Vamos de paseo con el coche feo

Artículo publicado el 12 de Julio de 2007
Artículo publicado el 12 de Julio de 2007
El 60% de los turistas europeos elige el verano para escapar de la rutina laboral. De ellos, el 55% lo hace cogiendo el coche, según Eurostat.

“España: 1 de agosto. Carretera Nacional 340”. Para algunos es sólo una fecha y el nombre de una carretera. Sin embargo, para los millones de turistas que la conocen, es casi como el título de una película de terror. Alemanes y británicos que abarrotan las playas del sur de España, inmigrantes magrebíes que, por unos días, regresan a sus tierras durante el verano, o incluso españoles que se desplazan para disfrutar de sus vacaciones en su país, han sufrido la terrible tortura de la N-340: interminables horas de atasco, encerrados en sus vehículos, a 40 grados centígrados, entre obras de transformación que comenzaron hace más de 10 años y todavía no han acabado.

Desde Cádiz, al sur de la península ibérica, hasta Barcelona, muy cerca ya de Francia, la N-340 pasa por las ciudades de Tarifa y Algeciras, donde Europa y África se dan la mano. Sólo 14 kilómetros separan a esta carretera del continente africano y es allí donde se forman los peores atascos. Quedan muchos kilómetros en los que sólo hay un carril en cada sentido. Todos estos motivos han hecho que un estudio presentado por el RACE (Real Automóvil Club de España) a finales del año 2006 considere la carretera N-340 la carretera más peligrosa de España.

El cerdito europeo

Aunque es un problema que nos afecta a todos los europeos, la UE tiene poco que decir, pues las infraestructuras viales continúan siendo competencia de cada país. A pesar de existir en el Parlamento Europeo una comisión de transportes y turismo, la normativa que allí se discute en este sentido es minúscula. Las instituciones europeas sólo han podido adoptar actos sin carácter vinculante para los Estados miembro, como el Programa de acción europeo de seguridad vial, o la Carta europea de la seguridad vial. Hace poco, se ha retirado del procedimiento legislativo la que hubiera sido la primera propuesta seria de la UE en relación con la gestión de la seguridad en las infraestructuras viarias. En ella, se establecían evaluaciones periódicas de impacto, auditorías e inspecciones en relación con la Seguridad Vial de las principales carreteras europeas. Sin embargo, un grupo de eurodiputados, formados sobre todo por miembros del Partido Popular Europeo, han rechazado el texto, argumentando un excesivo aumento de la burocracia.

Lo paradójico es que la mejora que han experimentado las carreteras de algunos países se debe en especial a los millones de euros que se han destinado desde Bruselas. La propia peligrosidad de la N-340 española ha disminuido en los últimos años gracias a las inyecciones económicas que España ha recibido a través de los fondos FEDER de la Comisión Europea, destinados al desarrollo de las infraestructuras. Sólo en 2005, España recibió 7.878 millones de los fondos europeos (de los cuales 3.378 fueron fondos FEDER), un 24% del total distribuido entre el resto de los Estados. Esas inversiones han logrado que gran parte de la N-340 se haya convertido ya en autovía con doble carril en ambos sentidos.

Hagan caso al Señor Bisonte

Entre los primeros 10 destinos turísticos del mundo se encuentran 6 europeos: Francia, España, Italia, Reino Unido, Alemania y Austria. La autopista A6, que conecta París con Marsella, es la más transitada de Francia. Si quieren evitar accidentes o atascos en ella, lo mejor es preguntarle al señor Bisonte. El Ministerio francés de Desarrollo Ecológico y Sostenible gestiona la página web que dirige este animal peludo, que nos informa de los días de mayor tráfico o de las carreteras más conflictivas. Según las predicciones del señor Bisonte para el verano de 2007, los franceses escogerán los sábados 28 de julio y 4 de agosto como días preferidos para desplazarse. Los españoles, en cambio, son más apresurados y el mismo viernes que comienzan las vacaciones ya estarán pisando el acelerador.

Por su parte, en Italia el lugar más crítico en verano es Bolonia, donde confluyen todas las autopistas que proceden del norte (Milán, Venecia, Turín, …) y que conecta a su vez con la “Autopista del Sol”, que conduce a los turistas hasta Rimini, destino vacacional por excelencia. Tengan cuidado también si viajan al sur, allí pueden encontrar otra pesadilla en la carretera que transcurre por Salerno, la única carretera italiana gratuita. Su estado es tan lamentable que es probable que el Gobierno se avergüence de cobrar a sus usuarios.

Sostenibilidad, ¿donde estás?

¿Faltan carreteras o sobran coches? La lucha contra el cambio climático que abandera la UE parece chocar con las políticas de sus Estados miembro, enfocadas a potenciar un turismo sin frenos. Las estadísticas muestran que el transporte terrestre produce el 80% de los gases contaminantes que se emiten a la atmósfera de la UE. Sin embargo cada vez se construyen más carreteras y autopistas, en las ciudades y en el campo, en la playa y hasta en el mar, como en Holanda.