Un americano que recuerda a Europa cual era su lema

Artículo publicado el 5 de Febrero de 2017
Artículo publicado el 5 de Febrero de 2017

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El 10º Premio del Libro europeo ha sido entregado por Oliver Stone en una velada llena de contrastes. Entre llamadas de alerta y mensajes de esperanza, han sido premiados “Le plus et le moins" de Erri De Luca y “El Impostor” de Javier Cercas. Cafébabel acudió a esta fiesta de la cultura.

Recapitular para avanzar mejor, aquí es donde se ha dejado el marcapáginas. El director franco-estadounidense Oliver Stone daba a conocer su visión del estado de nuestro mundo, el cual considera con temor: “Tengo miedo del futuro, todos deberían tenerlo”. “Encontrad vuestra independencia, sed vosotros mismos y con un poco de suerte, un día podremos encontrar la paz juntos” (nda: nuestra traducción). Con estas palabras el presidente del jurado comenzó a entregar los premios a los ganadores, tras haber recuperado la sonrisa. Justo antes del discurso de Oliver Stone, Frans Timmermans se mostró emocionado al recibir un premio especial por parte del comité de patrocinio por "La Fraternidad". Un ensayo que ofrece un relato colectivo de nuestra historia y nos llama a la acción para defender lo que los une. Su discurso destacó la importancia que le concede a la literatura. “Narrar, conectar, educar” podría ser una pista que nos da el Vicepresidente Primero de la Comisión para superar el estado actual de nuestro mundo. Puesto que vivir lo visible descartando lo imaginario, es posiblemente  lo que nos conduce hacia la era de la “posverdad”. La literatura, por su parte, nos permite ver el mundo a través de los ojos de otro, digiere la historia y permite el imaginario reconstruyendo la realidad bajo forma literaria. 

En la tribuna ha estado seguido por el discurso de Oliver Stone, decididamente iconoclasta, que llama a los europeos a no resignarse en su papel de seguidores de los imperialistas americanos. Puesto que, según el director, los Estados Unidos son despiadados y quieren imponer un nuevo orden mundial, en el cual nuestro continente queda relegado a un mero instrumento. También con este fin se ha orquestado la vigilancia de las masas más allá del Atlántico. Un control total, que pasa por un deslizamiento nada anodino de la segmentación eficaz hasta la vigilancia de masas. Stone prefiere por tanto la Europa que conoció durante su infancia, en la que se disfrutaba de la independencia y de las particularidades. Hoy en dia, Europa le parece que está subordinada a los Estados Unidos y unida solamente por razones económicas. Sin duda que Stone contrastaba con los alegatos que hicieron  los dos galardonados. Pero en el marco de esta noche, su discurso también refleja la crisis de identidad que atraviesa Europa y el debate que este Premio quiere traer. Es además una llamada a vivir la riqueza de Europa, nuestras diferencias, ante el aumento de las voces beligerantes. 

Premio de Ensayo 2016

Erri De Luca ya había sido galardonado por la presidencia del jurado el año pasado, mientras estaba en pleno combate judicial. Pero este año, su pluma ha sido recompensada con el premio de ensayo. Su obra comprende treinta y siete textos, tejidos con referencias bibliográficas. El discurso del escritor y activista napolitano rompía con la lectura del mundo que acababa de proponer Oliver Stone. Optimista como el que más, se muestra entusiasta con el camino que toma Europa. “Lo menos se queda tras nosotros, lo más nos queda por inventar. Buena suerte y buen viaje, Señora Europa” ¡La queremos! Un poco de optimismo no hace daño en este mundo a veces un poco negativo.

Premio de Novela 2016

Este premio de novela recompensa una reflexión sobre el héroe y sobre la historia española, sobre la mentira y sobre la creación de un mito, a través de la impostura de Enric Marco. Javier Cercas escribe para comprender, para interrogarnos sobre la realidad y sobre nosotros mismos. La literatura mestiza y antidogmática de la novela moderna, es lo que hemos heredado de Cervantes. Verdades que no son unívocas, y que han permitido a Europa crearse. Unificarla es, para Javier Cercas, la única utopia razonable que los europeos han forjado. En su forma actual, la UE no satisface a nadie, pero para el autor, esto significa simplemente que todavía hay mucho trabajo por hacer. Por tanto, es el momento de aprender de la experiencia; una llamada a los novelistas y a los políticos a seguir el ejemplo de Cervantes. 

Cuatro discursos que en conjunto, representan bien à un premio que quiere “unir las diferencias y soldar el sentimiento comunitario”. Esta vez la literatura sí que estaba en la cabecera de Europa.