Una superviviente de Utoya bloguea el calvario sufrido

Artículo publicado el 26 de Julio de 2011
Artículo publicado el 26 de Julio de 2011

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Khamshajiny Gunaratnam, miembro de la junta central de la organización de jóvenes del partido laboralista noruego, ha autorizado a cafebabel.com para publicar las entradas de su blog que escribió después de los trágicos sucesos ocurridos el 22 de julio.
76 personas fueron asesinadas en un atentado bomba en Oslo y en la matanza perpetrada en el campamento de verano de Utoya por el fundamentalista ultraderechista Anders Behring Breivik, autor confeso de los hechos.

Sigo en shock. Acabo de llegar a casa. El padre de Prableen nos trajo desde el Hotel Sundvollen. No puedo derramar ni una sola lágrima. Aún no me lo puedo creer: hoy casi me matan. Casi me cazan y casi me matan. El último pensamiento normal que tuve en mi cabeza fue sobre la organización de estudiantes de la AUF (Norwegian labour youth). Acababa de asistir a un taller político –es lo que hacemos en Utoya- y estaba de vuelta a la tienda de la AUF, donde tenía cambio de turno.

Un buen amigo vino y me informó de la explosión ocurrida en Oslo (...) ¿El edificio del gobierno y el Youngstorget? Tenía un nudo en la garganta. El más grande de mi vida. Fuimos convocados a una reunión informativa con los monitores para que todo el mundo tuviera la misma (y la correcta) información. Muchos contactamos con los miembros de nuestras familias en Oslo y verificamos que todos estaban vivos. A mí me confirmaron que tres miembros de mi familia estaban fuera de la ciudad y que uno estaba en el trabajo, lejos de la capital. Pude respirar.

Disparos desde la falda de la colina

Después escuchamos disparos desde la falda de la colina. ¿Quién coño está jugando ahora?, pensamos. ¿Quién no pensó que era solo una broma? Todos los hombres de seguridad llegaron corriendo para decirnos: “escondeos”, “corred al edificio principal”. Corrí a los váteres de la tienda de la AUF. Los disparos se aproximaban. Los segundos en ese váter fueron horribles. Lentamente, pero con seguridad, conseguí poner mi móvil en silencio y colocarlo en el sujetador para no perderlo. Cuando por fin oí una voz que me resultaba familiar, salí. Corrimos detrás del NATO- váter(como lo llaman) y de allí hacia la esquina de la derecha del embarcadero.

Leer la reacción a los asesinatos de Noruega de la prensa europea

Nos caímos en un montón de arbustos y rocas. Me hice muchos cortes. Había, ¿quizás? 15 ó 20 personas. Corrimos y corrimos. Lo peor fue cuando nos enteramos de que el que disparaba iba vestido de policía. ¿En quién podíamos confiar? Todavía seguíamos intentando llamar a la policía. Le dí mi teléfono a Munier y la pedí que actualizara facebook diciendo que todos los que tuvieran una barca en el golfo tenía que ayudarnos. Corríamos hacia atrás y hacia delante cuando los disparos se acercaban. Matti dijo que teníamos que nadar. El secretario general Trond Agnar apareció de repente. Dijo que muchos habían intentado nadar, pero que volvieron porque el agua estaba demasiada fría, demasiado lejos, demasiado difícil simplemente.

Prefiero ahogarme a ser disparada

Prefiero ahogarme a ser disparada. Me quité mi camiseta. Pesaba. También me tuve que quitar los pantalones. Demasiado fría. Matti me salvó. Me hizo nadar tan lejos. “Kamzy, no mires atrás. Mira hacia delante, hacia la tierra del otro lado y piensa que ese es tu objetivo”. Oíamos disparos todo el tiempo. Luego me contaron que él (Anders Behring Breivik) había estado ahí, de pie. Por eso Matti me decía que mirara hacia adelante. Había estado de pie justo en el mismo sitio en el que nos habíamos estado escondiendo. Una barca tiró chalecos salvavidas y luego continuó. Incluso cuando por fin estuvimos en la siguiente barca no me pude relajar. ¡Todavía nos podía alcanzar con su arma!. Me agaché en el suelo de la barca. No me sentía a salvo. Los locales nos ayudaron cuando llegamos. Nos dieron toallas y nos llevaron en coche gasta la gasolinera Esso, donde la policía y el ambulancia estaban ya esperando. Suganthan se acercó a mi con mi móvil y se disculpó porque ya no funcionara. Querido Suganthan, ¡estoy muy feliz porque estés vivo! Una chica muy amable que trabajaba allí nos consiguió ropa y bebidas calientes. Conseguí llamar a mi padre. Me hace tan feliz que se tome estos asuntos de una forma calmada- aunque estaba muerto de preocupación-. Fuimos de los primeros que llegamos al Hotel Sundvollen. Uno detrás de otro iban llegando, llorando, gritando. Los entiendo perfectamente. Simplemente no podía entender y sigo sin poder hacerlo por qué no pude derramar ni una sola lágrima. Solo quiero salir de este estado de shock en el que me encuentro. Fui con Prableen y llegamos a mi casa, donde mi padre estaba esperándome.

¿Qué hemos hecho mal? Los que recurren a la violencia se quedan sin argumentos

¿Quién hace eso? Volar edificios importantes de Oslo y matar a los futuros políticos del partido Arbeider (AP) que van al campamento de verano en Utova. ¿Qué hemos hecho mal? Los que recurren a la violencia se han quedado sin argumentos. Parece tan surrealista. Recomiendo a todo el mundo que vea la conferencia de prensa de Jens Stoltenberg (el Primer ministro de Noruega, político del partido AP) y Knut Storberget. “ Nadie debe bombardearnos de silencio. Nadie debe dispararnos silencio”. Es la hora de cuidar a los otros. Contribuir y levantarnos los unos a los otros. Mostrar las partes más cálidas que tenemos los humanos. Pero el miedo estaba ahí todo el tiempo…no creo que pueda describirlo. También nos informaron todo el tiempo sobre quién, de entre esas 68 personas, había sido disparada…eso lo dejaré fuera. Es desconsiderado con su familias y amigos. No nos merecemos morir. Sólo somos jóvenes normales. Participamos en la política. Queremos hacer el mundo un lugar mejor. Me perdí la parte en que nos convertimos en malos. Estoy pensando en todos y cada uno de los que hoy estuvisteis en Utoya. Espero realmente que todo el mundo sobreviva. Os merecéis algo mejor. Compartir esto era importante para mí. Es importante.

Leer el blog de la autora, publicado en noruego e inglés

Los artículos que  Khamshajiny Gunaratnam publicó en su blog fueron traducidos a seis idiomas por el equipo de cafebabel.com en la mañana del 26 de julio, después de obtener el consentimiento para ello por parte de la superviviente a los sucesos de Utoya. Un diario español de tirada nacional publicó las entradas del blog el 23 de julio a pesar de no haber logrado contactar con la protagonista.

Foto: portada (cc) *MDN+SDS*/ Doddy Shinta/ Flickr/ mdnsds.tumblr.com/Vídeo (cc) Euronews/ Youtube