Un verano en Kosovo

Artículo publicado el 18 de Agosto de 2014
Artículo publicado el 18 de Agosto de 2014

Alentados por un espíritu de crecimiento, Cafébabel ha decidido producir el primer relato "aumentado" de su historia. 

Con un formato similar a lo que se ha venido en denominar "snowfall" desde que el New York Times editara uno de los primeros formatos del género sobre la historia de una avalancha, eso que hoy llamamos scrollitelling os ofrece un gran reportaje en varios capítulos, con imágenes aquí y allá, ilustraciones, infografías, vídeos, sonidos... en fin, una verdadera fusión multimedia cuyos elementos forman un engranaje al antojo del lector. Legible en el despacho, en la playa o en el metro 

Para darle una vuelta más de tuerca, vuestra única revista europea pero no aburrida ha puesto el ojo sobre Kosovo

En primer lugar, porque este país, que no es uno solo, resulta muy largo de explicar.

En segundo lugar, porque un buen día, una chica de ojos negros viajó allí para investigar durante dos años un supuesto tráfico de órganos llevado a cabo en los Balcanes. A su regreso, no trajo consigo una historia que pueda leerse, precisamente, de una sentada. 

Titulada "Cadáver exquisito en el país de los mirlos negros", su relato os llevará desde Pristina, la capital de Kosovo, a sus alrededores, pasando por Albania, Serbia, Suiza y Bruselas. Ha conseguido adentrarse en el intrincado sistema  judicial y geopolítico de un crimen de guerra que, sin pruebas, ni testimonios, ni cadáver, nunca ha podido -o querido- aclararse por la comunidad internacinal. Nos cruzaremos con mafiosos, antiguos mariscales de la UÇK (Ejército de Liberación de Kosovo), políticos, fiscales y agentes secretos. Una galería de personajes que nos embarcarán a bordo de una increíble saga con aires de thriller, donde convive felizmente la guerra, la sangre y los rumores. Quince años después de la guerra de Kosovo, en 1999.

Lo creáis o no, esta inmersión en el país de los mirlos negros podría ser vuestra novela del año. 

LEER NUESTRO REPORTAJE, « CÁDAVER EXQUISITO EN EL PAÍS DE LOS MIRLOS NEGROs » (EN FRANCÉS).