€uro 2008, un negocio redondo

Artículo publicado el 3 de Junio de 2008
Artículo publicado el 3 de Junio de 2008
La Eurocopa 2004 fue un gran éxito comercial, alcanzando unos ingresos de 760 millones de euros. ¿Cuáles son las perspectivas de la Eurocopa 2008, cuyas entradas, que superaban el millón, ya se han agotado?

 Cuesta muchísimo dinero organizar un torneo de fútbol de primera categoría. En 2004, la UEFA (órgano administrativo del fútbol europeo) gastó 210 millones de euros. Se renovaron estadios y se proporcionó alojamiento y transporte a los participantes y turistas que asistieron al torneo en Portugal, una tarea cara si se tiene en cuenta que los aficionados que se desplazaron hasta el país luso rondaron el millón y medio.

La UEFA empleó los beneficios en financiar otros torneos con menos tirón, como los de categorías femeninas. La mayor parte de las ganancias se obtiene de la venta de entradas, derechos de emisión y derechos publicitarios. Pero el negocio no se acaba aquí.

Existe toda una industria de márquetin a nivel mundial que gira en torno a la Eurocopa: Venta de camisetas, turismo, publicidad… que se transforman en un negocio redondo, no solo para la UEFA, sino también para los equipos, jugadores, empresas y emisoras de radio y televisión. En tan solo unos años, la Eurocopa se ha convertido en todo un negocio que alcanza proporciones mundiales.

Venta de entradas y turismo

Al torneo de 1992 organizado en Suecia asistieron un total de 430.000 personas, unos 28.000 espectadores por partido. Solo ocho equipos jugaban en cuatro estadios diferentes. Estas cifras se duplicaron en el siguiente torneo, celebrado en Inglaterra. En 1996, la UEFA dobló el número de equipos y estadios donde se celebraban los encuentros de la Eurocopa, al darse cuenta de que esto lo convertiría en un negocio aún más rentable. Un total de 1,2 millones de personas (una cifra récord) asistió a los partidos, alcanzando los 41.000 espectadores por partido.

En la edición del año 2000, los resultados no fueron tan espectaculares, aunque tampoco fue moco de pavo: se vendieron el 93% de las entradas. En 2004, los precios oscilaban entre los 35 y los 270 euros por partido. Los organizadores portugueses insistieron en que necesitaban vender al menos un 90% de las localidades, y se alcanzó el objetivo de vender el 95%, consiguiendo colgar el cartel de ‘No hay billetes’ en la mayoría de los partidos. Los beneficios de la venta de entradas alcanzaron los 79,5 millones de euros, cifra que solo representa alrededor del 10% de los ingresos totales del torneo.

Este año se han solicitado casi 10 millones y medio de entradas para la Eurocopa

Para la Eurocopa 2008, si aún no has comprado tus entradas, ya es demasiado tarde. Se han vendido algo más de un millón de entradas. 588.716 hinchas encargaron un total de 10.359.177 entradas antes de la fecha tope del 31 de marzo, lo que multiplica por diez el número de entradas disponibles (dieciocho veces más que las demandadas para la Eurocopa de 2004).

Derechos de emisión

Puede que hubiera 1,2 millones de espectadores en los estadios en 2004, ¿pero qué es eso comparado con 279 millones de televidentes, de los cuales 120 millones residen fuera de Europa? Para aquellos que ven el partido por televisión, que no se imaginen que es algo fácil: las cadenas suelen competir por obtener los derechos de emisión en exclusiva por lo que pagan ingentes cantidades de dinero. En 2004, se obtuvieron 580 millones de euros con los acuerdos de televisión, más del 75% del total de los ingresos.

Este año, la fecha límite para asegurarse los derechos de retransmisión fue el 16 de enero. Canales de 49 países europeos y 19 canales de fuera de Europa emitirán el evento en los cinco continentes. Si no tienes entradas, mira este link para averiguar dónde ver la Eurocopa 2008 por televisión en tu país.

El negocio de las camisetas

Puede que la UEFA gane dinero con las ventas y las retransmisiones, pero la venta de productos con el sello de la Eurocopa también es un elemento clave en los principales eventos deportivos. Videojuegos, camisetas, pósters y publicidad son una fuente principal de ingresos extra para los organizadores, basado en unos principios simples: un jugador que juegue bien venderá más camisetas, así como una selección que se haga con el título. Los buenos partidos también reunirán a un mayor número de espectadores frente a la pantalla.

Por este motivo, la UEFA está preparada para ofrecer grandes primas a los equipos. Obtienen 7,5 millones de euros por participar, 1 millón de euros por partido ganado y 500.000 euros por cada empate. Las primas se doblan en las fases finales. Con la condición de ganar todos y cada uno de los encuentros, el campeón recibirá un total de 23 millones de euros en primas: motivación más que suficiente para que jueguen partidos más entretenidos. Las apuestas también mueven muchísimo dinero, pero esa es otra historia…