Una partida de Monopoly en las nubes.

Artículo publicado el 23 de Abril de 2008
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 23 de Abril de 2008
A veces tengo la impresión de que Europa se está convirtiendo en una especie de enorme partida de Monopoly, donde medio mundo quiere comprar el otro medio. Y es que los empresarios no han acabado de entender el auténtico significado de la integración europea. ¡Eh, tios, un poquito de calma! ...que mercado único no quiere decir que se tengan que crear monopolios europeos por todas partes.

El último ejemplo reciente lo tenemos en la fallida operación de compra de Alitalia por parte de Air France-KLM. Recordemos que los operadores franceses y holandeses, digamos históricos, se fusionaron en 2004 y ahora le tocaba el turno a Alitalia que, agobiada por los cuantiosos gastos de funcionamiento y al borde de la suspensión de pagos, necesitaba de alguien que viniera al rescate. Era la ocasión ideal para hacerse un poco más fuerte.

Desgraciadamente para Air France-KLM y sobre todo para Alitalia, el plan fracasó, fundamentalmente por la oposición de los sindicatos que, de acuerdo con la legislación italiana, tenían que dar su visto bueno a cualquier cambio de propietario de Alitalia, que hoy en día sigue siendo un operador semipúblico. Las exigencias sindicales, sobre todo en materia de empleo, resultaron inaceptables para el comprador, que acaba de anunciar su marcha atrás. La verdad en que tratar de encontrar una solución italo-italiana para enderezar Alitalia parace dificil hoy en día.

Estoy seguro de que lo que de verdad le obsesiona al ciudadano de a pie es saber de dónde viene ese apetito voraz por hacerse con todo, ese ansia por comprar una empresa deficitaria, al borde de la quiebra. Pues sí,... porque la verdad es que para cargar con una empresa histórica italiana que ya no es lo que era, y además, con todos los sindicatos al acecho, ¡hay que tenerlos bien puestos! Es muy bonito eso de “querer ser el más grande y el más fuerte”, pero bueno, ...¡torres más altas han caído!

El problema está en que nos movemos en el ámbito de los transportes aéreos y eso es como la electricidad, el tren o el teléfono,.....¡que funcionan en red! Y si de repente cae la red,....¡kaput, estás perdido! Imaginaos por un momento que Air France os dice de repente: eh...bueno,....pues, la verdad es que no puedo llevaros a Nápoles porque se nos ha caído la línea para el trayecto Roma-Nápoles...Sería un poco complicado de entender, ¿a que si?

Sin embargo, la cosa es mucho más complicada que todo esto y cuando se compra una empresa aérea, en realidad se compra algo muy preciado: los denominados “slots”, es decir, la asignación de franjas horarias de aterrizaje y de despegue. Y así, cuando una empresa está perfectamente instalada en un aeropuerto y tiene organizada su red de vuelos en un territorio nacional, todo lleno de “slots”, con vuelos regulares y todo eso, es lo que denominamos un “hub”. En realidad, el “hub” de Alitalia es el aeropuerto de Roma-Fiumicino, y con Roma-Fiumicino se puede organizar tranquilamente el tráfico aéreo hacia todos los aeropuertos italianos.

A ver, he hecho el cálculo y me sale lo siguiente: Air France+KLM+Alitalia=Roissy Charles De Gaulle+Amsterdam+Roma-Fiumicino, o sea, un buen pedazo de terreno europeo y con eso, bueno, pues ya se puede empezar a organizar conexiones aquí y allá, jugando con las tres empresas, ¡facilísimo! ¿Os acordais de cuándo os decía  que esto es como una partida de Monopoly? Precisamente hablando de este juego, ¿quién no recuerda que siempre había alguien dispuesto a comprar todas las estaciones y recuperar montones de dinero sin esfuerzo, sin tener que comprar algún hotel? Bueno, pues esto es igual, ...¡pero con aviones!

Al final, si Air France-KLM ha estado dispuesta a correr el riesgo de hacerse con Alitalia es porque el acceso a las redes es un tema que interesa mucho. La mejor prueba de ello es que Air France no suelta el negocio y ya le ha echado el ojo a... Iberia, el operador español. Quizás, en vez de permitir la creación de monopolios europeos, con todo lo que esto conlleva en cuanto a posibles abusos, ya va siendo hora de revisar el sistema de atribución de los famosos “slots” que pertencen, al menos formalmente, a los Estados. Puede que la puesta en marcha de procesos más transparentes de acceso a los “slots” calme un poco la sed de algunos.

Alexis Brunelle

Traduction: Alberto Francisco Lopez