Ucrania lanza un ultimátum a Rusia

Artículo publicado el 1 de Julio de 2014
Artículo publicado el 1 de Julio de 2014

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Con el acuer­do de una aso­cia­ción con la UE ya fi­na­li­za­do, el pre­si­den­te ucra­niano, Petro Po­ro­chen­ko, le ad­vier­te a Vla­dímir Putin : Moscú tiene justo hasta el 30 de junio para aca­tar­se a las de­man­das del Con­se­jo eu­ro­peo, so pena de nue­vas san­cio­nes para Rusia. 

« Este es el día más im­por­tan­te en la his­to­ria de Ucra­nia, des­pués del día de su in­de­pen­den­cia », ha in­di­ca­do con jú­bi­lo Petro Po­ro­chen­ko, el pre­si­den­te ucra­niano en una con­fe­ren­cia de pren­sa du­ran­te el Con­se­jo eu­ro­peo del 26 al 27 de junio. Esta reunión de los jefes de Es­ta­dos eu­ro­peos a per­mi­ti­do a Geor­gia, Mol­dá­via, y Ucra­nia fir­mar los acuer­dos de aso­cia­ción con la UE.

¿preám­bu­lo de una ad­he­ren­cia a la UE?

Ade­más de un acuer­do de libre in­ter­cam­bio, este acuer­do de cooperación prevé un pro­ce­so de re­for­mas con res­pec­to a la lucha con­tra la co­rrup­ción, el Es­ta­do de de­re­cho, y la crea­ción de un clima eco­nó­mi­co pro­pi­cio a nue­vas in­ver­sio­nes. « [Este pro­ce­so] está des­ti­na­do a ga­ran­ti­zar en Ucra­nia la li­ber­tad, la se­gu­ri­dad, la de­mo­cra­cia y la paz. No­so­tros ya de­be­ría­mos adop­tar todos los va­lo­res eu­ro­peos. », ha afir­ma­do el jefe del Es­ta­do ucra­niano.

La es­pe­ra fue larga para al­gu­nos. Du­ran­te la cum­bre en París de 2008, los di­ri­gen­tes de la UE y Ucra­nia ha­bían ya es­ti­pu­la­do que se ne­ce­si­ta­ba es­ta­ble­cer un acuer­do de aso­cia­ción. « Ucra­nia ten­drá la po­si­bi­li­dad de con­si­de­rar la pers­pec­ti­va eu­ro­pea », ha aña­di­do Petro Po­ro­chen­ko, igual­men­te co­no­ci­do como « el rey del cho­co­la­te », ya que él ha crea­do va­rias con­fi­te­rías en el país.

In­te­rro­ga­do por la pren­sa, Petro Po­ro­chen­ko a in­di­ca­do que era poco pro­ba­ble que el Par­la­men­to eu­ro­peo ra­ti­fi­que el acuer­do de aso­cia­ción du­ran­te la pri­me­ra se­sión de asam­blea del Par­la­men­to el 1 de julio.

El bolígrafo má­gi­co

Dalia Gry­baus­kaite, la pre­si­den­ta li­tua­na, a hecho entrega de un bolígrafo simbólico al presidente ucraniano. El bolígrafo lleva el emblema de la cumbre de la Cooperación oriental organizada el 22 y 23 de noviembre en Vilnus.

En aquel momento, Victor Ianoukovitch era aún el presidente de Ucrania. Para entonces él se había rehusado a firmar el acuerdo de libre comercio, prefiriendo acercarse más a Rusia. Ese rechazo había provocado las manifestaciones que tuvieron lugar en la plaza Maidán en Kiev y eventualmente la anexión de Crimea por Rusia.

Al firmar el acuerdo de cooperación con ese mismo bolígrafo, Petro Porochenko ha deseado enterrar un pasado doloroso. Los dirigentes europeos y ucranianos han ganado terreno en el campo económico, pero a su vez han abordado la pregunta acerca de la seguridad en el este del país.

Ul­ti­má­tum en cua­tro hora simultaneas

Petro Porochenko a lanzado un ultimátum a Vladímir Putin con cuatro condiciones.

Para comenzar, Rusia debe autorizar a la Organización para la seguridad y cooperación en Europa (OSCE, por sus siglas en francés) a tomar control del cese de fuego y la frontera. Las autoridades ucranianas deben igualmente retomar el control de tres puestos fronterizos. Luego, hará falta liberar a los rehenes, todos ellos inspectores de la OSCE. Finalmente, se deben llevar a cabo negociaciones serias acerca de la implantación del plan de paz del presidente Porochenko. 

« El Consejo evaluará la situación y, según la necesidad, adoptará las medidas necesarias », estas fueron las conclusiones del Consejo europeo. Esta fórmula deja espacio para nuevas sanciones que podrían ser impuestas durante la próxima cumbre que se celebrará la próxima semana. 

El presidente ucraniano a indicado que las consultas con la UE y Rusia estaba previstas para el de julio. Una semana más tarde, serán los ministros de estos países los que deberán reunirse para discutir el plan de paz ucraniano.