Una mirada azul. Simone Veil

Artículo publicado el 13 de Julio de 2008
Artículo publicado el 13 de Julio de 2008
Simone Veil, que hoy 13 de julio cumple 81 años, es una superviviente de los campos de concentración de Auschwitz y de Bergen-Belsen, ocupó una cartera ministerial en su país, Francia, y fue la primera mujer en ocupar la presidencia del Parlamento Europeo. El pasado 18 de junio le fue entregado el Premio Europeo Carlos V, otorgado por la Fundación Yuste.

Simone VeilYa ha pasado casi un mes desde que le fue entregado el Premio Europeo Carlos V a la ex presidenta del Parlamento Europeo Simone Veil. Pero como la importancia es inmovil al tiempo y hoy cumple 81 es necesario recordar parte de vida y logros de esta mujer que recuerda sus jornadas en el campo de concentración "pelando patatas y dejándome a partes iguales sangre, piel y patatas".

El Premio Carlos V no era el primero que recibía en España, anteriormente, en el 2005, ya había sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias a la Cooperación. Pero en su haber también figuran otros como ser caballero de la Orden Nacional del Mérito y gran oficial de la Orden del Imperio Británico, premio Carlomagno de la ciudad de Aquisgrán (1981); el premio Truman para la Paz (1991) y la medalla de oro de la Sanidad para Todos de la Organización Mundial de la Salud (1997). Además, ha recibido catorce doctorados honoris causa por distintas universidades, entre las que destacan Princetown, Georgetown, Yale, Cambridge y Glasgow. Su historia no se detiene aquí, se remonta 64 años atrás. Tenía sólo 17 años cuando fue deportada al campo de exterminio nazi de Auschwitz y aún hoy su brazo mantiene tatuado el número 78651. Únicamente salieron vivas su hermana menor y ella. Dicen los que han tenido el privilegio de estar frente a ella, que su mirada azul tiene un punto de amargura y dureza,

Durante su reciente visita charló con diversos medios españoles, entre algunas de sus frase se colaban frases como estas: "Europa es el camino. Mucha gente podría pensar que, por mi experiencia, podría exigir reparación, sanciones. Pero no es así, la reconciliación es la única vía. Olvidar y perdonar". "Los jóvenes deben saber que hace más de 30 años hubo gente que pagó un precio muy alto por avanzar". o por ejemplo "las mujeres todavía tineen mucho que reivindicar."

Con una trayectoria como la suya, resulta difícl escoger un solo capítulo de su intensa vida. Cada paso que ha dado Simone Veil no ha sido en balde porque ha supuesto un gran avance en favor de una sociedad más tolerante y en favor de la igualdad y la incorporación de la mujer en política.

SimoneSu biografía personal es extensa y dura, al igual que la de otros muchos judios que tuvieron que ser deportados a los diversos campos de concentración. Una vez liberada, en mayo de 1945, se instaló en París, donde se licenció en Derecho y se diplomó en el Instituto de Estudios Políticos. A finales de los 50 ya era magistrada. En 1969 pasó a desempeñar el cargo de consejera técnica del mismo Ministerio y entre 1970 y 1974 fue secretaria general del Consejo Superior de la Magistratura. Durante el mandato presidencial de Valery Giscard d'Estaing, en 1974, se convirtió en la primera mujer ministra de la Quinta República al hacerse cargo del Ministerio de Sanidad y Seguridad Social, cartera que ocupó durante cinco años, en los que modernizó la organización hospitalaria o la polémica ley del aborto. En sus porpias palabras la ley "era la medida que permitía por primera vez decidir a la mujer si deseaba tener hijos". Aquello no gustó nada, ni a los suyos, y se lo hicieron pagar. El día que esta le se debatía y votaba en la Asamblea Nacional (enero de 1945) muchos la dejaron sola, frente a críticas y burlas de sus compañeros de fila. Un diputado llegó a comparar el derecho al aborto con los hornos crematorios nazis, lo que era algo más que un insulto para alguien que sobrevivió al Holocausto. La ley salió adelante y oy se la conoce como La Loi Veil.

En las elecciones al Parlamento Europeo de 1979 encabezó la lista de la Unión para la Democracia Francesa y fue nombrada presidenta del primer Parlamento Europeo elegido por sufragio universal directo, cargo que ocupó hasta febrero de 1982, en que pasó a ocupar la presidencia de la Comisión Jurídica del mismo Parlamento.

En los comicios europeos de 1984 encabezó la lista liberal-conservadora y se convirtió en presidenta del grupo liberal. En 1989, salió elegida eurodiputada por "Centro para Europa" y formó parte de la Comisión de Asuntos Políticos del Parlamento. En 1993, tras el triunfo electoral de Edouard Balladur, fue nombrada ministra de Estado de Asuntos Sociales, Sanidad y Ciudad. Cargo que ostentó hasta 1995. Tras cesar en su cargo, fue candidata a primera defensora del Pueblo Europeo, elección que perdió en segunda vuelta ante el finlandés Jacob Sodermann. Es, desde 1998, miembro del Consejo Constitucional de Francia y, desde 2001 presidenta de la entonces creada Fundación para la Memoria de la Shoah (Holocausto), cargo que aún ejerce. Ha escrito dos obras, La adopción, datos médicos y psicológicos y sociales (1969) y Los hombres también se acuerdan (2004).