Un repaso a las Elecciones Europeas

Artículo publicado el 27 de Mayo de 2014
Artículo publicado el 27 de Mayo de 2014

Los resultados de las elecciones europeas han llegado y las cosas no pintan demasiado bonitas. Suena a perogrullo, pero los partidos antieuropeos han ganado las elecciones europeas en muchos países europeos. Por supuesto, esta no es toda la historia. Para vuestra gloria y vuestra pena, CaféBabel ha llevado a cabo un colosal vox populi para recoger las opiniones de varios jóvenes europeos.

Eslovaquia, Tomas Mrva

¡Lo hemos hecho de nuevo! Por tercera vez consecutiva, eslovaquia ha tenido la menor participación de la Unión Europea (UE). Esta vez, ésta ha descendido al increíble ratio del 13%. Al parecer, los eslovacos solo se interesan por la UE cuando se trata de conseguir fondos europeos. Los políticos han probado de nuevo que han fallado en su intento de explicar lo que significa la UE y por qué el Parlamento Europeo importa. Los trece nuevos y afortunados eurodiputados quizá estén contentos de haberse asegurado un trabajo bien remunerado sin haber sudado la camiseta. 

Fran­cia, Mé­la­nie

Después de las elecciones europeas, la tristeza y la decepción abundan, tristeza y decepción por no haber sido capaces de hablar y convencer al 25% que ha votado contra los partidos moderados y contra Europa, un concepto que no entienden y que no experimentan en su vida diaria. Como miembro de la generación europea, esto me provoca todavía un deseo más fuerte de hacer todo lo que esté en mi mano para conseguir llegar hasta ese sector de la población, para escucharles y convencerles para que vean en europa un futuro y en la inmigración, una oportunidad. Me siento triste de que nuestra generación europea viva codo con codo con esta generación retrógrada que vive replegada sobre sí misma. El impacto de estas elecciones no será visible en nuestra vida diaria a corto plazo, pero sí que afectará a largo plazo a la paz, la paz social y la paz entre estados. 

Escocia, Ceris Aston

Mis amigos y yo vimos los resultados de las elecciones europeas por televisión con una suerte de horror fatalista. El partido euroescéptico de extrema derecha UKIP ganó por primera vez un diputado por escocia, con el 10% de los votos (el Partido Nacionalista de Escocia -SNP- y los Laboristas han obtenido dos asientos cada uno, mientras que los conservadores Tories consiguieron uno). Solo alrededor de un tercio del electorado escocés se molestó en ir a votar, por lo que un mísero 3% para el UKIP era suficiente. Todavía más preocupante resulta el hecho de que el UKIP obtuviese representantes por toda Gran Bretaña, golpeando a ambos partidos establecidos. En Escocia, muchos votantes de izquierdas y centristas ven en esta tendencia hacia la derecha una irresistible razón para votar por el "sí" en el referendum por la independencia de Escocia. Y yo espero que de hecho la gente se motive para ello...  

Inglaterra, Chris Bond

El UKIP se ha convertido en el partido británico con más representación en el Parlamento Europeo y los liberales demócratas se han quedado con un solo eurodiputado. Hace cien años, justo antes de que Europa empezara a diferenciarse, el Secretario de Exteriores del Reino Unido, el liberal Sir Edward Grey, dijo proféticamente: "Las lámparas se apagan en Europa y quizá no volvamos a verlas encendidas en nuestra vida". Espero sinceramente que el resultado de estas elecciones no sean más que un mero enajenamiento mental temporal y no una vuelta al nacionalismo de los tiempos de Sir Edward que se saldó con la destrucción de Europa en dos ocasiones durante el siglo XX, aunque una parte de mí no está segura.  Aunque la gente se olvide, el consenso liberal ha garantizado la paz y la prosperidad de Europa durante el periodo de tiempo más largo de su historia. Exijo a todos aquellos que aprecian la libertad, el pluralismo y la paz a no abandonar esta causa. La lámpara del liberalismo debe permanecer encendia, pues cuando las sombras se hacen más grandes es mejor encender una vela a correr en la oscuridad.

Italia, Marco Frat­taruolo

Renzi triunfa, Grillo vuelve a caer y Berlusconi desaparece. Se respira un aire de excitación post-electoral en las calles de Roma, donde los kioskos sobreviven al asalto de los lectores de izquierdas y los votantes que quieren comprar una copia de La Repubblica y L'Unità para guardarla en su habitación. Después de una de las más ruidosas y reñidas campañas electorales en las últimas décadas, el Partido Democrático de Renzi ha ganado con un sonoro 40% de los votos. No encontrarás una puntuación como esa para ningún partido de izquierdas en en Italia en ningún libro de historia. 

Alemania, Lil­ian Pi­than

¡Los votantes alemanes pueden secarse el sudor frío de la frente! Comparado con la ruptura europea hacia la derecha, los votos alemanes han llegado de una forma tan suave como una bola de algodón. Los Demócratas Cristianos y los Socialdemócratas encabezan el ranking. Los liberales quedaron en una posición muy inferior, mientras que muchos de votantes alemanes todavía apoyan a los Verdes. Comparado con otros países como Francia, Dinamarca y compañía, el avance de los euroescépticos en Alemania es relativamente manso. ¿Viven los alemanes en una burbuja multicultural? De ser así, ¿se debe a Angie Merkel superstar, a una situación económica positiva y a un electorado eurófilo en Alemania?

Po­lonia, Mo­ni­ka

Ni siquiera participé en las elecciones de este año porque no sabía a quién votar. Estoy absolutamente decepcionada con el actual gobierno de Polonia, mientras que los partidos que concurrieron en las elecciones han estado en el poder durante los últimos 20 años y yo ya sabía que ellos ganarían en cualquier caso. Estoy bastante contenta de que la Nueva Derecha ganara algunos asientos en el Parlamento europeo y no porque yo sea partidaria de Ja­nusz Ko­r­win Mikke y sus escandalosos planteamientos, sino porque siento qeu la escena política en Polonia (y en Europa en general) necesita un poco de aire fresco. Los resultados de las votaciones prueban que Europa se está alejando lentamente de las ideas de izquierdas. 

Aus­tria, Ali­cia Pra­ger

Los Demócratas Cristianos lideraron las votaciones en Austria, los Socialdemócratas (SPÖ) quedaron en segundo lugar -ambos ganaron cinco representantes para el Parlamento Europeo. El partido de extrema derecha Partido por la Libertad de Austria (FPÖ) quedó muy por detrás, pero aún así ganó un 7% de votos más que en 2009. Si echamos una ojeada a las últimas elecciones nacionales, podría haber sido incluso peor. El partido Verde ganó un 15% de los votos. En Viena, incluso quedaron segundos después del SPÖ. Los Democrátas Cristianos solo consiguieron quedar cuartos en la capital, bastante detrás del FPÖ. Fue sorprendente, sin embargo, que dos partidos liberarles quedaran los últimos.  

Eslove­nia, Jasna Ra­j­nar Petro­vic

¿Los resultados? Deprimentes y rancios, me han dejado un regusto asqueroso. En primer lugar porque la burocracia eslovena no me dejó votar, y en segundo porque el mísero 16% del electorado que sí que acudió a las urnas votó en su mayoría por un partido cuyo líder es un criminal convito y por Mr Lojze Pe­terle, quien me provoca arcadas cada vez que veo su siniestra cara, quien quiere prohibir el aborto de nuevo, y quién va a sentarse en el Parlamento Europeo de nuevo. Esto, simplemente, me quita las ganas de volver a casa. 

España, Su­sanna Arus

En España los dos principales partidos (el conservador Partido Popular y el Partido Socialista) no solo sufrieron una decaída, sino que cayeron en un precipicio. Por primera vez consiguieron menos del 50% de los votos. La revelación de la noche electoral fue Po­de­mos, un partido de izquierdas fundado hace solo unos cuantos meses. Ellos irrumpieron en la escena ganando cinco eurodiputados. No está mal, ¿no? El otro tema que dio qué hablar fue Cataluña, donde el partido independentista Esquerra Republicana de Catalunya ganó. La participación de los catalanes aumentó un 10% y los partidos a favor del referéndum consiguieron el 55% de los votos, un mensaje alto y claro para la UE que dice: "queremos votar". 

Letonia, Inga

No voté porque olvidé lidiar con todo el papeleo burocrático antes de las elecciones -vivo fuera del país y es más complicado votar. No sé realmente quién gano, pero me gustaron los resultados en Letonia: la gente a la que habría votado irán a Europa (Dombrovskis y no Zdanoka). 

Échale un vistazo a nuestro dossier especial sobre las elecciones europeas pinchando aquí.