Ucrania como marioneta

Artículo publicado el 6 de Marzo de 2014
Artículo publicado el 6 de Marzo de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La maquinaría diplomática mundial está actualmente sumergida en Ucrania, tirando de los hilos, negociando, en fin, digamos presionando. Las declaraciones y acusaciones de dirigentes políticos sobrevuelan por Europa, Rusia y Estados Unidos aterrizando siempre en Ucrania.

La división lingüística, étnica y cultural se ha visto acrecentada exponencialmente en los últimos meses y la comunidad internacional no acierta en su remedio.

Sanciones sin efecto

Dentro del cuadrilátero internacional, Rusia está más que dispuesta a intervenir militarmente para defender sus propios intereses, como ya lo ha demostrado en la región autónoma de Crimea. Estados Unidos, el segundo contrincante, ha amenazado con imponer sanciones económicas a Rusia -país que representa el 1% del comercio estadounidense- . El gigante americano ha recibido de rebote la misma advertencia de China, fiel aliado del presidente ruso Vladimir Putin bloqueando así la jugada. 

En la última esquina nos encontramos al Consejo de la Unión Europea, que se reúne extraordinariamente este jueves 6 de marzo para trazar una hoja de ruta y decidir posibles sanciones sobre Rusia. Esta última opción, la preferida por los Estados Unidos, quedará rápidamente en papel mojado debido a la alta dependencia energética de los países de UE. Rusia provee aproximadamente el 30% del gas y petróleo y representa asimismo el tercer socio comercial de la UE a nivel de exportaciones. Curiosamente, Ucrania también es el país por donde accede el 80% del gas ruso a territorio Europeo. *ver mapa oleoductos Ucrania.

¿Ayuda económica a cambio de fractura?

Un peso pesado de la UE, Angela Merkel, ya se ha mostrado favorable a la mediación; comprensible si se tiene en cuenta que el 36% del consumo alemán de gas es de importación rusa. En las últimas horas se ha optado por ofrecer a Ucrania paquetes de ayuda económica (1.000 millones de dólares por parte de EEUU y 11 millones de euros por parte de la UE). En esta línea, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso declaró “es la primera vez en muchos años que tenemos la percepción de una amenaza real a la estabilidad y la paz global”.

En esta pelea globalizada todos los golpes son para Ucrania. No conviene olvidar que esta “amenaza real y global” proviene de un nivel local y puede desembocar en la fractura de un país, o lo que es peor, un enfrentamiento civil.

*http://www.businessinsider.com/heres-one-economic-reason-russias-invasion-of-crimea-pulls-in-europe-2014-3#ixzz2v5XkV62D