Vegano en Lituania: No puedes escapar de Romas Zabarauskas

Artículo publicado el 9 de Noviembre de 2015
Artículo publicado el 9 de Noviembre de 2015

El cineasta lituano Romas Zabarauskas explica cómo funciona un plató vegano, y cuenta lo contento que estaba su equipo durante el rodaje de su última película You can't escape Lithuania  sin comer carne. 

La zanahoria es la Health Food definitiva #carrot: tras preguntarle a Romas Zabarauskas si podemos entrevistarle, lo primero que recibo es este selfie. En él se ve al cineasta lituano sin camiseta y con la mencionada zanahoria. ¿Una zanahoria?

El cineasta y activista de 25 años tiene ya varias películas comprometidas en su historial. Romas Zabarauskas ha terminado este verano el montaje de su última película You can't escape Lithuania. En ella, su yo ficticio - un cineasta homosexual (interpretado por Denisas Kolomyckis) -, quiere ayudar a una amiga que supuestamente ha matado a su madre, y a su amante mexicano, a cruzar la frontera. Al principio, lo que faltaba para realizar esta Queer-Roadmovie era dinero. "El centro cinematográfico lituano rechazó nuestra solicitud y sugirió de forma oficial que cambiásemos el tema de la película", ¡Mierda!

#veganfilmmakingchallenge

Tras un crowdfunding, hechos irrefutables y un reto personal, Romas ha conseguido hacer realidad su proyecto, que se estrenará en los cines europeos en 2016. Y es en este momento cuando entra la zanahoria en juego. Cuando Romas comenzó a ser vegano el año pasado, se preguntó si no podría también servir comida vegana a su equipo de rodaje. "Después tuve la idea de utilizarme a mi mismo como ejemplo positivo y realizar una campaña. Las reacciones fueron diferentes: A algunos les encantó, otros lo odiaron".  

Gracias a este Vegan Film making challenge, durante el cual Romas se asoció con la protectora de animales Tušti narvai (Cajas vacías), se pudieron conseguir 3.500 euros para la película indie. El director artístico Giedre Valeisaite y la diseñadora de vestuario Virginija Valeisaite evitan utilizar cuero, piel, lana y otros materiales no veganos.  You can't escape Lithuania es también "tan vegana como se pueda ser, aún a pesar de que la historia no tenga nada que ver con la vida vegana". Romas quiere realizar también en un futuro "shoots veganos", y buscar opciones para que sus platós sean lo más eco-friendly posible. 

Dos pájaros de un tiro

Romas Zabarauskas es un activista a favor de la comunidad LGBT (por ejemplo, fundó la Iniciativa LGBT Friendly Vilnius), se posiciona contra el racismo (como en su última película We Will Riot), es vegano convencido y activista a favor de los animales. Casi nada. ¿No puede pasar que tanto activismo acabe por obstaculizar al propio activismo? "No creo que exista algo así como demasiado activismo. Más bien demasiada injusticia. Considero que todos debemos ser más activos, eso sería lo natural", concluye Romas. 

Desea, ante todo, que durante la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP21) que tendrá lugar en un mes en París se reconozca que el procesamiento cárnico industrial tiene muchísima influencia sobre los gases de efecto invernadero. "Pero no creo que eso ocurra. Si los países firmasen al menos un contrato vinculante para reducir los gases de efecto invernadero y utilizar tecnologías más limpias, ya se habría conseguido algo". 

Con su campaña cinematográfica vegana, Romas ha matado dos pájaros de un tiro: Ha podido hacer público su compromiso, y al mismo tiempo, financiar su película. No pude resistirme a preguntarle si seguiría con lo de ser vegano: "Sí. Soy vegano. ¿Y tú?, ¿Sigues con eso de comer carne y huevos?".

+++

Este perfil forma parte de nuestro proyecto #21faces en el marco de la Conferencia sobre el Cambio Climático COP21 en París.