Una pareja, un fiat 500 y un país: “Italy, love it or leave it”

Artículo publicado el 23 de Noviembre de 2011
Artículo publicado el 23 de Noviembre de 2011
Esta pareja, formada por Gustav Hofer y Luca Ragazzi, premiada en diversas ocasiones por el documental sobre los derechos de los homosexuales en Italia Improvvisamente l´inverno scorso, vuelve a ser el centro de atención con Italy, love ir or leave it: un viaje a bordo de un viejo Fiat Cinquecento que cambia de matrícula y color, un busca de los motivos para no dejar Italia.
Nos presentan su nueva producción antes de partir hacia Ciudad del Cabo.

Gustav Hofer es de Serentino, en Tirol del Sur. Estudió en Viena y en Londres y desde hace 13 años vive en Roma y trabaja como corresponsal del canal de televisión Arte. Luca Ragazzi es un crítico de cine, “romano de Roma”, que también vivió en Estados Unidos.

Cafebabel.com: Antes de hacer este documental queríais mudaros a otro país. ¿Por qué?

Luca: Recibimos la notificación de desahucio de nuestro apartamento en Roma y parecía una señal del destino: había llegado el momento de irse y Gustav quería que nos mudáramos a Berlín. Yo no lo veía claro. Así que decidimos hacer un viaje y tratar de reconciliarnos con nuestro país. Un país que atraviesa un momento muy difícil, que da pocas esperanzas a los jóvenes, pero que poco a poco empieza a ver la luz al final del túnel.

Gustav: La idea de irnos nos rondaba por la cabeza desde que empezamos nuestra relación, hace ya más de 13 años. Pensamos en irnos a Argentina, pero está pasando por una fuerte crisis, o Barcelona, pero la situación en España no es mejor. En cambio, Berlín se presenta en Europa como la ciudad donde los jóvenes pueden llevar a cabo sus proyectos.

Cafebabel.com: ¿Cuándo y dónde empezó vuestro viaje?

Luca: Al principio, Gustav quería enseñarme que todos los iconos que hicieron célebre a Italia son, hoy en día, un lastre sin importancia. Empezamos en Turín, donde los trabajadores de la fábrica Fiat no llegan a fin de mes y la empresa de cafeteras Bialetti ha cerrado su fábrica. Nuestra segunda parada fue Milán, donde nos encontramos con los seguidores de Berlusconiy eso nos llevó a Rímini en busca del latin lover ya inexistente, pero por otra parte descubrimos que era el lugar de Italia donde se consume más viagra. La película repasa los primeros seis meses del 2011 y documenta los momentos más significativos, como el referéndum contra la energía nuclear, la victoria de Giuliano Pisapia en Milán o los escándalos festivos de Berlusconi.

Ahora ya no

Cafebabel: Habéis sido afortunados: tenéis en vuestras manos el documento de los seis meses que han cambiado Italia hasta la dimisión de Berlusconi y la coronación de Monti .

Luca: Es verdad; y sin ni siquiera planearlo. Llevamos ventaja a esos que ahora quieran contar este periodo. Estamos recorriendo medio mundo porque todos quieren saber qué es lo que está pasando en Italia. El momento decisivo para mí fue la manifestación femenina, “Si no es ahora, ¿cuándo?”, donde miles de personas ajenas a partidos políticos salieron a las plazas gritando al unísono “¡Dimisión, dimisión!”.

Gustav: Estos últimos meses han servido para tomar conciencia colectiva. Los italianos ya no quieren sufrir de modo pasivo si no que buscan su papel protagonista en el cambio. La gente ha entendido que estamos peor que antes, ha dejado de ceder a los halagos y a la propaganda emitida por los telediarios. E Internet ha cohesionado la opinión pública.

Cafebabel: En la segunda parte del documental Italia gana la batalla y os convence para que os quedéis: ¿de quién es el mérito?

Gustav: El testimonio que más me impresionó es el de un colaborador de justicia siciliano, Ignazio Cutrò, un emprendedor que ha denunciado varias veces a la mafia y lo único que ha conseguido ha sido ser marginado por la comunidad local además de ver destruidas o quemadas sus máquinas de trabajo. Pensaba que eso convencería a Luca para irnos, pero su valentía me convenció a mí de lo contrario.

Luca: El escritor Andrea Camilleri más que ningún otro, nos dijo las cosas que más nos turbaron. Todas las historias del sur han dado una inflexión a nuestro viaje: es como si la Italia por la que somos conocidos hoy en el mundo, sea sólo esa que se encuentra en el sur, porque el rico y desarrollado norte lo único ha sabido promover en los últimos 20 años es Comunione e Liberazione (red de lobby de inspiración católica), la Lega Nord y Berlusconi.

Cafebabel: Ahora que Berlusconi ha caído; ¿qué sentido tiene vuestro documental?

Gustav: La mentalidad de los italianos no cambiará tan fácilmente. El problema no es Berlusconi, sino el berlusconismo, un sistema de “desvalores“que ha exterminado palabras como ética o deontología, conceptos que los italianos deben recuperar. El sentido de la película es contar historias de italianos que intentan cambiar cosas y que nosotros proponemos como modelos a seguir.

Luca: A los italianos les gusta quejarse, pero son demasiado vagos para remangarse y empezar a cambiar las cosas. Ésta es la primera cosa que hay que cambiar: la actitud. Las personas que hemos conocido no esperaban un milagro del cielo, sino que empezaron a cambiar las cosas de su vida cotidiana.

Cafebabel: la conclusión del documental es explícita: “La vida es demasiado corta para no ser italiano“. ¿Qué es lo que más echáis de menos cuando estáis en el extranjero?

Gustav: La pasión... Luca lo interrumpe: la extrema pasión, quiere decir... el hecho de que los italianos sean siempre más exagerados que los demás en todo lo que hacen, como si amplificaran las cosas. En el extranjero siempre nos da la sensación que todo el mundo se controla demasiado. Aquí en Italia se tiende a ser más divertido y espontáneo. Y luego otra ventaja de los italianos es la elasticidad mental que tienen, la facultad de conseguir que todos se vayan contentos a casa. El problema llega cuando esto se aplica a leyes y reglas... Por lo que se refiere al clima, la comida, la belleza... los italianos son adictos y cuando no pueden disfrutar de ellos, entran en crisis. Con esta película queremos invitarlos a ver el vaso medio lleno.

El documental será emitido por el canal franco-belga-alemán Arte el domingo 27 de noviembre a las 23:25, después de la película "El Gatopardo", en una noche dedicada a Italia. Haz clic aquí para ver el programa de emisión en Italia y en el mundo.

Fotos: cortesía de © Italy, love it or leave it