Una Erasmus para el periodismo europeo

Artículo publicado el 12 de Diciembre de 2008
Artículo publicado el 12 de Diciembre de 2008
El periodismo europeo cara a cara a las elecciones europeas: falta de interés o de intención, problemas y sus soluciones discutidos durante un encuentro de mujeres periodistas de toda España en Cádiz

“Falta cultura europea. Si los periodistas no somos capaces de dar enfoque continental a la elaboración de información, es imposible crear una opinión pública europea. Debería inventarse una Erasmus para periodistas”. Son las palabras de Marosa Montañés Duato, presidenta de la Asociación de Mujeres Periodistas del Mediterráneo en Valencia, para expresar la falta de interés mediático que tiene en la actualidad lo que ocurre en Europa para España.

Durante el primer encuentro de la Asamblea Nacional de Mujeres Periodistas de la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas Españoles), celebrada el pasado 8 de noviembre en Cádiz, se respiraba pesimismo hacia el viejo continente. La visión de Marosa Montañés no era la única que arrojaba cierto escepticismo ante las próximas elecciones europeas de 2009 y el papel de los medios en ellas. Paz Santana, de Canal Sur (la cadena pública regional de Andalucía, en España) explica que solo si el tema que venga de Bruselas tiene relevancia para la población local, en este caso la andaluza, como el problema de los escapes de fuel de petroleros británicos en el estrecho de Gibraltar, despierta curiosidad entre los telespectadores.

Lo que afecta al ciudadano

(Clara Fajardo)“La medicina por tanto, es que tanto la dirección de Canal Sur como el público, prioricen, o al menos, den más cobertura a temas europeos que afectan directamente al ciudadano de a pie, aunque no sea consciente aún de ello”, añade la periodista. En esta misma línea, Ana Marín, que trabaja para la misma cadena en su redacción de Granada, culpa a los medios de comunicación por no saber difundir las noticias, leyes, tratados, aplicaciones de aprobaciones en Comisión y Parlamento Europeo en su región o localidad. Ana cree que existe un periodismo europeo, pero “muy lejano y sin ninguna función práctica” a lo que añade que solo las medidas a grandes problemas como el olivar en la parte oriental de Andalucía, recuerda que es “Europa la que subvenciona”.

Todas las periodistas consultadas por Cafebabel.com reconocen la importancia de una opinión pública europea, pero aseguran que el espacio que ocupa en los medios de comunicación es escaso. De esto no tienen la culpa solo los periodistas: la responsabilidad recae en gran medida en los directivos de las empresas de comunicación. Todas ellas “suponen” que se resaltará la trascendencia de las próximas elecciones europeas, pero “menos de lo que debiese porque aún no se conoce en profundidad que Bruselas está presente hasta en el último pueblo de las Alpujarra (comarca montañosa de Granada, tradicionalmente aislada del exterior)”.

El periodismo europeo desilusiona

Montserrat Minobis i Puntetonet se muestra especialmente desilusionada con el periodismo europeo. Esta periodista catalana formó parte de la red europea de mujeres periodistas fundada en 1992 (www.mujeresperiodistas.net) con el objetivo de crear una red de contactos entre profesionales para tratar temas conflictivos desde una perspectiva europea. Hasta que fue subvencionada por la UE: “aquello funcionó, cuando cambió de dirección, perdió mucho”. También Montserrat pertenece al Instituto europeo del Mediterráneo de Barcelona, institución que intenta acercar las dos orillas del Mediterráneo en asuntos de paz, conflictos, deberes y derechos de culturas muy diferentes. En cuanto a las elecciones de 2009 critica duramente que no están “bien formuladas, las listas cerradas no nos permite conocer a nuestros representantes en la Unión, solo te quedas en el principio de aquellas, no se profundiza, con lo cual es una cadena que se contagia a medios y votantes”.

Quizás sea cuestión de tiempo y prioridades. En el primer encuentro de la Asamblea de Mujeres Periodistas de la FAPE se trataron aspectos como la imagen de la mujer en los medios, la desigualdad de salarios de profesionales mujeres y hombres aún en España, el desequilibrio entre redactoras y directivas de un 60% de estas frente a aquellas en medios audiovisuales, etc. Batalla que aún no se ha ganado en España: puede que Europa sea el próximo escalón.