro ejército europeo. “En del marco de una operación, no está excluido que Turquía envíe tropas”, explica el teniente coronel Foal, oficial de prensa del Eurocorps. En el campo de la educación, la Comisión Europea ha extendido el 16 de enero, el programa Sócrates de intercambios universitarios a Turquía. “Estas medidas se unen a la estrategia de pre-adhesión, afirma Viviane Reding, miembro de la Comisión Europea responsable de educación. Pero es en el Consejo de Europa, del cual es miembro desde su creación en 1949, donde Turquía concentra sus esfuerzos hoy. La Comisión Europea hace del respeto de los derechos humanos una de las condiciones del éxito de su candidatura. Estos forman parte de los famosos criterios de Copenhague. De facto, esta institución observa de cerca los progresos realizado por Turquía dentro del Consejo de Europa (1), que se deica esencialmente a estas cuestiones.

La ratificación en enero pasado del sexto protocolo del Acuerdo europeo de derechos humanos sobre la abolición de la pena capital o los progresos realizados en la aplicación de las leyes del CEDH, como el derecho a un segundo juicio si el Tribunal lo juzga necesario, son etapas muy importantes, que Turquía no se había atrevido hasta ahora a realizar. Pero para completar el proceso de adhesión, el gobierno turco tiene que continuar y sobre todo aplicar sus reformas. Mikhaïl Lobov, el jurista responsable de la continuidad de las decisiones de las leyes europeas sobre derechos humanos, lo recuerda: “el problema más grave sigue siendo la impunidad de las fuerzas de seguridad. Sin olvidar el respeto a la libertad de expresión.” El año pasado, aproximadamente 3036 peticiones fueron depositadas contra Turquía en la CEDH.

(1) Para convencerse de ello, solo basta consultar el informe anual de la Comisión Europea sobre los progresos de Turquía hacia la adhesión, editado en octubre pasado. Este hace explícitamente referencia a los trabajos realizados con el Consejo de Europa y con la CEDH, como indicador de los progresos de Turquía. En la perspectiva del informe del 2003, que decidirá si empezar o no las negociaciones de adhesión, el Consejo de Europa juega pues un papel importante.

__________________________________

El largo camino de Turquía hacia Europa

1923 : Llegada al poder de Mustapha Kemal. Bajo su impulso, Turquía se transformará en el primer país musulmán en adoptar la laicidad y el alfabeto latino.

Después de la segunda guerra mundial, considerado como un aliado estratégico, Turquía va a entrar sucesivamente en el Consejo de Europa en 1949 y en la OTAN en 1952. En septiembre del 1963, se asocia económicamente a la joven comunidad europea. Ya se habla de una futura adhesión.

1987: después de un periodo largo de inestabilidad, Turquía presenta su candidatura a la CEE, la ultima institución europea a la que no pertenece.

1996: Turquía tendrá que aceptar un nuevo acuerdo económico con Europa. Se crea una Unión aduanera, que permite la libre circulación de mercancías.

1999 : su candidatura es finalmente aceptada por los europeos en la cumbre de Helsinki.

Diciembre 2002 : En la cumbre de Copenhague, los europeos fijan un calendario para la adhesión: un examen de los criterios requeridos en 2004, comienzo de las negociaciones en 2005.