Un vistazo a la cumbre anticorrupción de Londres

Artículo publicado el 12 de Mayo de 2016
Artículo publicado el 12 de Mayo de 2016

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

El primer ministro británico David Cameron celebrará la Primera Cumbre Anticorrupción en Londres este 12 de mayo. Un día antes, tendrá lugar en esta ciudad – considerada el centro neurálgico de varios paraísos fiscales– una conferencia titulada “Combatiendo juntos la corrupción”. ¿Qué sucederá y qué podemos esperar?

¿Cuál es el punto?

En su discurso en la Escuela de Política Pública Lee Kuan de Singapur en el verano de 2015, David Cameron invitó a los líderes de la sociedad civil, el comercio y el gobierno a "combatir juntos la corrupción". El mandatario señaló que:

“La corrupción es uno de los mayores enemigos del progreso en la actualidad. Es el cáncer albergado en el corazón de muchos de los problemas que afectan a todo el mundo . Todo lo daña, desde la posibilidad que tiene una familia de enviar a sus hijos a la escuela hasta la credibilidad de uno de los deportes favoritos en el mundo: el fútbol".

Por lo tanto –y según la página web del gobierno del Reino Unido, esta cumbre, primera en su tipo, tiene como objetivo:

  • poner al descubierto a la corrupción de modo que no exista lugar donde pueda ocultarse;

  • castigar a los corruptos y  dar apoyo a los afectados por la corrupción;

  • expulsar la cultura de la corrupción dondequiera que esta exista.

Si bien estas metas son un tanto vagas, una gran cantidad de miembros de la sociedad civil tienen pedidos muy concretos.

¿Qué es lo que se pide?

Debido a la reciente filtración de los papeles de Panamá,  la atención pública se ha centrado hoy más que nunca en los paraísos fiscales y de evasión. A pesar de que las intrigas de Mosscack Fonseca son apenas la punta del iceberg y que este estudio jurídico ni siquiera es el proveedor de servicios offshore más grande, su nombre se ha convertido en sinónimo de falta de transparencia internacional en el sector financiero.

El problema que enfrenta la comunidad internacional es que las acciones de Mossack Fonseca son legales. Por consiguiente, uno de los pedidos concretos más populares para la cumbre anticorrupción es la abolición oficial de los paraísos fiscales. Tal como se informó en  una carta de la organización de ayuda Oxfam, 300 economistas de renombre mundial – entre los cuales se encuentra el famoso Thomas Pikkety – iniciaron una petición para que se implemente una regulación fiscal más estricta, ya que pareciera que lo único que hiciese el sistema actual es acrecentar la brecha entre ricos y pobres y carecer de un propósito económico útil.

Desde hace tiempo, Oxfam lucha contra este tipo de corrupción. En una campaña reciente de la división alemana de esta organización, se compara a grandes empresas como Apple, Starbucks y McDonald's con compañeros de habitación molestos: viven con nosotros y se benefician de todo lo que hay, pero no pagan las facturas, no limpian, se comen nuestra comida y siempre andan por ahí, haciendo ruido. El objetivo era crear conciencia entre la población acerca que lo que es concretamente la evasión de impuestos. De igual modo, comenzaron otra petición a fin de prohibir los paraísos fiscales. Quizá sus pedidos se hagan realida.

Otro reclamo, esta vez de manos de la organización ONE, es la creación de un regisro público de propietarios de empresas. Hasta el momento, la información sobre propietarios y fideicomisos solo se encuentran disponibles a los bancos y a las fuerzas policiales que la soliciten, mas no a los ciudadanos comunes.  La información debe filtrarse y llegar a manos del periodismo incluso antes de que los empresarios más afectados por dicha la filtración sepan estas dañinas operaciones de dinero. "La transparencia es el mejor antídoto", dijo Tobias Kahler, director de ONE.

Respecto de esto, quien dio el primer paso fue el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), el cual creó este mes la "Offshore Leaks Database" (Base de datos de los Panama Papers). De acuerdo a esta base de datos, las Islas Vírgenes británicas ocupan el primer lugar de las jurisdicciones de empresas offshore.

Al ser parte del territorio de ultramar británico, la sociedad civil del Reino Unido elevó otro pedido concreto, esta vez centrándose en que Gran Bretaña elimine sus propias políticas de evasión fiscal. Estas “literalmente, hubieran creado un segundo impero británico" según las propias palabras del periodista y director Mark Donnee”. Como señaló el presidente Obama: “No es que ellos quebranten las leyes sino que las leyes no están bien hechas”.

Afortunadamente, el Reino Unido ya tomó cartas en el asunto al ser el primer miembro del G20 en crear un registro central público de información sobre  las propiedades en usufructo de las empresas, queel cual estará disponible de forma libre y gratuita a partir de junio de este año. Por su parte, el gobierno británico instó a los demás miembros del G7 y del G20 a hacer lo mismo.

¿Quiénes asistirán a la cumbre anticorrupción?

Participarán cuarenta países. Algunos de los nombres que figuran en la larga lista de participantes que se espera asistan son: el presidente de Afganistán, el presidente de Nigeria, el ministro  de Legislación alemán Heiko Maas, el presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim y  la directora gerente del FMI Christine Lagarde. Según The Independant, el gobierno panameño no ha recibido ninguna invitación, pese a que su país podría ser el centro de discusión.

¿Cuál es el resultado más probable?

Como se sugirió anteriormente, los papeles de Panamá son apenas la punta del iceberg y Mosscack Fonseca ni siquiera es el proveedor más grande de servicios offshore . Solo muy pocas personas tienen una idea clara de qué tan grande, profundo y multifacético es en verdad el mundo de la corrupción y la evasión fiscal. Por ello, es probable que todas las medidas que se tomen en la conferencia no cubran el tema de la corrupción en su totalidad. Es más, la conferencia no busca lograr un acuerdo mutuo firmado por todos los participantes. Más bien les da a estos la oportunidad de dejar de apoyar acuerdos específicos. Si bien la organización ONE resalta que esto sería beneficioso para el progreso,  también podría no llegarse a un acuerdo.

Asimismo, muchos críticos dejaron ver su preocupación sobre respecto de que los crímenes de la "elite" sean tratados únicamente por la elite o que los gobiernos corruptos hablen sobre corrupción. Desde luego, es cierto que la experiencia nos ha enseñado que la clase dirigente y empresarial  siempre ha estado en el centro del sistema de evasión fiscal. También es cierto que el resultado de conferencias similares sobre escándalos financieros, como los LuxLeaks, fue considerado demasiado débil e insuficiente como para que los actores mundiales detuvieran la evasión fiscal. En el caso de LuxLeaks, el presidente de la Comisión Europea estaba a cargo de organizar un comité especial sobre el régimen fiscal en los estados miembro europeos. No obstante, él también era el primer ministro de Luxemburgo en la época en que muchas se promulgaron muchas de las normas sobre evasión fiscal.  Mientras tanto, la principal fuente de filtración de los LuxLeaks, Antoine Deltour –considerado un héroe por revelar cómo Amazon, Apple, IKEA, Eon y McDonald's eludían el pago de impuestos con la ayuda de las autoridades de Luxemburgo– enfrenta hasta a diez años de prisión por filtrar información. Deltour comentó que  lo que lo desesperaría sería ir preso  por un informe que ni siquiera logró que se produjera algún cambio. 

¿Ahora, tal vez?

Cameron lo dijo en el discurso que dio en Singapur: "Es la acción lo que gana una guerra y eso es lo que estoy decidido a hacer (...) No hay lugar para el dinero malhabido en Gran Bretaña (...) no debería haber lugar para el dinero malhabido en ninguna parte".

Esta cumbre anticorrupción es otra oportunidad que tienen él y muchos otros para probar que hablan en serio.

Según informa The Guardian, nuevas cumbres tendrán lugar en París y Japón luego de la conferencia.