Vacaciones, crucifijos y récords. ¿Sabíais que...?

Artículo publicado el 18 de Septiembre de 2007
Revista publicada
Artículo publicado el 18 de Septiembre de 2007
En toda Europa las vacaciones han llegado a su fin, y millones de alumnos están preparados (o casi) para volver a los pupitres.

Finlandia, la primera de la clase

De hecho, los finlandeses hace ya tiempo que acabaron sus vacaciones. Volvieron a la escuela el 12 de agosto y continuarán hasta principios de junio. Además, son los que tienen menos vacaciones a lo largo del año: una semana a mitad de octubre, diez días en Navidad, una semana en febrero (dependiendo de cada zona) y cuatro días en Semana Santa. No sin razón, el informe Pisa (un programa para evaluación internacional de los estudiantes N. del A.) ha decretado Finlandia como el país con el mejor sistema de educación básica de Europa. ¿De dónde sale toda esa superioridad? Primordialmente de los óptimos resultados obtenidos en matemáticas y ciencias, comparables a los de las escuelas asiáticas, consideradas las mejores del mundo. Ahora bien, el mérito no es sólo de los estudiantes; este país nórdico, con sólo una docena de alumnos por clase, invierte alrededor del 7,9% del PIB anual en educación. Unos cuatro puntos porcentuales por encima respecto a las cifras de los últimos de la clase: la República Checa e Irlanda con un 4,4%, la República Eslovaca con un 4,2%, Grecia con el 4,1% y Turquía con un 3,8%.

Italia: “El crucifijo no se quita”

No todos saben que Italia es uno de los pocos países de la UE que exhibe un crucifijo en sus aulas a pesar de que las escuelas son públicas. Esta cuestión se convirtió en 2003 en un polvorín cuando Adel Smith, presidente de la Unión de Musulmanes de Italia, solicitó que se retirara el crucifijo colgado en el aula donde estudiaban sus hijos, ganando la causa. El entonces vicario del Papa, el cardenal Camillo Ruini, salió en defensa del símbolo sacro declarando sin medias tintas: “El crucifijo es el alma de nuestro país, no se quita”. ¿Qué sucede en el resto de Europa? Austria ha elegido la vía del compromiso, exhibiendo el crucifijo sólo en aquellas escuelas donde la mayoría de los alumnos son de fe cristiana. En Francia, que desde siempre ha sido un estado laico, prohíbe la exhibición de símbolos religiosos en espacios públicos (artículo 28 de la Constitución), salvo en los lugares de culto, en los museos y… en las escuelas de Alsacia y Lorena, al nordeste del país. Lo mismo sucede en Alemania (sólo en Baviera), Suiza o Grecia.

Francia, siempre de vacaciones

El 4 de septiembre, tras dos meses de descanso, volvieron a clase también los franceses, los cuales no se andan con chiquitas con esto de las vacaciones. Cada mes y medio de escuela, nuestros primos transpirenaicos disfrutan de dos buenas semanas de vacaciones, sin contar con que cada semana tienen los miércoles completamente libres. Este chollo podría tener los días contados. De hecho muchas familias preferirían que hubiese clases los miércoles en lugar de los sábados, una auténtica revolución. Italia también sabe defenderse en lo que a vacaciones se refiere, con sus irrenunciables tres meses de parón veraniego; seguida de otros países mediterráneos como España, donde las escuelas cierran sus puertas del 21 de junio al 10 de septiembre. Entre los menos afortunados en este ámbito destacan países del norte como Reino Unido, que cuenta con menos de un mes estival de vacaciones (de la última semana de julio a principios de septiembre) o Alemania, ya de vuelta al cole a mediados de agosto.

Foto Escuela en Finlandia (Lehy/Flickr); Imagen Cardenal Ruini & Mr. Burns, de Los Simpson (Racchio/Flickr); Foto, niñas francesas a la salida del cole (Julie70/Flickr)