Valcárcel se 'corona' en Europa

Artículo publicado el 12 de Febrero de 2010
Artículo publicado el 12 de Febrero de 2010
Uno de los hombres fuertes del Partido Popular, el Presidente regional, Ramón Luís Valcárcel, ha sumado estos días un nuevo logro a su boyante currículum profesional, y es que el 'premier' murciano se ha convertido en vicepresidente del Comité de las Regiones hasta 2012, año en el que pasará a presidir el organismo.

Con esto, el presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia será el primer presidente autonómico español que estará al frente del CDR, desde su creación en 1994. Un paso importante para la Región y para el propio Valcárcel, quien ha visto recompensado su esfuerzo y trabajo en el seno de la asamblea de los representantes locales y regionales de la Unión Europea.

Este hecho supone un potente altavoz al papel de Murcia en la UE, ya que este es un foro importantísimo si tenemos en cuenta que alrededor de las tres cuartas partes de la legislación comunitaria se aplica a nivel local o regional, siendo evidente la necesidad de que que los representantes locales y regionales participen en la elaboración de la nueva legislación de la UE.

EL CDR ha ido adquiriendo su ámbito de competencias en los sucesivos Tratados que hoy obligan a la Comisión y al Consejo Europeo a consultar al Comité de las Regiones siempre que se presenten nuevas propuestas en áreas que tengan repercusión a escala local o regional. Así, el Tratado de Maastricht estableció cinco ámbitos de consulta obligatoria: cohesión económica y social, redes de infraestructuras transeuropeas, salud, educación y cultura. El Tratado de Amsterdam añadió otros cinco ámbitos a esta lista: política de empleo, política social, medio ambiente, formación profesional y transporte, quedando así cubierta la mayoría de las actividades de la UE.

Fuera de estos ámbitos, la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo también tienen la posibilidad de consultar al Comité de las Regiones cuando consideren que una propuesta pueda tener repercusiones importantes a escala local o regional. El CDR también puede elaborar dictámenes por iniciativa propia, lo que significa que puede introducir temas en la agenda de la UE.

Pero ahí no acaba todo. Con el recién estrenado Tratado de Lisboa se confirma el derecho del CDR a recurrir al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas para salvaguardar sus prerrogativas, así como el principio de subsidiariedad, derecho ya reconocido por la Convención sobre el futuro de Europa. Esta nueva atribución reforzará el papel político del CDR al permitirle actuar más efi cazmente en favor de los entes territoriales en el ámbito europeo. Además, el Tratado de Lisboa amplía el mandato de los miembros del CDR de 4 a 5 años, divididos en etapas de 2 años y medio, que en este caso se repartirán la socialista italiana, Mercedes Bresso, y el propio Ramón Luís Valcárcel.

valcarcel En estos 15 años de existencia del CDR, el presidente murciano ha defendido importantes dictámenes, como el de cohesión territorial, que fue remitido a la Convención sobre el Futuro de Europa como contribución específica del Comité de las Regiones a ese foro.

También alcanzaron una gran trascendencia su dictamen sobre la sobre catástrofes naturales: incendios, inundaciones y sequía, así como su defensa de una política hídrica “solidaria” en Europa, tema que conoce a la perfeccción el Presidente regional.

Este nombramiento deberá, cuanto menos, sorprender a los responsables de la actual Presidencia española de la UE, al ver que paradójicamente la única Comunidad Autónoma, junto con Navarra, que no alberga acto alguno de este semestre, ha erigido a su Presidente como hombre fuerte de la política regional comunitaria.

¿les servirá esto de escarmiento?

Fotos: Servicio Audiovisual de la Comisión Europea.