Una segunda oportunidad para el medio ambiente checo

Artículo publicado el 19 de Marzo de 2004
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 19 de Marzo de 2004

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

La transformación económica en la República Checa también ha incidido en la actitud hacia el medio ambiente.

En los primeros países comunistas se había registrado un alto nivel de polución causado por políticas a largo plazo que promovían una excesiva concentración industrial y altos subsidios energéticos. Esta situación empeoró aún más en los años 50 y continuó hasta entrada la década de los 80. Como consecuencia de las fuentes de energía demasiado baratas, algunas áreas aún hoy permanecen con altos niveles de contaminación (por ejemplo el llamado “Triángulo Negro”).

Errores del pasado

La sociedad comenzó a criticar esta situación en 1989. A esto se agregó que, con el acceso a la UE en mayo, la mejora medioambiental se transformó en una de las principales motivaciones para poner en marcha iniciativas que protejan el medio ambiente en la República Checa.

La transformación fue promovida por una comisión gubernamental creada en 1984, hasta 1999 por el Ministerio de Medio Ambiente. El eje fue la implementación de nuevas políticas y su puesta en marcha. Esta “implementación del plan” fue establecida definitivamente en 2003. El coste aproximado del plan es 8.6 billones de euros y está ahora bajo la total competencia del Ministerio de Medio Ambiente desde que se ha firmado el acuerdo de ingreso a la Unión. El trabajo de esta cartera está supervisado por las leyes medioambientales de la UE.

Teniendo en cuenta todo esto, ahora se debe enfocar el área de fuentes de energía renovable. Uno de los objetivos del white paper es alcanzar una utilización del 12% de fuentes renovables hacia finales del 2010. La República Checa está tratando de alcanzar este objetivo a través de un programa nacional basado en el plan trazado en 1991. En aquel programa, la prioridad era reducir los requerimientos de energía de la industria al mismo nivel que los Estados Unidos.

El consumo de energía de la República Checa había sido dos veces más alto que en este país. Hoy, el plan es disminuir la demanda del 2 al 3% anual. Si se alcanza este objetivo, se espera que la economía se vuelva más competitiva e independiente de las fuentes de energía extranjeras.

Fuentes de Energía Renovables

Esto puede alcanzarse de muchas formas, que pueden dividirse en dos grupos: económico (con la liberalización de precios y la supresión de subsidios energéticos, proyectos de subsidios directos, así como con la reducción de tasas ecológicas); o administrativo (a través de objetivos de eficiencia). El coste que se prevé para ello asciende a unos 73 millones de euros.

Los programas ALTENER I y II fueron utilizados para proteger las fuentes de energía renovables. Esto condujo a un aumento de la aplicación de las directivas de la UE, las cuales fueron establecidas con el fin de incrementar el uso de estas fuentes, y se consiguió que el programa diera vida a algunos de los objetivos. Pero la relevancia de aquellos proyectos también residía en que los objetivos que contemplaban serían de gran importancia en el futuro. La República Checa debe continuar mejorando este aspecto para poder ser un socio igualitario en los sectores industriales, para desarrollar fuentes de información y generar aliados internacionales y transregionales. Aunque los proyectos mencionados anteriormente han finalizado y ningún otro los ha reemplazado, aún se espera la llegada de una iniciativa en el futuro cercano. Reconociendo cuánto se ha conseguido con ellos, queda claro que un proyecto de estas características es muy necesario en la República Checa.

La situación medioambiental en este país continuará mejorando durante tanto tiempo como podamos identificar las prioridades y descubrir cómo implementar nuevas políticas efectivas. Se deben restringir, entonces, las actividades económicas que pueden brindar beneficios a corto plazo porque últimamente sólo consiguen dañar el medio ambiente y, por lo tanto, nuestras vidas.

________________________

(1) “Triángulo Negro” se denomina a los enormes depósitos de lignito y plantas industriales en la región que va desde el norte de Bohemia (R.Checa) hasta algunas partes de la Baja Silesia (Polonia) y Saxony (Alemania).