Un libro de Historia para Europa central: ni en sueños

Artículo publicado el 20 de Noviembre de 2007
Artículo publicado el 20 de Noviembre de 2007
Un comité de expertos trabaja sobre un manual común de Historia para 2008. No obstante, en Eslovaquia y Hungría, cada cual interpreta la Historia a su manera: la polémica está servida.

La idea de un libro común de Historia para los estudiantes eslovacos y húngaros no deja de causar revuelo en la política de Europa central: el primer ministro eslovaco, Robert Fico, y su homólogo húngaro, Ferenc Gyurcsany, han relanzado la polémica tras una cumbre de Hungría en junio de 2007. Un debate cuyos orígenes se remontan a la primera conferencia de Historia franco-alemana en 1951.

Hoy, los polemistas favorables a este proyecto en Hungría y Eslovaquia, citan el libro Histoire-Geschichte (Editorial Nathan/Ernst Klett Verlag), un manual franco-alemán, como paradigma. Este libro de Historia común para franceses y alemanes se publicó el 5 de mayo de 2006. Hicieron falta tres años para fijar su redacción definitiva, y eso que sólo comprende el periodo histórico que va de 1945 a nuestros días. De la Revolución Industrial a la Segunda Guerra Mundial, el manual sobre la primera mitad del siglo XX, época en que las relaciones entre estas dos potencias eran más tensas, no se publicará hasta 2008.

En Europa central, nadie se pone de acuerdo sobre el fondo o la forma: “La expresión “manual común” es engañosa, explica el historiador Attila Simon en el semanario Heti Válasz, es más bien un suplemento para los manuales corrientes, pues los estudiantes húngaros y eslovacos tienen programas distintos”. “La idea duerme el sueño de los justos en una estantería, hasta que alguien la rescate, cualquier político húngaro, rumano o eslovaco”, prosigue el húngaro György Jakab.

Historia mentirosa

La Historia política –mitos sobre el nacimiento del Estado, guerras de independencia, cuestiones territoriales– está cargada de malentendidos en todas las mentes. Es difícil, sin embargo, dejar de lado el contexto político en favor de temas menos polémicos, como la Historia cultural o la sociología.

Un ejemplo: los primeros arbitrajes de Viena en 1938 (anulados en 1947). Concedieron a Hungría un territorio, en la actualidad eslovaco, que había perdido años antes, en 1920, tras el Tratado de Trianon. Para los húngaros, este acontecimiento se conoce como la “retrocesión de la Alta Hungría”. Para los eslovacos, en cambio, se trata de la “invasión temporal húngara y la pérdida de la Eslovaquia meridional”. Dos enunciados irreconciliables.

(Foto: Hansolo/ Flickr)

Otro hecho notable es que los manuales de Historia, ya sean rumanos o eslovacos, hablan de fronteras como si fueran líneas inmutables a lo largo del tiempo. Los manuales eslovacos hablan de Eslovaquia como de un territorio que ya existía en el siglo XVI. Sin embargo, para otros historiadores, sobre todo los húngaros, el país como tal no hace acto de presencia en la Historia ¡hasta el siglo XX! Estos últimos esgrimen una falsificación de la Historia.

Los manuales húngaros tienden a obviar la importancia de las personalidades extranjeras en la Historia de Hungría. Omiten también precisar que ciertas partes del territorio nacional fueron controladas por potencias extranjeras durante muchos años.

Barna Ábrahám es profesor del departamento de Historia de la Universidad Católica Pázmány Péter. Subraya ciertas libertades de interpretación: “Un manual húngaro puede a menudo decir que un noble del Condado de Liptó (hoy región eslovaca de Liptovsky) es un noble húngaro. Sin embargo, es posible que tal noble debatiera en el consejo de dicho condado en latín o en eslovaco. ¡Seguro que non hablaba húngaro!”.

Un sueño que se aleja

Cada vez más investigadores eslovacos y rumanos estudian en los Archivos nacionales de Hungría y en la Biblioteca Nacional Széchényi. Ésta última era ya una biblioteca mayor durante la doble monarquía austrohúngara (entre 1867 y 1918). Un lugar excepcional sin par en Bratislava o Bucarest.

Muchos húngaros preferirían que se emplearan más medios a la traducción de textos húngaros antes que a elaborar un manual común de Historia. En la sociedad civil, se han lanzado con éxito varias iniciativas, como la fundación Terra Recognita con sede en Budapest. Esta asociación se creó por parte de investigadores húngaros con el fin de promover la mejor comprensión de los pueblos de Europa central. Esta nueva generación de universitarios parece mejor preparada para trazar espacios de entendimiento con sus homólogos eslovacos que, por su parte, fueron formados gracias a manuales modernizados, publicados tras la independencia de Eslovaquia.

No obstante, aún son muchos los puntos de discordia, incluso entre los historiadores más jóvenes: “Nuestros colegas eslovacos aceptan nuestras críticas sobre la política de minorías durante la doble monarquía austrohúngara. En cambio se niegan a todo diálogo acerca de la ex Checoslovaquia, por ejemplo, o acerca del problema de las minorías eslovacas”, explica Csaba Zahorán, cofundador de Terra Recognita.

Los eslovacos han publicado un estudio del húngaro Ignác Romsics sobre el Tratado de Trianon que ha recibido buena crítica y elogios incluso desde Bratislava. Eso sí, el episodio de Trianon sigue siendo un recuerdo doloroso para los húngaros. Para muchos de ellos, este Tratado arrancó a Hungría muchos territorios nacionales, como la antigua Rutenia Subcarpática o la Eslovaquia meridional. Eso sí, sólo un puñado de húngaros ya habían nacido por entonces.

Apuntes de fechas y hechos históricos

1867: Establecimiento de la “doble monarquía” de Austria-Hungría. Incluye el territorio actual de Eslovaquia.

1920: Tratado de Trianon –Hungría pierde el 71% de su territorio y el 66% de su población. Eslovaquia se integra en Checoslovaquia.

1938: Primer arbitraje de Viena (El sur de Eslovaquia se entrega a Hungría).

1939: Disolución de Checoslovaquia.

1939: Proclamación de la I República de Eslovaquia.

1947: Tratado de París. (Hungría pierde los territoriuos recuperados entre 1938 y 1941).

1949: Proclamación de la República popular de Hungría.

1969: Proclamación de la federación de la República socialista Checa y de la República socialista Eslovaca (Checoslovaquia).

1989: Instauración de un sistema democrático en Hungría.

1993: Proclamación de la República de Eslovaquia y la República de Chequia.